Financiación

Hispania se propone debutar en el mercado de bonos

El objetivo de la socima es lograr grado de inversion y refinanciar parte de su deuda

Hotel de Hispania en la Cala de San Miguel de Ibiza, adquirido el pasado año.
Hotel de Hispania en la Cala de San Miguel de Ibiza, adquirido el pasado año.

La socimi Hispania se sumará a la emisión de bonos emprendida en los últimos meses por los grandes del sector, como Merlin y Colonial, con el objetivo de diversificar su financiación. Para ello, ha comenzado sondear a las agencias de calificación. Su misión es obtener un investment grade.

Hispania Activos Inmobiliarios está estudiando salir al mercado de capitales con una emisión de bonos para refinanciar parte de su deuda bruta, que actualmente llega a los 631 millones de euros, según señalan fuentes conocedoras de la operación.

La socimi ya ha comenzado el proceso de solicitar rating a las agencias de calificación, con el objetivo de lanzar la operación en los primeros meses del año.

La firma se ha puesto en contacto con las tres grandes –Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch–, aunque no necesitará las calificaciones de todas ellas, sino de una sola o de dos en el caso más ambicioso. El objetivo es lograr una nota de grado de inversión –BBB– o Baa3– , lo que le permitirá salir a un coste razonable al mercado de capitales.

El coste de la financiación de la socimi es del 2,7% y su vencimiento medio supera los siete años

Hispania, participada en un 16% por el fondo del magnate George Soros, se sumará así a las emisiones de bonos emprendidas recientemente por otras empresas del sector.

La socimi Merlin Properties –que forma parte del Ibex 35– acudió al mercado el pasado octubre con una colocación de bonos a 10 años por 800 millones. El rendimiento actual de esa deuda es del 2,3%. Su calificación es de Baa2, un escalón por encima del límite que separa el bono basura del investment grade, según la nomenclatura de Moody’s. Además, Merlin ha asumido otros 1.550 millones de euros de otras dos emisiones de Metrovacesa, con la que culminó su fusión a finales del pasado octubre.

Igualmente, Colonial emitió títulos por 1.250 millones en 2015, para posteriormente recomprar una parte hace dos meses y volver a lanzar otros 600 millones con mejores condiciones. Fue la primera inmobiliaria en obtener grado de inversión, BBB– otorgado por Standard & Poors. Por su parte, Lar España debutó en febrero de 2015 con 140 millones en bonos que ofrecen ahora un 3,3% y que vencen en 2022. La compañía se atrevió a estrenarse sin ninguna calificación.

La deuda actual de Hispania tiene un plazo medio de vencimiento de 7,2 años, con 497 millones a pagar a partir de 2022. El coste medio actual es del 2,7%. Hispania dispone además de coberturas para evitarse sorpresas en los tipos de interés, si estos se giran al alza. El 96% de su deuda está garantizada.

El objetivo de Hispania, señalan las fuentes conocedoras de la operación, es diversificar sus fuentes de financiación.

En términos generales, la estructura óptima del balance de este tipo de compañías descansa sobre tres baluartes: la deuda bancaria con una garantía adicional– en la mayoría de los casos, inmuebles de su cartera–, créditos financieros sin colateral y deuda cotizada.

Con el importe obtenido por los bonos, Hispania amortizaría una parte de la deuda actual. Aprovecha así, además, las buenas condiciones de un mercado con liquidez y en un entorno de tipos de interés bajos. Esta empresa, nacida en 2014 bajo el entonces régimen fiscal especial de las socimis, está encabezada por Concha Osácar y Fernando Gumuzio, y gestionada por Azora. Además, del fondo de Soros, entre sus accionistas se encuentran los fondos Fidelity, FMR, Tamerlane y BlackRock.

Especializados en hoteles

La cartera de activos inmobiliarios de Hispania alcanzó al cierre del tercer trimestre de 2016 un valor de 1.680 millones de euros. La socimi dispone de 36 hoteles en España con 10.407 habitaciones. El 68% del valor de esos activos se ubica en Canarias y el 64% están gestionados por Barceló, con el que dispone una alianza estratégica. Recientemente compró tres establecimientos en la Cala San Miguel de Ibiza por 32 millones.

 

Normas
Entra en El País para participar