Inversión

El capital riesgo dispone de 4.000 millones para invertir en España

La captación de recursos de los grupos nacionales se dispara un 51%

Miguel Zurita, Juan Luis Ramírez y Beatriz González, en la presentación de Ascri de ayer.
Miguel Zurita, Juan Luis Ramírez y Beatriz González, en la presentación de Ascri de ayer.

El capital riesgo quiere mantener la tensión inversora en España durante 2017. Según las estimaciones publicadas ayer por la patronal Ascri, el sector cuenta con unos recursos entre 3.500 y 4.000 millones de euros, disponibles para ser invertidos en empresas españolas.

En los últimos tiempos, la actividad ha sido muy intensa. En la presentación ayer de los resultados preliminares de 2016, Ascri destacó que la captación de recursos para invertir por parte de las entidades nacionales privadas superó los 2.233 millones de euros, un 51% más que en 2015, cuando se alcanzaron los 1.373 millones.

Juan Luis Ramírez, nuevo presidente de Ascri, señaló que “la captación ha estado por encima de lo habitual”. En una presentación con los medios de comunicación, el directivo señaló que este dato muestra el buen ritmo de fundraising iniciado en 2014 “y asegura la actividad inversora para los próximos años”. En este caso, la captación de fondos en 2014 también estuvo por encima de los 2.000 millones.

En su informe, la patronal destacó los cierres de los nuevos vehículos de private equity llevados a cabo durante 2016 por parte de firmas como Nazca Capital, Abac Capital, MCH Private Equity, Realza Capital, Alantra y Meridia Capital, entre otras. En el ámbito del denominado venture capital, Ascri citó los cierres de vehículos de inversión de entidades como Ysios Capital Partners, Aurica Capital Desarrollo, Columbus Venture Capital, Kibo Ventures, K Fund, Swanlaab Venture Factory, Samaipata Ventures e Inveready Technology Investment Group.

La asociación destacó también el rol jugado en la captación de nuevos recursos por los fondos de fondos públicos Innvierte, gestionado por CDTI, y FOND-ICO Global, que gestiona Axis.

La patronal confía en que 2017 sea un ejercicio similar a 2016 en número de transacciones y espera que haya nuevas inversiones con un volumen superior a 100 millones de euros, tal y como ha sucedido en 2016.

En este sentido, la inversión del capital riesgo en España aumentó un 3% durante el pasado año hasta alcanzar los 2.992 millones de euros, con un total de 584 operaciones (661 en 2015), según las estimaciones iniciales de la patronal Ascri, que no descarta una revisión al alza en las próximas semanas.

El sector ha vivido un segundo semestre de gran actividad, según explicó Ramírez, quien recordó que en la parte final del año se cerraron siete grandes operaciones, con un volumen cada una por encima de los 100 millones de euros.

Estas transacciones, ejecutadas por grupos internacionales, concentraron el 47% del volumen total invertido en el mercado español. Entre ellas figuran la inversión de Providence en MásMóvil (a través de la ampliación de capital y la emisión de convertibles), Cinven y Canada Pension Plan en Hotelbeds, la citada Cinven en Tinsa, Intermediate Capital en Garnica, Apax Partners en Invent Farma y la asiática Rakuten en Maxi Mobility Spain, matriz de la popular Cabify.

Los grupos internacionales protagonizaron un fuerte empuje, al acaparar un volumen de inversión de 1.988 millones de euros, en 62 operaciones, según las estimaciones de Ascri. Los operadores nacionales privados invirtieron 931 millones de euros en 420 transacciones, mientras que los grupos nacionales públicos invirtieron 74 millones en 102 operaciones.

Por sectores económicos, la informática encabezó la inversión en 2016, con un total de 354 millones de euros en 236 transacciones, por delante de los productos de consumo, con 342 millones; medicina y salud, con 307 millones; productos y servicios audiovisuales, con 259 millones; y comunicaciones, con 254 millones.

Retorno de las OPV en las desinversiones

El volumen de desinversión de los grupos de capital riesgo durante 2016 superó los 1.876 millones de euros en 352 operaciones, un 60% menos. En este caso, la patronal Ascri justificó el descenso la gran actividad desinversora durante los últimos dos años, tras un periodo de escasas salidas entre 2008 y 2013.

Juan Luis Ramírez, presidente de Ascri, indicó que el mercado mantiene las buenas condiciones para desinvertir como la abundante liquidez y las valoraciones atractivas, frente al recalentamiento en otros mercados como los países del norte de Europa.

Además, destacó factores como el retorno de las salidas a Bolsa, como las realizadas por Telepizza y Parques Reunidos. “Hemos visto salidas a Bolsa y ha sido positivo, porque llevábamos tiempo sin verlo”, dijo. No obstante, admitió que la volatilidad del mercado en el segundo semestre ha frenado esta vía de desinversión.

En este caso, la patronal explicó que el mecanismo de desinversión más utilizado, en función del volumen, fue la venta a terceros, con un 48,8% de las operaciones. A continuación se situó la venta a través de la colocación en Bolsa con un 17,6%, por un 15,2% de la venta a otra entidad de capital riesgo.

De igual forma, Ramírez destacó la disminución del reconocimiento de minusvalías, que cayó un 66% en 2016 hasta 141 millones de euros. El ejecutivo precisó que es el registro más bajo desde que comenzó la crisis.

Normas