Datos macro

El tirón del consumo impulsa las ventas de las grandes superficies

Los mayores incrementos se producen en Canarias y Baleares, dos de las comunidades que más visitantes extranjeros reciben

ventas black friday Ampliar foto

Los analistas nacionales e internacionales coinciden en que España cerrará este ejercicio con un crecimiento del PIB superior al 3% y que casi la totalidad del mismo se deberá a la pujanza del consumo de los hogares, animados por la baja inflación, las rebajas fiscales o la mejora del empleo. Una tesis que no se pudo comprobar en octubre, en el que las ventas del comercio minorista crecieron un pobre 0,6% anual (el nivel más bajo desde noviembre de 2014), pero que sí se ha podido constatar en noviembre.

La facturación encadena 27 meses de incrementos y la ocupación 30 meses.

La estadística mensual que elabora el INE revela que las ventas recuperaron pulso ese mes y crecieron un 4% en noviembre (corregidas de efectos de calendario y estacionales la subida se modera al 3,3%), con lo que encadenan 27 meses consecutivos de incrementos. En ello ha tenido mucho que ver la coincidencia del Black Friday (el viernes de descuentos importado de EE UU), en el que se concentran gran parte de las ventas del comercio (las previsiones para este año apuntan a una facturación superior a los 300 millones de euros) y el inicio de las compras para la campaña navideña.

Las ventas crecen en todos los productos y en todos los segmentos, aunque la variación positiva es especialmente llamativa en el caso de las grandes cadenas (aquellas empresas que tienen 25 o más locales o más de 50 asalariados) y las grandes superficies (aquellos con una superficie de exposición superior a 2.500 metros cuadrados). Corregidas de efectos estacionales y de calendario, las ventas de las grandes superficies crecen un 4,8%, mientras que las grandes cadenas se anotan un avance del 3,8%.

El 15,9% de los afiliados a la Seguridad Social están empleados en el comercio

La subida de la facturación también es generalizada en todas las autonomías (ninguna decrece), sobre todo en aquellas volcadas en el turismo. El mayor incremento anual en noviembre se produce en la Comunidad Valenciana, con un 6% más, seguida por Baleares y Canarias, con un alza del 5,6%. Entre enero y octubre

La mayor facturación se ha visto respaldada por una mayor contratación de empleados. La ocupación creció un 1,7% en noviembre, con un comportamiento muy diferenciado entre pequeños y grandes establecimientos. En los primeros apenas alcanza el 1%, mientras que en las grandes superficies, el empleo crece un 3,2% anual y en las grandes cadenas llega al 3,5%. Todo ello llevo a que el comercio se destacara ese mes como la actividad que más puestos de trabajo generó en noviembre (había 2,31 millones de afiliados, lo que supone el 15,9% del total del régimen general). Respecto al mismo mes de 2015, el incremento fue de 77.283 cotizantes, tan solo por detrás de la hostelería, con un aumento de 83.644.

Resultados desiguales

Desde la Confederación Española de Comercio (CEC) calificaron el primer mes de la campaña de Navidad como “positivo aunque desigual”, ya que algunas regiones no están viendo cumplidas sus expectativas de venta, frente a “la mejor campaña de los últimos ocho años” que está experimentando el sector en su conjunto. En un comunicado de prensa, la Confederación señala que la reactivación del consumo en la mayor parte del comercio de proximidad se ha producido en el periodo comprendido entre el 25 de noviembre y el 25 de diciembre. De mantenerse esta tendencia, la entidad asegura que se cumpliría la previsión de crecimiento interanual de las ventas en un 6% para todo el conjunto de la campaña de navidad

La Confederación apunta algunos lugares donde no se han cumplido las expecativas por distintas circunstancias. Es el caso de Andalucía, en el que las ventas se concentran fundamentalmente en la primera semana de enero y en diciembre apenas hay actividad comercial. O el de Murcia, una de las comunidades más afectadas por los temporales acontecidos en diciembre, en la que apenas ha habido ventas. La patronal también ha detectado cambios en los patrones de comportamiento de los consumidores, como en Soria, en la que se ha producido una fuerte consolidación del comercio electrónico en detrimento de la tienda física.

En cualquier caso, la CEC subraya “el marcado optimismo de las pymes y autónomos de comercio”. Incluso los comerciantes que, de momento no han cumplido sus previsiones de venta “confían en llevar a cabo un buen cierre de campaña de Navidad y también un buen inicio de rebajas de invierno”.

Normas