Descubriendo mercados emergentes

Sukumar Rajah: “La India mantendrá su ritmo de crecimiento 30 años más”

Sukumar Rajah, el director de inversiones del fondo de inversión de Franklin Templeton en India descubre las claves de un mercado en el que su fondo ha conseguido un 14,4% de rentabilidad en lo que va de año

Sukumar Rajah, director de inversiones del fondo de inversión de Franklin Templeton en la India.
Sukumar Rajah, director de inversiones del fondo de inversión de Franklin Templeton en la India. Manuel Casamayon

El mercado de la India es uno de esos casos entre los países emergentes en el que el crecimiento es elevado y además ofrece visos de ser sostenible en el tiempo a pesar de los recientes acontecimientos.

Jim Leaviss, el responsable del equipo de renta fija minorista de M&G, cree que las repercusiones de la presidencia de Trump no se sentirá de manera uniforme en los emergentes, al considerar que tanto la India como Brasil se encuentran “relativamente cerrados en términos económicos”.

El PIB del país asiático alcanzó en 2015 1.868.201 millones de euros, lo que significó un alza respecto a 2014 del 7,2% y el adelantamiento a China como la economía de más rápido crecimiento del mundo.

Para los expertos, el reinado de la India en cuanto al ritmo de crecimiento de su economía no será flor de un día ya que se prevé que continúe en los mismos niveles o que incluso aumente, siendo la previsión a este respecto para el año 2018 de un crecimiento del 7,60%.

Sukumar Rajah es el director de inversiones del fondo de inversión de Franklin Templeton en la India y un actor privilegiado a la hora de interpretar la situación para la inversión en el país. La estrategia más antigua del fondo de inversión, que fue el pionero en establecerse en la India en el año 1993, ha superado diez veces la rentabilidad del mercado indio.

Un fondo que bate al índice por sistema

El fondo de Franklin Templeton en la India ha conseguido superar sistemáticamente año tras año la rentabilidad del índice indio MSCI. En el periodo comprendido entre 2005 y 2015, el MSCI ganó de media un 9,10% cada año, mientras que el fondo lo hizo a un ritmo del 12,16%. En el caso de comprobar la rentabilidad acumulada en ese mismo periodo, el MSCI ofreció un 157,39% y la cartera un 247,46%.

Su secreto para batir al mercado no es otro que el saber elegir bien por quién apostar, que es sin duda, la parte más complicada a la hora de invertir en la India o en cualquier otro lugar.

Sukumar afirma que su fondo invierte en valores de calidad que además pueden mantener sus características y crecer sosteniblemente.“Seguimos muy de cerca tres atributos en todas las compañías en las que invertimos: su crecimiento, calidad financiera y calidad no financiera”.

En términos de crecimiento, busca empresas que puedan crecer por encima de la media del mercado indio.

En términos de calidad financiera quiere las que mejores resultados tengan, pero ¿Cómo consiguen las empresas los mejores resultados? “Debido a la calidad con la que son gestionadas y de la calidad de su negocio, factores que seguimos muy de cerca”, explica Sukumar.

De esta forma Rajah consigue ver el potencial de crecimiento de la compañía y si es sostenible, si pueden mantener su cuota de mercado si ese mercado seguirá creciendo o no y demás factores que pueden afectar a los valores.

"Una vez que hemos finalizado nuestros análisis, empezamos a decidir en que empresas confiar, hay más de 5.000 empresas en el mercado variable en la India, aplicamos nuestros filtros y queda como resultado 300 compañías aceptables. Estas 300 compañías son seguidas por nuestros analistas y ellos eligen las mejores y elaboran un portfolio de 100, después los líderes de la firma elegimos 40 o 50 de ese portfolio" desvela Sukumar.

Para Sukumar, China estaba en un posición muy parecida a la de la India en la actualidad hace 20 años. “Si miras el crecimiento chino en los últimos 20 años ha sido expectacular, no es algo similar, pero sí idéntico lo que le depara el futuro a la India para los próximos 30 años”, explica.

