Telecomunicaciones

La CNMC fija en 18,8 millones el coste del servicio universal de telecos

Mantiene la tendencia decreciente y cae un 3,9% en el ejercicio de 2014

Cabina telefónica.
Cabina telefónica.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha estimado en 18,8 millones de euros el coste de prestar el servicio universal en el año 2014, un 3,9% menos que el año anterior.

En un comunicado, la autoridad reguladora ha indicado que Telefónica y su filial TTP (Telefónica Telecomunicaciones Públicas), fueron las compañías designadas para prestar el servicio universal en España en el año 2014.

La CNMC indicó que el coste de prestar el servicio universal en zonas no rentables en 2014 fue de 15,4 millones de euros, mientras que el coste asociado a los usuarios con tarifas especiales y a los usuarios con discapacidad ascendió a 7,8 millones y 16.032 euros respectivamente.

Por su parte, el coste de neto por el servicio de cabinas telefónicas durante el año 2014 alcanzó los 1,3 millones de euros.

Con respecto a los beneficios no monetarios que les supone a las empresas ofrecer los distintos componentes del servicio universal telefónico a los ciudadanos, la CNMC ha estimado que en 2014 ascendieron a 5,9 millones de euros. “Telefónica y TTP obtienen beneficios intangibles por prestar el servicio universal relacionados con su imagen de marca, la ubicuidad, el ciclo de vida de los clientes y la publicidad y exposición de logo en las cabinas”, explica.

El servicio universal de telecomunicaciones, que garantiza que todos los usuarios puedan tener acceso a la red telefónica pública fija desde cualquier ubicación geográfica y a un precio asequible, se enfrenta a un momento de incertidumbre en algunos de sus ámbitos. Y es que los concursos públicos para la designación del operador encargado de la prestación de los servicios universales relativos a la oferta de cabinas y la elaboración y entrega de guías telefónicas han quedado desiertos por la ausencia de participantes en ambos procesos.

El Gobierno dispone ahora de un plazo para obligar a una compañía a encargarse de la gestión de este servicio universal, dado que no puede quedar vacante la prestación de los servicios relativos a la oferta de cabinas y la elaboración y entrega de guías telefónicas.

 

Normas