Infraestructuras

España y Francia rescatan el túnel del AVE de los Pirineos

El lunes será creada la sociedad pública, entre Adif y la francesa SNCF, que getionará el paso

Interior del túnel ferroviario del Pertús días antes de su inauguración.
Interior del túnel ferroviario del Pertús días antes de su inauguración.

El Ministerio de Fomento ha ejecutado el rescate de la concesión del túnel del Pertús, la más destacada que se ha otorgado en España en el plano ferroviario. Se trata del único paso a través de los Pirineos, dentro del tramo Figueras-Perpignan, que une las redes de alta velocidad española y francesa o, lo que es lo mismo, Madrid-Barcelona-París.

La concesionaria TP Ferro, cuyo capital está compartido entre ACS y la constructora del país vecino Eiffage, fue incapaz de superar en septiembre el concurso de acreedores, entrando en fase de liquidación con una deuda de 557 millones de euros.

El ministro portavo del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha sostenido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes que el objetivo ha sido garantizar que el paso transfronterizo siga en servicio: “Tranquilidad a todos los usuarios de los trenes que circulan por este túnel, dado que seguirá funcionando”, comentó. Sin embargo, el conflicto entre los Gobiernos español y francés con la concesionaria está lejos de apaciguarse.

La concesionaria TP Ferro, cuyo capital está compartido entre ACS y Eiffage, fue incapaz de superar en septiembre el concurso con una deuda de 557 millones de euros.

Las citadas ACS y Eiffage, que se hicieron en 2003 con la obra y la posterior explotación del túnel durante 50 años, han gestionado sin éxito una inversión cercana a los 1.000 millones. TP Ferro achaca su quiebra a los retrasos en la llegada de la alta velocidad a un paso que estaba concluido, así como al incumplimiento de las previsiones de tráfico expresadas en los pliegos de licitación. Con estos argumentos, la concesionaria ha emprendido hasta tres arbitrajes internacionales con importantes reclamaciones económicas. Uno de ellos fue perdido por las empresas, el segundo decayó, y el tercero está aún a la espera de una resolución. La cantidad reclamada ronda los 450 millones, valor teórico contable de los activos tras descontar el capital público invertido.

Con la esperada rescisión del contrato, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, firmará el lunes en París un acuerdo con Francia por el que la gestión de la infraestructura será compartida. De este modo se creará una sociedad pública participada al 50% por Adif y su homóloga francesa SNCF-Réseau. Con sede social en Madrid, su nombre será el de Línea Figueras-Perpignan (LFP).

De la Serna acompaña a Talgo a Moscú

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tiene previsto acudir mañana a la apertura de la línea que une Moscú con Berlín y cuyos trenes son de la española Talgo. En el acto también estará Carlos de Palacio, presidente del fabricante.

El ministro tiene fijados encuentros con su homólogo ruso de Transportes, Maxim Sokolov, y con el presidente de la compañía estatal RZD, Oleg Belozerov.

De la Serna, que ha sido invitado por el Gobierno ruso, ha viajado con el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, quien encabezó una reciente misión a Rusia en la que se postuló al sector ferroviario español para próximas obras en el país.

Normas