Un nuevo control de seguridad para entrar en EE.UU.: tus redes sociales

Un nuevo control de seguridad para entrar en EE.UU.: tus redes sociales

La psicosis de la seguridad en EE.UU. ha superado una nueva cota. Hace seis meses que se proponía la medida de que a quien entre en el país norteamericano se le pueda exigir la declaración de sus reds sociales. Esta propuesta del gobierno Obama se ha puesto en marcha justo a unas pocas semanas de acabar su mandato.

Es por ello que si viajas a EE.UU. estas Navidades, a parte del pasaporte, la VISA o el ESTA, también preparate a mostrar tus cuentas en Facebook, Twitter, Instagram, etc. para ser analizado en ellas. Cómo de costumbre, el peligro terrorista y el uso que han hecho los yihaidistas de las redes sociales es el motivo que esgrimen las autoridades estadounidenses.

Un campo más en la declaración para entrar en EE.UU.

Lo que se suele hacer es que en los vuelos que aterrizan en EE.UU., en el papel que se entrega a los viajeros para indicar diferentes declaraciones, ahora incluirá un campo para ingresar nuestras identidades en redes sociales. Esto no se pedirá a todos los viajeros, pero pueden ser objeto de investigación tanto los que las indiquen como aquellos que se nieguen a aportar estos datos - como ocurre con cualquier otro que se solicita en la declaración para entrar en el país -.

Google o Facebook ya indicaron que la medida no les parecía bien y sobre todo desconfiaban de cómo se iban a tratar los datos de los usuarios obtenidos de esa forma. Sospechaban que no habría suficientes garantías para que las diferentes agencias del Gobierno no utilizara esos datos de forma poco honesta. De hecho, Michael W. Macleod-Ball, responsable de la oficina en Washington de la Unión de Libertades Civiles Estadounidense, ya afirmó que no quedaba suficientemente claro cómo se guardaría esa información y quién tendría acceso a ella.

Viajeros en la zona de llegadas de la T4, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EFEArchivo
Viajeros en la zona de llegadas de la T4, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EFE/Archivo EFE

Por otra parte, las asociaciones pro derechos humanos han indicado que temen que con el cambio de presidencia de la Casa Blanca, estas medidas lejos de ajustarse se extiendan y empeoren.

Habrá que ver hasta dónde llega la medida pero dado el férreo control que hay ya de los inmigrantes y las ideas manifestadas por Donald Trump, el problema no es que ahora hay que dar nuestro perfil de Twitter o la página de Facebook, sino lo que se nos exigirá a partir de ahora.

Normas