En el pasado, la economía India era más vulnerable al impacto de los eventos globales pero ahora se está volviendo más fuerte y menos sensible a esos eventos. “Si vemos el impacto del brexit en mercados desarrollados y cómo los ha mermado y se compara con el crecimiento en la India que sigue siendo del 6,5% se llega a la conclusión de que los eventos no afectan tanto al mercado indio y eso, es una muy buena noticia”.

En el largo plazo, el estudio realizado por Franklin Templeton es positivo y no considera que los actuales eventos tengan un efecto negativo en las oportunidades a medio y largo plazo. Pero, ¿cómo es posible que eventos que tambalean a los mercados internacionales, apenas afecten a la India?

La respuesta está en la demografía del país. La India tiene una demografía única ya que la mayoría de la población está en una edad muy joven y aún a la espera de entrar en la edad de trabajo.

“La población en edad de trabajar continuará aumentando, y a ello hay que sumar el incremento del tamaño de la clase media que en la actualidad es solo el 15 % de la población, puesto que en los próximos diez años, 125 millones de trabajadores entrarán en edad laboral.” Esos 125 millones de trabajadores extra supondrán que en 2025 el 18,63% de la población total mundial en edad laboral se encontrará en la India según las estimaciones, cuando ya en 2005 el 16,94% de los trabajadores totales del mundo estaban allí.

Otro de los grandes motores de la economía India será el éxodo rural. El proceso de concentración en las ciudades que atravesará el país será de enormes proporciones ya que solo el 30% de los indios viven en ciudades y metrópolis mientras que el 70% sigue viviendo en el campo. “Cuando la población vive en pueblos la productividad es muy baja, cuando vive en la ciudad la productividad es mucho mayor así que la India tendrá una sustancial mejora en la productividad”.

“Hay un montón de indicadores que señalan que India puede crecer más durante los próximos 30 años, algo que no se puede decir del resto de grandes mercados y eso hace la oportunidad de inversión en India única” considera Rajah.

¿Dónde están las oportunidades?

"Las oportunidades van más allá de los sectores, están en todos ellos. En todos los sectores hay buenas y malas empresas. Queremos comprar las compañías en todos los sectores cuyo potencial sea bueno, nuestro rendimiento no ha venido de dos sectores concretos, ha venido de las empresas".

  • Los cambios sociales en India

La mejora de las infraestructuras y del sistema educativo se ha instalado en el subcontinente y gracias a ellas, India ha virado de rumbo de forma inexorable.

El flujo de información está mejorando ya que según Sukumar, hace quince años la mayoría de la población que vivía en pueblos no sabía qué estaba ocurriendo. “En 1984 teníamos una primera ministra famosa en el mundo, Indira Gandhi. Era muy conocida en las ciudades de la India, pero poca gente sabía que fue asesinada por terroristas, tras ser abatida, se efectuaron encuestas y dos tercios de la población rural no sabía que ella había sido primera ministra”.

“Las conexiones eran muy pobres, la gente no tenía apenas ningún tipo de información. Ahora en cambio, los pueblos tienen acceso a internet y teléfonos así que es fácil imaginar el impacto que puede tener en la economía, será uno de los factores determinantes” señala el directivo.

Y es que la entrada en el poder del actual Gobierno ha sido el catalizador que el país necesitaba. El Gobierno hindú efectúa dos tipos de acciones: las administrativas, que puede llevar a cabo sin el apoyo parlamentario (el equivalente a un real decreto) y las que dependen de mayoría parlamentaria. "El actual ejecutivo ha efectuado un excelente trabajo a la hora de aplicar esos "reales decretos" y provocar una mejora en la eficacia de los ministerios y de los funcionarios".

