Breakingviews

Basilea suavizará sus exigencias de capital

Los requerimientos para armonizar la medición del riesgo de los bancos serán menores de lo esperado

Stefan Ingves, presidente del Comité de Basilea.
Stefan Ingves, presidente del Comité de Basilea.

La iniciativa del Comité de Basilea de supervisores bancarios para armonizar los activos ponderados por riesgo (RWA) de los prestamistas –conocida como Basilea IV– debería significar que los requerimientos de capital suban menos de lo esperado. Los bancos europeos respirarán aliviados. Los reguladores estadounidenses, que demandan una mayor uniformidad, se sentirán algo molestos, pero no sorprendidos.

La clave está en el suelo de resultados (output floor), que podría fijarse en un 55% y después subirse al 75%. Esto significa que se prohibiría inicialmente a un banco poseer menos del 55% del capital estimado según el denominado modelo estandarizado para medir el riesgo de crédito, que usa variables determinadas por el regulador. Este modelo es generalmente más correctivo que los modelos internos que usan los bancos para evaluar el riesgo, y también más difícil de manipular.

Los bancos europeos respirarán aliviados, mientras que los reguladores estadounidenses se sentirán algo molestos, pero no sorprendidos

Eso podría significar un alivio enorme. El rango para el suelo de resultados iba a ser del 60%-90%. En el extremo superior, eso implicaría un aumento en los RWA del 30% en promedio para los bancos no estadounidenses, según Morgan Stanley. Con un suelo del 60% aumentarían un 18%.

La mayoría de los bancos europeos tienen objetivos de colchón financiero por encima de los mínimos regulados, pero estos están destinados a cubrir otras cosas, como cambios en la contabilidad para el aprovisionamiento de préstamos. Los suelos de resultados siempre han tenido un pronóstico más desalentador, dado que el crédito supone unas tres cuartas partes de los RWA de un banco típico. El resto se reparte entre el riesgo de mercado y el operativo.

Las propuestas de Basilea requerirán la aprobación de un grupo de reguladores y gobernadores de bancos centrales a principios de enero, y algunos pueden pensar que son inaceptables. Pero dado el aumento de la balcanización en muchas otras áreas de la regulación bancaria, siempre ha sido probable que se produjera una compensación.

Normas