Pólizas

La guerra de precios en los seguros de salud se recrudece

Hay compañías que ofrecen renovaciones con descuentos del 25%, de por vida

El odontólogo Pedro Peña, realiza una operación, con unas Google Glass.
El odontólogo Pedro Peña, realiza una operación, con unas Google Glass.

El seguro de salud ha tomado el relevo del de autos como el ramo con más competencia dentro del sector asegurador. Durante los años más duros de la crisis económica, este tipo de coberturas han sido las únicas que, lejos de retroceder, han seguido creciendo de forma ininterrumpida.

La resistencia de este negocio en tiempos de incertidumbre económica ha quedado demostrada. En 2016, las aseguradoras han facturado más de 7.700 millones de euros por este tipo de pólizas, con un incremento cercano al 4%. En los años anteriores, las tasas de crecimiento han estado entre el 1,5% y el 5%, mientras que otros negocios aseguradores sufrían fuertes caídas por la contracción económica.

10,5 millones de asegurados

Los datos disponibles sobre el seguro de salud indican que ya hay más de 10,5 millones de personas que tienen contratada esta cobertura, según los últimos datos facilitados por Unespa, la patronal de las compañías de seguros. En 2015 la cifra de asegurados subió en 81.000 personas. Estas cifras evidencian una estabilidad en la tasa de penetración de este producto en la sociedad. Un 20,4% de la población cuenta con seguro de salud; porcentaje que se eleva al 22,7% en el caso de incluir en el cálculo las personas atendidas por el seguro de salud en el marco de concesiones administrativas.

El desglose según el tipo de seguro contratado es muy variado. Unos 3,5 millones de personas contratan seguros de salud de forma individual. Otros 3,15 millones contrata seguros de salud de forma colectiva (a través de empresas o mutualidades que ofrecen estas coberturas a sus empleados). Hay otros 3,7 millones de personas que tienen pólizas dentales.

Además, hay cerca de dos millones de funcionarios cubiertos por mutualidades, que recurren a los servicios ofrecidos por las aseguradoras privadas. Los trabajadores cubiertos por Muface (Administración General del Estado), Isfas (Ministerio de Defensa) o Mujeju (Ministerio de Justicia) suelen recurrir mayoritariamente a la prestación sanitaria por medio de compañías de seguros concertadas (Adeslas, DKV, Asisa...).

Estos buenos resultados han atraído a nuevos jugadores al sector y han incrementado la presión sobre los precios. El año pasado, la prima media en los seguros de salud más demandados –cuadro médico sin copago– sufrió una caída del 14,4%, hasta quedar en 41,4 euros, de acuerdo con un informe elaborado por el comparador de seguros Rastreator.

Las primas medias de los seguros de salud oscilan entre los 58 euros del cuadro médico con reembolso, como modalidad más cara, y los 2,4 euros del seguro dental, la más barata.

Este mercado ha estado muy concentrado, aunque los nuevos jugadores empiezan a abrirse un hueco. El líder indiscutible es SegurCaixa Adeslas (en la que Mutua Madrileña controla el 51% y CaixaBank el 49%), con una cuota cercana al 28%. Los otros grandes del sector, que también son monocultivo, son Sanitas –del grupo británico Bupa– y Asisa. DKV, la filial de la aseguradora alemana Munich Re, y Mapfre ocupan las siguientes posiciones de la clasificación.


Un año de ofensiva comercial

Los primeros síntomas de la guerra comercial que se libra en el sector se empezaron a detectar hace algo más de un año (en el último trimestre de 2015). Fue entonces cuando empezaron a aparecer ofertas de contratación con bonificaciones del 50%, aseguradoras que regalaban tres meses de cobertura gratuita...

Varios directivos del sector, como el consejero delegado de Sanitas, Iñaki Ereño, alertaron del peligro de que unas ofertas excesivamente agresivas acabaran por deteriorar la prestación ofrecida al paciente.

Durante el año pasado, la batalla se recrudeció. Las compañías han puesto en marcha baterías de teleoperadores para tratar de retener a sus propios clientes con ofertas que llegan a proponer descuentos del 25% de por vida.

El buen momento del sector atrajo ha atraído a nuevas compañías. Néctar Seguros de Salud, filial del Grupo Hna (la Mutualidad de los Arquitectos), tiene como oferta estrella un seguro médico sin copagos, con un precio que parte de los 29 euros al mes, una tarifa impensable hace unos años.

El grupo holandés Aegon también ha apostado con fuerza por el crecimiento de este ramo, y tiene un producto por 39,95 euros al mes. Acunsa, la filial aseguradora de la Clínica Universitaria de Navarra, está intentando crecer fuera de su zona natural aunque, en su caso, ofreciendo primas premium.

Desde las asociaciones de consumidores advierten de la importancia de revisar con detalle las coberturas que ofrecen los seguros muy baratos, así como en las renovaciones de los contratos.

Normas