Comisión del Pacto de Toledo

Hacienda garantiza que acudirá al rescate del sistema

Nadal asegura que las prestaciones deberian financiarse con cuotas

El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal.
El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal.

 Poco después de que comenzara la reunión entre la ministra de Empleo y los máximos responsables de la patronal y los sindicatos, en el Congreso comparecía el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, ante la Comisión del Pacto de Toledo con un discurso que pretendió ser tranquilizador sobre la sostenibilidad futura del sistema público de pensiones. En este sentido, aseguró que en épocas de recesión económica el sistema tributario “siempre va a sostener” las pensiones en España, si bien defendió que cuando la economía esté a “plena capacidad”, el sistema debe ser “autosostenible” y tener la capacidad de financiarse “exclusivamente” a través de cotizaciones sociales para pagar las prestaciones básicas contributivas del sistema.

No a la creación de un impuesto específico

El secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, se mostró contrario a implantar un impuesto específico para financiar las pensiones. Además, recordó que los Presupuestos ya financian vía impuestos las pensiones no contributivas (2.257 millones), las de incapacidad (1.290 millones), los complementos a mínimos (7.302 millones), las prestaciones de protección familiar no contributivas (1.457 millones) y el subsidio de maternidad (550 millones) o los servicios sociales no transferidos a las regiones (139). A estas también se suman las prestaciones de la Ley de Dependencia (1.177 millones), los servicios sanitarios no transferidos y los sistemas de financiación autonómica que paga la sanidad, cuyo montante asciende a más de 60.000 millones.

Por su parte, la Seguridad Social sufraga los 108.000 millones que suponen las pensiones contributivas, distribuidas en las pensiones por jubilación (76.000 millones), incapacidad permanente (11.000 millones), viudedad (18.000 millones) y a favor de un familiar (253 millones), así como la incapacidad temporal (6.549 millones), maternidad, paternidad y riesgos por embarazo y lactancia (2.166 millones) y las prestaciones y entregas únicas reglamentarias (158 millones). Por último, exigió “no olvidar” que el pago de las cotizaciones supone una carga impositiva al trabajo, por lo que puntualizó que “con una importante tasa de desempleo es fundamental que esta carga sea la justa”.

También, abogó por ligar el crecimiento de las pensiones y su poder adquisitivo con el alza de la productividad y los factores demográficos, y recalcó que lo “fundamental” para garantizar el sistema es el crecimiento económico y del empleo.

Es más, Nadal explicó que aunque desapareciese el Fondo de Reserva de las pensiones, más conocido como hucha de las pensiones, el pago de las mismas estará garantizado igualmente porque se seguirán produciendo transferencias de los Presupuestos Generales del Estado a la Seguridad Social. “Cuando sea necesario el sistema tributario siempre va a ir en ayuda del sistema de pensiones, como no podía ser de otra manera”, indicó el secretario de Estado, quien afirmó que lo “fundamental” para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones es continuar con las reformas estructurales que permitan proseguir con el crecimiento económico y la generación de empleo, al ser “básico” para sufragar las pensiones a través de las cotizaciones.

De cara al futuro, Nadal abogó por seguir introduciendo el factor de sostenibilidad como elemento demográfico básico a la hora de pensar en pensiones futuras y seguir progresando en la desindexación de la economía, de forma que la referencia sea el IPC del conjunto de la zona euro y no la evolución de los precios en España. Además, recordó que el crecimiento de las pensiones y el alza de su poder adquisitivo “debe estar correlacionado con el crecimiento de la productividad y los factores demográficos del país”.

En este sentido, insistió en que el cálculo de parámetros de la Seguridad Social tiene que tener en cuenta factores como la demografía, la inmigración, el crecimiento de la población y del empleo, ya que “no siempre se han tenido en cuenta a la hora de calcular las pensiones”. “España tiene un buen sistema de pensiones en comparación a países de su entorno”, apostilló. En cualquier caso, Nadal dio un “gran aprobado” al “sólido” sistema de pensiones, y destacó que mientras que en 2011 por cada nuevo pensionista se destruían tres puestos de trabajo, hoy por cada nuevo pensionista se suman al sistema siete nuevos cotizantes.

Por otra parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, defendió en el Senado la buena evolución de los ingresos públicos, que cerrarán el año con el segundo mayor dato de la historia. Aun así, en términos relativos, la recaudación sigue en cifras inferiores a los ejercicios previos a la crisis. El ministro de Hacienda defendió que tras los cambios aprobados en el impuesto sobre sociedades, la recaudación de este tributo aumentará un 13% este año. Las empresas consideran desleal que el Ejecutivo haya modificado en diciembre el tributo con efectos para todo el ejercicio 2016.

Normas