Las medidas parlamentarias que requieren la aprobación del parlamento son más complicadas de llevar a buen puerto ya que necesitan del apoyo de la oposición (el equivalente a una ley orgánica española). "Una de las medidas más importantes que ha conseguido aprobar el Gobierno de la India es la unificación de los impuestos, tiene un impacto muy importante en la productividad de la economía, en el flujo de ingresos de impuestos y en la forma de atender las reclamaciones".

La medida estuvo en el tintero durante muchos años, pero en los últimos meses fue sacada a delante por el actual gobierno porque para Rajah "supieron jugar sus cartas políticas muy bien y consiguieron el apoyo de la mayoría de la oposición obteniendo así dos terceras partes partes del apoyo del parlamento".

Para el director de inversiones, la política va en función del conocimiento que tienen los votantes, si la gente está mejor informada, hará mejores elecciones y elegirán a los representantes que tomarán las mejores decisiones para el país. "La gente estaba poco informada, y tomaban malas decisiones, ahora la población está mejor informada, mejor educada y toman mejores decisiones".

Esa es la explicación que da Sukumar de porque ahora tienen un gobierno más orientado a la reforma. "Hasta las elecciones de 2004 los partidos políticos solían ofrecer subsidios gratis y para un montón de votantes eso era suficiente pero en las elecciones de 2014 el 15% de los votantes ejercían su derecho por primera vez y el 30% de los votantes era o la primera vez que lo hacían o la segunda vez".

Esta gente llegó a la edad de votar y el partido que ofrecía las pagas perdió el poder y por el contrario el Bharatiya Janata Party que ofrecía reformas lo consiguió, "ese es el cambio fundamental que está pasando en la política, la gente está mejor informada, quieren algo más que una paga gratis, quieren cambios".

El Bharatiya Janata Party y su influencia en la moneda

La rupia lleva desde el año 1998 estable en mínimos de su valor, "si efectúas un análisis de que es lo que influye en la rupia, está muy relacionada con el déficit público, cuando el déficit público está en niveles elevados, la rupia empieza a depreciarse".

El déficit de la India es elevado porque, a pesar de que las exportaciones crecen, las importaciones de materias primas como oro o crudo también aumentan y lo hacen a un ritmo muy rápido.

El aumento en la importación del crudo se explica en el incremento de la demanda y de productividad, pero el del oro se justifica de otra manera. "La gente cree que es debido a la gran cantidad de dinero negro que hay en el país, el dinero negro no puede ir a las cuentas de los bancos así que lo invierten en algo valioso que puede ser almacenado en una caja fuerte en sus casas y eso es el oro".

"Ahora con las reformas del Primer Ministro (cargo equivalente al de presidente del Gobierno español) Modi, el dinero negro está en el punto de mira con la mejora del sistema recaudatorio, creemos que la demanda de oro no bajará en términos absolutos pero si lo hará en el porcentaje de materiales importados, lo que dará un respiro al déficit en la balanza de pagos".

Las exportaciones también están mejorando, India está potenciando su capacidad manufacturera. La mayoría del equipamiento industrial hindú era importado, pero el gobierno actual impulsa una sustitución de la importación y la mayoría de la maquinaria debe ser fabricada en India. "Elaboraron una ley que permite la importación de productos manufacturados de un país extranjero durante tres años, pero después ese producto deberá empezar a ser producido en India".

El déficit público indio se elevaba hasta el 6% del PIB en 2013, ahora está en superávit. "Cuando el déficit se limita, la rupia comienza a ganar fuerza así que es cuestión de tiempo".

Por supuesto, otro de los temas determinantes es la inflación, la inflación era muy elevada y el poder de la rupia disminuía. Durante el anterior gobierno la inflación se situó entre el 10 y el 12%. "Después de que el actual gobierno llegara al poder, la han estabilizado en torno al 5% y se ponen como objetivo el 4% lo que ayudará a la estabilidad de la rupia" concluye Sukumar.

Normas