Industria

Black Toro controlará Carbures tras convertir 45 millones de deuda en acciones

Rafael Contreras, fundador de la compañía, reduce su participación del 11,5% al 9,72%

Una fábrica de Carbures en Jerez de La Frontera.
Una fábrica de Carbures en Jerez de La Frontera.

Black Toro se hace con el control de Carbures. El fondo de capital riesgo se hace con un 50% de la compañía al convertir 45 millones de deuda en acciones, según informá la compañía en un hecho relevante emitido al MAB el viernes. El fundador de la compañía, Rafael Contreras, reduce su participación en la compañía del 11,5% al 9,72%.
La fórmula elegida por Carbures es una ampliación de capital por 115.millones de nuevas participaciones a 0,47 euros cada para reducir la deuda en 55 millones. La operación se realizará el 1 de enero de 2017, a espensar de que sea aprobada en una Junta de Accionistas . Mientras que Black Toro se hará con un 49% de las acciones al sumar 94 millones al 10% ya tenía, Nanotures tendrá 10 millones más y Neuer Gedanke (compañía controlada por Conteras) otro tanto, un 8,64%. La operación se completará con la capitalización de 193.000 acciones de pequeños acreedores.
El arco accionarial se completará con el grupo catalán Anangu que pasará del actual 10,92% al 4,99%. En este proceso los accionistas minoritarios quedarán diluidos, por lo que Black Toro esquivaría tener que lanzar una opa sobre Carbures a pesar de superar el 20%.
La deuda neta de la empresa ascendía a 103,43 millones al cierre del primer semestre del año a los que se sumaron 10 más que inyectó Black Toro en septiembre. El dato se reduce a 56,41 millones, de los que el 47% corresponde a créditos de la administración pública. El 30% a entidades bancarias –que la empresa sostiene que está refinegociando–, el 11% restante a la compra de participaciones y las obligaciones con otros accionistas se reducen al 9%. En este sentido, la empresa afirmó en una nota que el movimiento responde a la intención de impulsar su crecimiento orgánico.
Black Toro era el principal acreedor de la compañía después de inyectar 50 millones en los dos últimos años. El fondo hizo valer su papel en la última junta de accionistas para denunciar al anterior consejero delegado, José María Tarragó, por administración desleal. Tras la operación este reduce su participación del 3,70% al 1,70%.

El MAB reanuda la cotización el lunes

Las acciones de Carbures subieron en Bolsa entre rumores de la operación un 5,88% en la mañana del viernes. El Mercado Alternativo Bursátil suspendió entonces la cotización a la compañía por “concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre sus valores”. No obstante, anunció horas después que la cotización se reanudaría en la mañana del lunes. La compañía registra una caída del 41% desde el 23 de marzo, cuando anotó máximos históricos, al intercambiar la acción por 0,92 euros.
Las acciones de Carbures se intercambiaron por 0,54 euros. Un precio acorde al de la ampliación de capital, a 0,40 euros la acción. La compañía contaba con un valor de capitalización bursátil cercano a los 49 millones de euros.

Normas