Ferias de Ifema

El partido ahora se juega a través de la pantalla

Comienza en Feria de Madrid Gamergy, el festival de videojuegos multijugador y deportes electrónicos.

El partido ahora se juega a través de la pantalla

Casi desde que internet llegó a tener un alcance generalizado, las partidas online de videojuegos, que enfrentaban a varios jugadores en tiempo real, se hicieron igualmente populares. Primero fue desde los cibercafés, con conexiones precarias en comparación con las velocidades actuales. Después, la llegada del ADSL facilitó que esas partidas entre amigos y también con desconocidos se jugasen desde la casa de cada uno. Lo que no sabían entonces muchos de esos jugadores es que su afición, años después, pasaría a transformarse en competiciones casi profesionales, que generarían cientos de millones de negocio y atraería a miles de espectadores.

Son los deportes electrónicos, conocidos en la jerga como eSports, un fenómeno que hoy genera más de 400 millones de dólares a nivel global y mueven una audiencia de 131 millones de espectadores, según un estudio de Nielsen Sports. Esta identifica en España a 250.000 jugadores registrados y hasta 13 millones de personas interesadas de alguna forma en ellos.

Un mercado que no para de crecer y que, a partir de este viernes, tiene una cita en Feria de Madrid. Ifema y la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) organizan la Gamergy Orange Edition, el mayor evento dedicado a los videojuegos multijugador y a los deportes electrónicos en España. Allí se podrán ver a los mejores jugadores del país en esta especialidad o participar en alguno de los minitorneos organizados, ya sea por vena competitiva o por mera diversión, que se celebrarán durante el evento.

Esta es la sexta edición de Gamergy, un festival que se celebra en dos ocasiones durante el año. La anterior, desarrollada a finales del mes de junio, se cerró con un gran éxito de audiencia. Más de 320.000 personas siguieron las diferentes competiciones a través de internet, un 20% más que en la anterior edición de diciembre de 2015, y 32.000 lo hicieron de manera presencial en el pabellón 7 de Feria de Madrid, lo que representó un aumento de un 10%.

En esta ocasión, también en el pabellón 7, el festival aumenta sus dimensiones. Se han instalado 600 puestos de juego, un 20% más que en la pasada edición, y se han añadido nuevas actividades, como la zona Level Up, dirigida a juegos para móviles.

El escenario central del evento también crece. El Asus Intel Stadium cuenta con una capacidad total de más de 3.000 personas, y será allí donde se celebren las finales nacionales del juego League of Legends, que enfrentará a ocho equipos. En otro escenario, el Orange Arena, tendrán lugar las finales de los juegos Call of Duty: Infinite Warfare y Counter-Strike: Global Offensive, después de cinco meses de competición. Todos los ganadores recibirán el trofeo de la LVP y se repartirán un bote de 30.000 euros en premios entre todos los juegos. No serán los únicos torneos donde se repartan premios.

El Gran Open El Corte Inglés, abierto a todos los jugadores, incluye competiciones en siete videojuegos diferentes. Los cuatro mejores de cada uno se repartirán un bote de 13.000 euros.
El abono para los tres días tiene un precio de 32 euros si se compra online. La entrada para un solo día cuesta 10 euros para el viernes, y 16 el sábado y el domingo, precios que se elevan dos euros si se adquieren en taquilla.

Videojuegos ‘retro’ para los más nostálgicos

Los ‘eSports’ tienen como base algunos de los videojuegos más exitosos de la última generación, y todos ellos están en Gamergy. Pero aquellos que echen de menos los títulos con los que crecieron, o a los que dedicaron muchas horas cuando las responsabilidades se lo permitían, pueden disfrutar de ellos en la zona retro de Gamergy. Un área dividida en varios espacios: la zona torneos, que alberga competiciones de Street Fighter 2, Mario Kart, Bomberman, Virtua Tennis o Pro Evolution Soccer 6.
El formato de la competición será de eliminatoria directa y los ganadores recibirán premios valorados en 2.000 euros; la zona high score, con una competición de máquinas recreativas, con títulos como Galaga, R-Type, Ghouls’n Ghost, Donkey Kong o Galaxian. También hay que sumar la zona de juego libre, con 50 puestos con máquinas arcade clásicas, consolas antiguas y ordenadores de ocho bits, y la zona mercado, una oportunidad única para que los gamers más veteranos puedan adquirir repuestos, accesorios o incluso juegos para las consolas y los ordenadores de las anteriores generaciones.

Normas