Comunidades autónomas

Montoro prestará 4.548 millones a las comunidades para cerrar el año

Hacienda rechaza el criterio de la Airef de fijar déficits asimétricos

Las comunidades deben reducir su desfase al 0,6% del PIB

El Ministerio de Hacienda comunicó ayer oficialmente a las comunidades autónomas que el objetivo de déficit del próximo año queda en el 0,6% del PIB, una décima menos que el límite de este año. El Gobierno rechazó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera establecer umbrales diferenciados como reclamó la Airef. Montoro también anunció que las comunidades recibirán a través del FLA 4.548 millones para cerrar el año.

Hacienda impide que el segundo de Junqueras vote porque no tiene cargo de consejero

 El último Consejo de Política Fiscal y Financiera del año siguió el guión previsto. En cumplimiento de la normativa, Hacienda trasladó oficialmente el objetivo de déficit público individualizado para cada comunidad. Todas ellas tienen el mismo límite, por lo que no hubo discusiones entre ellas en este apartado, pero sí hacia el Gobierno. Los mayores reproches partieron de comunidades como Valencia o Cataluña. El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, no acudió a la cita y en su lugar envió al secretario de Economía del Gobierno catalán, Pere Aragonès. “Es absolutamente injusto el criterio de establecer un 0,6% y no otra cifra, es absolutamente arbitrario, no se basa en ninguna métrica y no se han tenido en cuenta los criterios de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), manifestó Aragonès. El Gobierno rechazó que el representante catalán participara en las votaciones con el argumento de que no tiene rango de consejero autonómico. Aragonés restó importancia a este hecho y recordó que el Ministerio de Hacienda cuenta con una amplia mayoría porque le corresponden la mitad de los votos del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El presidente de la Airef, José Luis Escrivá, intervino en la reunión para presentar un avance de un informe que se publicará hoy y defendió que se fijen objetivos asimétricos que tengan en cuenta la situación de cada una de las comunidades. En su opinión, hay autonomías que podrían situar su déficit por debajo de los límites de Hacienda si se les impusiera un umbral más exigente y otras que incumplirán el objetivo con toda seguridad. La Airef sostiene que adecuar los objetivos a la realidad de cada comunidad permitiría una reducción mayor de los números rojos agregados.

Hacienda, sin embargo, es partidaria de mantener un límite común. Montoro defendió que esta opción es “casi por un sentido práctico”. Señaló que el margen para aprobar los objetivos y fijar la financiación para cada comunidad ha sido escaso y entrar en un debate sobre un reparto asimétrico del déficit hubiera supuestos probablemente no llegar a tiempo para aprobar los objetivos.

La reunión también sirvió para que Hacienda comunicará los recursos que repartirá para cerrar el año. En total, las comunidades recibirán 4.548 millones a través de los préstamos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Montoro señaló que, a lo largo de 2016, los mecanismos de liquidez para las autonomías suman 31.500 millones. La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos acordó ayer transferir 1.638 millones del llamado extra FLA, que sirven para cubrir los desvíos del objetivo de déficit y que procede de las comunidades como Madrid que renunciaron a acogerse a la ayuda. La Comisión Delegada del Gobierno se volverá a reunir hoy para asignar otros 2.909 millones en préstamos para las comunidades. Este importe deriva del incremento del objetivo de déficit público para este año, que pasó del 0,3% al 0,7% del PIB. El Consejo de Ministros también aprobará mañana una autorización de endeudamiento a Madrid para que pueda acudir a los mercados y financiar el incremento de los límites de déficit.

De los 4.458 millones que recibirán las comunidades acogidas al FLA o al Fondo de Facilidad Financiera, el 28% corresponderá a Cataluña y el 21% a la Comunidad Valenciana. Ambas autonomías son las principales receptoras de los mecanismos de liquidez. La situación fiscal de las comunidades ha mejorado notablemente. Para el próximo año, el mayor esfuerzo de reducción del déficit recaerá sobre la Administración central. Hoy, la máxima preocupación es el estado de la Seguridad Social, cuyo déficit alcanzará este año el 1,7% del PIB.

Normas