Alimentación

Pescanova: sin información para poder volver a cotizar

Asegura que no está en condiciones de poder aportar toda la información que le ha solicitado el regulador

Pescanova ha informado hoy de que “todavía” no puede aportar toda la información acerca del plan estratégico de Nueva Pescanova que le pide la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes de evaluar su petición de volver a cotizar en Bolsa.

La compañía “todavía no está en condiciones de poder aportar toda la información acerca del plan estratégico de Nueva Pescanova requerida por la CNMV, que incluiría el eventual proyecto de refuerzo patrimonial, por no disponer todavía de esa información”, ha señalado Pescanova S.A. en un comunicado al regulador.

La compañía ha indicado que una vez que disponga de esa información, que incluiría el eventual proyecto de refuerzo patrimonial, se completará la respuesta al requerimiento, que será remitido al regulador.

En verano pasado, la CNMV reclamó “información adicional” a la conocida como “Vieja Pescanova” antes de evaluar su petición de volver a cotizar en Bolsa.

El regulador bursátil ha considerado que los datos suministrados por Pescanova S.A. -una sociedad de cartera sin más actividad que la financiera- no son suficientes, por lo que antes de evaluar si levanta la suspensión de cotización sobre sus acciones -vigente desde 2013- le requiere que complete esa información.

La firma se declaró en concurso de acreedores en 2013 después de que una auditoría detectase un “agujero” en sus cuentas estimado por Deloitte en 1.667 millones de euros, y dos años más tarde se procedió a su refundación bajo el nombre de Nueva Pescanova.

Esta nueva compañía es propiedad en un 80 % de los siete bancos acreedores (Sabadell, Popular, Abanca, Bankia, BBVA, CaixaBank y UBI Banca) y el restante 20 % está en manos de los cerca de 9.000 accionistas de la “antigua” Pescanova, que desde octubre de 2015 reclaman que la CNMV autorice su regreso al parqué. EFECOM

Normas