Bankinter entrega a 10 ONG las ayudas de Implicados y Solidarios

Un compromiso de 360 grados con las causas sociales

El programa Implicados y Solidarios se financia con las comisiones de la tarjeta Visa Solidaria

Foto de familia de la entrega de las ayudas de Implicados y Solidarios 2016, la pasada semana en Madrid.
Foto de familia de la entrega de las ayudas de Implicados y Solidarios 2016, la pasada semana en Madrid.

Un proyecto de 360 grados. Así califican en Bankinter su iniciativa Implicados y Solidarios, un programa que ofrece la oportunidad de participar de forma activa en la selección y concesión de ayudas a proyectos solidarios de entidades sin ánimo de lucro. “Porque al final está implicando a muchos grupos de interés: a las ONG, los empleados que presentan las candidaturas, el resto de compañeros que las apoyan, la alta dirección, los clientes…”, explican desde la entidad bancaria.

Bankinter lleva comercializando desde el año 2000 la Visa Solidaria, una tarjeta de crédito por la que se ceden parte de las comisiones que genera a proyectos de acción social. Dichos proyectos eran seleccionados al principio por el departamento de sostenibilidad de la entidad financiera, pero con el tiempo se pensó que si eran los empleados los que comercializaban el producto y los clientes lo contrataban por su impacto social, por qué no darles a ellos la oportunidad de participar en la elección. “Y de paso, servía para deslocalizar la elección de las iniciativas solidarias, porque, al estar la sede central de Bankinter en Madrid, al final todos los proyectos procedían de esta ciudad”, reconocen desde el banco. Nacía así Implicados y Solidarios.

Las ayudas se corresponden con los fondos recaudados de la Visa Solidaria, que este año suman 50.000 euros. El programa ha cumplido su quinta edición, que se cerró la semana pasada con una fiesta en la sede central del banco en Madrid en donde se hizo entrega de las ayudas a las 10 organizaciones finalistas: un premio oro de 12.000 euros; otro de plata de 10.000 euros, y un tercero de bronce de 8.000 euros. Además, dos accésits de 5.000 euros cada uno y una ayuda de 2.000 para cada uno de los otros cinco finalistas. Los agraciados han sido las fundaciones Garrigou, Promoción Social de la Cultura, Carmen Pardo-Valcarce, Down Madrid, NPH España, Juegaterapia, Aladina, Seniors en Red, Manos Unidas y Step by Step, por orden de votos recibidos.

Voluntariado

El programa de voluntariado corporativo de Bankinter, denominado Mueve.te, trata de incentivar y propiciar la participación de los empleados en acciones relacionadas con temas de alfabetización digital, medioambiente, discapacidad y deporte. Este año se han llevado a cabo más 600 acciones. Ahora también desde el banco se quiere ligar estas actividades de voluntariado con los proyectos de Implicados y Solidarios.

La respuesta a la iniciativa tanto de los empleados del banco como de los clientes ha ido creciendo con cada edición, remarcan desde el banco. Este año se han presentado 136 proyectos solidarios, frente a los 109 del año pasado. Cada empleado ha podido presentar hasta tres iniciativas, que debían estar vinculadas al plan de sostenibilidad de Bankinter, denominado Tres en raya, esto es, relacionados con el emprendimiento social o ambiental, vinculados al mundo de la discapacidad física o intelectual o a las personas mayores, y ligados al medioambiente.

Un comité de la entidad financiera, en colaboración con la Fundación Lealtad, una institución sin ánimo de lucro que tiene como misión fomentar la confianza de la sociedad en las ONG, es el que ha seleccionado los 10 proyectos finalistas, sometidos luego a votación del público en general a través de las redes sociales, principalmente Facebook, para elegir cinco candidatos. Este año han sido 9.796 los votos a través de Facebook, frente a los 7.900 del año pasado.

Tras la votación se suma a la iniciativa la alta dirección del banco, apadrinando de forma interna cada uno de esos cinco proyectos para solicitar su apoyo a los empleados. Y son estos últimos, con sus votos, quienes configuran el palmarés de las ayudas. “Al final, durante el proceso, se implica el 50% de la plantilla del banco, formada por más de 4.000 personas”, se congratulan en Bankinter.

La idea, reconocen en el banco, es que la tarjeta Visa Solidaria se conozca cada vez más y se comercialice más para generar mayores fondos para proyectos solidarios. Este año coincide además con el relanzamiento de la tarjeta, que ha cambiado su imagen social.

Normas