Breakingviews

Nokia dice adiós al dinero de las patentes

La guerra con Apple puede hacer caer dos dígitos la acción de la compañía finesa

Sede de Nokia, en Espoo (Finlandia).
Sede de Nokia, en Espoo (Finlandia).

Un nuevo frente en las guerras de patentes de smartphones podría afectar a los inversores de Nokia. Los finlandeses contra demandaron a Apple el miércoles por infracción de patentes, después de que los estadounidenses les acusaran de querer cobrar licencias exorbitantes. Una larga guerra judicial podría hundir las ganancias de Nokia.

El presidente ejecutivo, Rajeev Suri, ha impulsado fuertes recortes de empleos y otros ahorros, que ayudaron a aumentar el margen bruto no NIIF del tercer trimestre en dos puntos porcentuales interanuales, hasta el 40%. Pero la mejora también se debe a su negocio de patentes, Nokia Technologies, que expide licencias a fabricantes como Apple y Samsung. Generó solo el 4% de los ingresos entre enero y septiembre, pero su margen operativo, del 56%, fue muy superior al global del grupo, 7%.

Las disputas sobre licencias suelen tardar dos años en resolverse

Eso ha compensado la caída del negocio principal de Nokia, el de redes. El 5G sigue estando lejos. Dado que Ericsson y Apple acordaron hace un año un nuevo acuerdo de licencia de patentes globales, con unos royalties estimados del 0,48%, según Credit Suisse, la esperanza era que Nokia hiciera lo mismo cuando venciera la licencia actual de Apple, a finales de año. Y la alta calidad de las patentes finesas daban a los inversores esperanzas legítimas de obtener un beneficio mayor.

La pelea puede acabar con ellas. Nokia anunció recientemente que sus acuerdos de licencia, por un valor de 150 millones de euros –frente a unos ingresos anuales previstos de 950 millones– expirarían antes de final de año. Si la mayoría son de Apple, y este gana todas las demandas, la acción de Nokia podría sufrir una caída de dos dígitos respecto a antes de las hostilidades, según UBS. La acción bajó ayer un 5%, lo que implica que puede caer más. Y las disputas sobre licencias suelen tardar dos años en resolverse.

Normas