Balance anual

BME: las OPV volverán tras el “frenazo” del ‘brexit’

Zoido: “La victoria del nuevo presidente de EE UU también deja unos mercados expectantes”

Antonio J. Zoido, presidente de BME
Antonio J. Zoido, presidente de BME

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio J. Zoido hizo balance de 2016 y adelantó que el trabajo del Ejecutivo para “mejorar las cuentas de la economía española coincidirá con un cambio en las políticas monetarias de EE UU y, quizá, de Europa”.

 Difícil e inédito fueron los adjetivos empleados por el presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio J. Zoido, para calificar 2016. En su tradicional almuerzo navideño en el que hace balance del año, el presidente de BME ha asegurado que “hemos vivido situaciones históricas en España, Europa y EEUU” en los últimos meses. Durante su discurso, Zoido también se ha referido a la economía española a la que le “tocó convivir casi un año con un Gobierno en funciones, con las lógicas consecuencias”.

Pese a admitir que en 2017, habrá nuevas incertidumbres en el mercado como la victoria del nuevo presidente de EE UU que, “deja a los mercados expectantes” o la ralentización de la economía china que “mantiene preocupado a los inversores”, Zoido cree que las salidas a Bolsa se reavivarán en los próximos doce meses.

“El frenazo experimentado en todo el mundo por las salidas a Bolsa, en especial en Europa tras el brexit, está retrasando muchos planes de salidas a Bolsa”. Según los datos de BME, en la última década, desde que BME comenzó a cotizar en julio de 2006, la Bolsa española ha facilitado más de 460.000 millones de dólares de nuevos flujos de inversión y financiación a las compañías cotizadas.

A pesar del año complicado para los mercados de renta variable que está a punto de terminar, ha habido cuatro compañías que han debutado en el mercado continuo. Dominion, Parques Reunidos, la embotelladora de Coca-Cola y Telepizza han sido las nuevas compañías en aterrizar en el parqué. Telefónica canceló en pleno proceso de salida a Bolsa el desembarcó bursátil de su filial Telxius.

Nuevos retos

2017 será un año en el que la política internacional va a continuar siendo protagonista, entre otras razones por las elecciones en Francia y Alemania. En este contexto, Zoido explicó que en este entorno, los mercados se enfrentan varios retos, entre ellos la “adecuación de la normativa impuesta desde Europa, y el crecimiento y desarrollo que respondan a los cambios que demanda el sector y los inversores”.

En este sentido, el presidente de BME explicó que la Bolsa española seguirá con su “estrategia de poner en marcha proyectos que generan valor al mercado, como siempre ha hecho”.

A falta de nueve jornadas para cerrar el año, el Ibex está practicamente en el mismo nivel en el que lo comenzó. Los mercados de valores del mundo han sufrido una caída generalizada de los volúmenes de contratación por los episodios sufridos durante el año. La Bolsa española ha negociado hasta noviembre 603.000 millones de euros, según los datos de BME.

Propiedad de las acciones

“Los inversores internacionales no dejan de apostar por la Bolsa española, a pesar de que la situación no ha sido la más idónea”, recordó Zoido. Si al cierre del año 2015 los inversores extranjeros eran propietarios del 42,3% del valor de las empresas españolas cotizadas, el segundo valor más alto de la serie histórica, las estimaciones correspondientes al primer semestre de 2016 apuntan a que se ha llegado al 43,2%.Si estos datos se mantienen al cierre del año 2016 representarían un nuevo récord.

En cuánto a las familias y, tras el recorte de 2015, los datos provisionales del primer semestre de 2016 apuntan a un repunte hasta el 23,4%.

Dividendos de récord

Históricamente, la Bolsa española se ha caracterizado por ser líder en rentabilidad por dividendo. “Un año más la Bolsa española sigue liderando el ranking de rentabilidad por dividendo entre las principales Bolsas desarrolladas del mundo. Según datos de BME, a cierre de octubre esta cifra era del 4,6%, cerca de 0,4 décimas porcentuales por encima de su promedio mensual de los últimos 28 años. Y es que, según los datos del balance anual de BME, la rentabilidad por dividendo de la Bolsa española es desde hace diez años la mas elevada entre las Bolsas desarrolladas del mundo y su promedio en los últimos 30 es del orden del 4% y también el más alto en comparación internacional con otros mercados homologables en tamaño y desarrollo.

Aunque lejos de las cifras de récord repartidas en otros ejercicios, en lo que va de año, las cotizadas repartieron 24.743 millones de euros en dividendos. “En los 16 años transcurridos en este siglo, desde el comienzo de la vigencia del euro como moneda oficial en España, las cotizadas en la Bolsa española han retribuido a los accionistas con 385.000 millones de euros de los que 363.000 han sido en forma de dividendos”, explicó Zoido ayer. Estas cifras equivalen en torno al 35-40% del valor del PIB español y el 88% de los importes se han repartido en los últimos 10 ejercicios, un período dominado por la crisis y la pérdida de riqueza y poder adquisitivo de muchos inversores en todo el mundo.

Normas