Banca

Chatear por WhatsApp con tu gestor personal desde una ‘app’

Bankia renueva su aplicación para incorporar la última tecnología

Torre Bankia, sede del banco en Madrid. EFEArchivo
Torre Bankia, sede del banco en Madrid. EFE/Archivo EFE

Renovarse o morir. Ese parece ahora el lema o, más correcto, la carrera que han emprendido las entidades financieras para fidelizar y captar clientes. En este sentido, Bankia ha renovado su aplicación bancaria para incorporar las últimas tecnologías. Lo último que ha lanzado es una nueva app que permite a sus clientes chatear en tiempo real por WhatsApp con su gestor personal desde la nueva app de la entidad financiera. Esta es solo una de las novedades que incorpora la última versión de la aplicación lanzada por el banco, que pretende ser un paso más en el proceso de transformación digital en la que está inmerso en la entidad, a la vez que mejorar la experiencia de los clientes.

La aplicación presenta nuevas funcionalidades, como el módulo de relación entre el cliente y la entidad. Se trata de un espacio desde el cual relacionarse de forma sencilla, ágil y transparente con el banco y, en caso de tenerlo asignado, con el gestor personal. Si no se tiene un gestor asignado, igualmente el cliente puede usar este sistema para recibir ayuda sobre la operativa que quiera realizar.

Pulsando la opción correspondiente de la aplicación, el usuario podrá llamar a su gestor, solicitar que este le llame a la hora que indique, o iniciar con él una conversación vía WhatsApp, con la posibilidad de adjuntar ficheros y enviar notas de voz. Además, dispondrá de un buscador a un histórico de los documentos compartidos con el gestor.

2019, el año del pago por móvil

PwC predice que en 2019 los pagos móviles alcanzarán los 136.000 millones de euros, respecto a los 50.000 millones en 2014, una cifra que incluye el uso de un teléfono móvil para comprar productos en las tiendas y el pago de compras realizadas online. Para Eduardo Esparza, country manager de Affinion en España, “este crecimiento ofrece un gran potencial a las empresas para que creen relaciones más estrechas con sus consumidores, mientras que ofrece un nuevo grado de facilidad al comprar”.

Estas opciones están inicialmente abiertas para los clientes del servicio Conecta con tu experto, aquellos con un mayor grado de digitalización, pero está previsto que durante el primer trimestre del 2017 se amplíen a los clientes de banca personal.

Entre las novedades cabe destacar igualmente las opciones de acceso e identificación, entre las que se incluye el registro mediante huella digital, en aquellos teléfonos que cuenten con lector de huellas, y reconocimiento facial.

Otra nueva y curiosa funcionalidad que incorpora la app es la del apagado y encendido de las tarjetas, que permite al usuario el bloqueo temporal de la tarjeta, permitiendo su reactivación a voluntad del cliente, muy útil para aquellos casos en que el cliente cree haber extraviado su plástico. La app de Bankia incorpora la domiciliación de recibos mediante el envío de una foto. Basta con fotografiar con el móvil el recibo que se quiera domiciliar, seleccionar la cuenta a la que se quiera que se cargue los importes y confirmar la domiciliación.

La aplicación Bankia para dispositivos móviles ofrece una nueva navegación, con un menú, al que se podrá acceder en cualquier parte de la app, y una posición global, desde la que el cliente podrá acceder a todos sus servicios en un solo clic, más sencillos e intuitivos. Además, la app ofrece al usuario la posibilidad de acceder a la opción de ayuda a lo largo de toda la navegación.

En la actualidad, Bankia cuenta con más de 1,5 millones de clientes activos que usan un dispositivo móvil (teléfono o tableta) para conectarse a los canales online de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, de los que cerca de un millón utilizan habitualmente la app de este banco, cuyo número de usuarios ha crecido un 36% desde septiembre de 2015. El número de conexiones mensuales medias por cliente asciende a 14,6.

El servicio gratuito conecta con tu experto, especializado en dar servicio y asesoramiento personalizado de forma remota a clientes digitales, atiende a más de 220.000 clientes y está previsto que a finales de 2017 unas 500.000 personas hagan uso de esta fórmula digital.

El proyecto de Bankia de crecer en clientes digitales le ha llevado a eximir “para siempre” del pago de comisiones a sus clientes con este perfil. Esta nueva cuenta, que pueden contratar tanto clientes como no clientes y que no exige requisitos adicionales, está dirigida a usuarios que prácticamente no pisa la oficina bancaria.

El banco ha explicado que la correspondencia se realizará exclusivamente por medios digitales y las operaciones transaccionales se llevarán a cabo por canales distintos del de la oficina.

El cliente de banca online, el más satisfecho, según la OCU

Los clientes de banca online y de pequeñas entidades especializadas, como Triodos Bank o la Caja de Arquitectos, son los más satisfechos, según la encuesta anual que realiza la OCU entre sus socios. Con una muestra de 9.870 socios, la encuesta concluye que Triodos Bank es la entidad con mejor valoración global, a pesar de que dispone de productos que no siempre son los más competitivos. “Parece que los clientes, además de las condiciones financieras, valoran los aspectos de banca ética y sostenible que impulsa esta entidad”, ha explicado OCU en un comunicado.
La organización de consumidores ha advertido de que ninguno de los cinco grandes bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell) consiguen posicionarse entre los mejor valorados. No obstante, todos, salvo Santander, suben algunas posiciones, sobre todo Bankia, un hecho que OCU ha atribuido a la devolución del dinero por la venta de participaciones preferentes y de acciones en su salida a Bolsa. El problema más frecuente de los clientes, según OCU, es la discrepancia con las comisiones y gastos que se cargan, especialmente en entidades como BMN (46%), Liberbank (45%), CX (45%) y Banco Pastor (44%). “Uno de los efectos de la crisis financiera ha sido el incremento de multitud de comisiones por parte de las entidades, con el fin de aumentar sus márgenes. En muchos casos no se informa adecuadamente a los clientes, que se encuentran con el cobro de comisiones inesperadas”, ha destacado. La OCU ha concluido que los clientes valoran más que los productos de su entidad sean “sencillos y fáciles” de entender, con una estructura clara de comisiones, frente a productos con unas condiciones muy buenas, pero sujetos al cumplimiento de múltiples condiciones.

Normas