Política

Teresa Rodríguez denuncia por acoso sexual al empresario Manuel Muñoz

El presidente de la Camara de Comercio de Sevilla me ha pedido disculpas "por no saber reaccionar a tiempo"

Teresa Rodríguez denuncia por acoso sexual al empresario Manuel Muñoz

La diputada por Podemos en el Parlamento andaluz, Teresa Rodríguez ha asegurado en su perfil de Facebook que ha iniciado acciones legales contra el empresario andaluz Manuel Muñoz Medina, propietario de la empresa de decoración Guadarte.

Según la declaración de Rodriguez, el empresario se abalanzo sobre ella, el pasado 20 de diciembre en la sede de la Cámara de comercio de Sevilla y "propinándome un empujón tapó mi boca con la mano y simuló besarme con su mano de por medio".

Asegura que se sintió paralizada, humillada y ultrajada. "La escena discurre en dos metros cuadrados de una esquina del pasillo de la Cámara de Comercio en la que me encuentro entre tres señores voluminosos que ríen por una situación que me resulta humillante y degradante. La única en reaccionar es la trabajadora que me había acompañado hasta allí. Abrió los ojos claramente escandalizada a dos pasos de la escena y me preguntó “¿pero lo conoces?”, queriendo saber si había conocimiento mutuo o familiaridad previa. Le dije que no, y aún así el señor que me había amordazado, empujado, y dado un “beso fingido” en la boca, lejos de disculparse comentó: “claro que la conozco, estoy harto de verla en la tele”. Claramente impactada y ofendida salí de la esquina y me fui con la trabajadora escalera abajo", subraya la diputada regional.

El empresario y vocal de la Cámara de Comercia de Sevilla, Manuel Muñoz Medina, ha admitido los hechos relatados por la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y ha dicho sentirse “muy afectado” y “arrepentido” por lo que considera “una broma de mal gusto”.

"En el día de hoy, continúa Rodriguez en su página de Facebook, he emprendido acciones legales contra el Sr. Muñoz Medina porque entiendo que, en mi caso, no es solo un derecho, más aún, es una obligación no dejar pasar actos de este tipo por su claro cariz sexista y por formar parte de lo que consideramos violencias machistas. Entiendo que luchar contra las violencias machistas supone no dejar pasar ninguna agresión, no guardar silencio en ningún caso y es por ello que lo hago público, también por quien lo sufre y no puede denunciarlo con el altavoz que la ciudadanía me ha otorgado"

Normas