Telecomunicaciones

Vivendi toca tambores de guerra contra Mediaset

La cotización de las acciones del grupo italiano se dispara ante la posibilidad de una opa hostil de la multinacional francesa

Silvio Berlusconi.
Silvio Berlusconi.

Hoy ha sido el día de Mediaset en Bolsa. El anuncio realizado ayer por el grupo francés Vivendi aflorando el control de un 3% del capital del grupo controlado por el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y su intención declarada de hacerse con un 20% del capital en los próximos meses, ha dado alas a la rumorología y ha disparado la expectativa razonable de que finalmente Vivendi opte por lanzar una opa hostil contra la multinacional italiana.

Así lo han reflejado las cotizaciones en Bolsa tanto de Mediaset en Italia, en donde los títulos se han revalorizado un 32%, como de las acciones Mediaset España en el Ibex, en donde han subido un 5,96%. Tras el cierre bursátil, Vivendi ha declarado tener ya el 12,32% de Mediaset, que acusa a Vivendi de haber realizado una adquisición hostil al haberse enterado de la operación tras el comunicado de prensa publicado por parte del grupo francés de ocio y comunicaciones.

“Las adquisiciones se realizaron sin el conocimiento de la empresa y fuera de cualquier acuerdo con Mediaset”, denunció la cadena italiana en un comunicado, en el que precisó que no ha habido contacto entre las dos empresas desde el pasado 25 de julio. Además, Mediaset indicó que la acción de Vivendi confirma la intención del grupo francés, previamente señalada por la cadena italiana el pasado 26 de julio, de pasar de un acuerdo industrial a una adquisición hostil.

Por su parte, Fininvest, accionista mayoritario de Mediaset ha denunciado la operación en la Fiscalía de Milán y acusa a Vivendi de manipular del mercado, según recoge la prensa italiana.

El grupo Vivendi liderado por su presidente y primer accionista  Vincent Bollore, señaló el lunes que su movimiento contra Mediaset es parte de su estrategia para expandirse al sur de Europa.

Es un nuevo paso en una tensa relación entre ambas compañías comenzó el pasado mes de julio, cuando la firma francesa se retiró de un acuerdo que le habría dado el control de Premium, la filial  televisión de pago de Mediaset, y dejó a las dos firmas con participaciones cruzadas.

El accionista de control de Mediaset, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi a través de  Fininvest, acusó a Vivendi de tratar de deprimir el precio de la acción de la compañía en los últimos meses para luego lanzar una adquisición hostil a un precio reducido.

Las acciones de Mediaset, que han estado bajo presión desde la disputa por televisión de pago, subieron hasta un 26% a 3,44 euros, volviendo a los niveles en que se encontraban antes de que Vivendi se alejara del acuerdo. Las acciones de Vivendi cayeron un 0,5 por ciento a 18,4 euros. "Esto se parece al patrón típico de Vincent Bollore ... adquirir una pequeña participación, luego ampliarlar y después influir en la dirección de la empresa", señalaron analistas de Liberum en una nota.

Bolloré, accionista clave del banco de inversiones italiano Mediobanca, ha  recurrido a diferentes estrategias para tomar el control de empresas. Vivendi ya es el primer accionista del grupo de telefonía Telecom Italia, tras aumentar gradualmente una participación del 24%. Algunos banqueros han sugerido que la compañía francesa podría tratar de combinar Telecom Italia y Mediaset. Todas las partes han negado repetidamente tal especulación.

Fininvest dijo que no planea disminuir su papel como accionista del 34,7% de Mediaset y que usaría todos los medios para bloquear el movimiento de Vivendi. Mediaset, que ya está demandando a Vivendi por daños y perjuicios por el colapso del acuerdo de televisión de pago, prometió seguir sus batallas legales y buscaría evaluar las "verdaderas intenciones" del gigante de los medios de comunicación francés. "La próxima cita judicial es en marzo de 2017 y aunque la compañía está diciendo que no hay cambio en la estrategia legal, el cambio en la propiedad es probable que conduzca a más presión para llegar a un acuerdo", aseguran analistas del sector

Normas