Entrevista a Ángel Nigorra, CEO de Bizum

“El origen de Bizum es reducir el efectivo”

La plataforma de transferencias entre particulares ha captado en dos meses más de 230.000 clientes, que se han enviado 7,5 millones

Ángel Nigorra, consejero delegado de Bizum
Ángel Nigorra, consejero delegado de Bizum

La plataforma de pagos inmediatos por móvil impulsada por la banca española comenzó a operar el pasado día 2 de octubre. Desde entonces ha captado ya más de 230.000 clientes, que han realizado también más de 185.000 operaciones y realizado transacciones por 7,5 millones de euros. “Estamos muy contentos. El servicio funciona muy bien. Los usuarios valoran muy positivamente esta plataforma, y eso que solo llevamos dos meses funcionando. Nos ha sorprendido el éxito, más cuando no es fácil lanzar un nuevo servicio de pago y ello significa cambiar los hábitos. Parte del éxito es que cada usuario mantiene la relación con su banco y es muy fácil adherirse al servicio (lo descargas desde la app de tu banco)”, afirma Ángel Nigorra.

Esta es la primera vez que prácticamente todos los bancos españoles logran ponerse de acuerdo para lanzar un servicio común, Bizum, “sí, hemos logrado que 23 entidades ofrezcan Bizum a la vez, y dos más se unirán antes de fin de año, otras tres se sumarán antes de marzo del año que viene y estamos trabajando con otras seis para que se integren pronto, pero no hay fecha”, explica este ejecutivo, al que le gustaría, según confiesa, “que a esta operativa de transferencias de pequeño importe se le conociera en un futuro como bizum. Aspiro a que a medio plazo mandar una transferencia sea equivalente a decir te mando un bizum”, bromea Nigorra, para añadir inmediatamente “en un plazo de cinco años queremos que Bizum sea una forma de pago cotidiana. Su sencillez y su rapidez (se tarda cinco segundos en realizar la operación) pueden convertir a esta plataforma en el principal medio de pago en España”.

Entre las entidades que se van a adherir en los próximos meses no se encuentra ING Direct. “No, no está, pero estamos hablando con la entidad y esperamos que se incorpore en un futuro”, explica Nigorra.

“Una de nuestras aspiraciones es que la Administración también use Bizum. Queremos ser un servicio cotidiano”

De momento, los pagos que se realizan con Bizum son de pequeño importe, “entre 40 euros a 50 euros de media”, explica, aunque reconoce que en los primeros días las transferencias eran menores. “Aún no hay grandes pagos, pero se van incrementando las cantidades. Con la lotería o con Black Friday hemos notado mucho más movimiento y operaciones más elevadas”, asegura. Esta plataforma permite transferencias desde los 0,50 euros hasta los 500 euros, “aunque esta cantidad se puede revisar y ampliar en función de lo que el cliente reclame”, subraya este directivo, que dejó la dirección general de Euro 6000 por la nueva y pionera plataforma de pagos en Europa.

El reto de Bizum es ampliar su operativa en los próximos meses. “Tenemos como proyecto empezar a realizar pagos en internet a mediados del próximo año, cuando tengamos una masa crítica de unos 500.000 usuarios”, declara el consejero delegado de Bizum. Aunque añade que “todavía no hay fecha para el pago en el comercio tradicional”.

“Estaremos encantados de que ING Direct se incorpore a nuestra aplicación. Seguimos hablando con ellos”

“Es la primera vez que el 95% de la banca española se pone de acuerdo para lanzar un servicio común”, reconoce Nigorra, pero añade que ya “en Europa se está trabajando en unos estándares comunes para realizar transferencias inmediatas de cuenta a cuenta y que el dinero llegue inmediatamente en vez de un día o dos como tardan en la actualidad las transferencias”.

Nigora afirma que Bizum “no va a terminar con el efectivo. Nadie va a terminar con el efectivo por lo menos a medio plazo, pero sí se va a reducir su uso. En España hay todavía mucho pago en efectivo, estamos muy lejos de su fin, pero en general los medios de pago electrónicos y Bizum colaboran en esa reducción. Nuestro origen es reducir el efectivo. Nuestro plan de negocio a cinco años (año 2021) es acaparar el 7% de las transferencias en España, lo que supone un importe de 30.000 millones de euros y 1.000 millones de operaciones”.

Ángel Nigorra Consejero delegado de Bizum

Es ingeniero de telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrida. Ha sido director general de Euro 6000, y antes trabajó en Cecabank y Andersen Consulting.

El directivo reconoce que los socios de Bizum “aspiran a que la Administración también sea una usuaria de este servicio”, pero aún es complicado. Pese a ello, asegura que uno de los planes es que las Administraciones “usen más los medios de pago, entre ellos Bizum, y desplazar así al efectivo”. Las entidades plantan cara así a las fintech, aunque Nigorra cree que debe “haber colaboración entre la banca y las fintech”.

“La política de comisiones depende de cada banco”

Bizum nació con el apoyo del Banco de España y del Banco Central Europeo (BCE) como plataforma para realizar inicialmente pagos entre particulares. El supervisor español fue uno de los impulsores de este servicio en el que están prácticamente todos los bancos españoles. Su consejero delegado asegura que además de la sencillez y rapidez que supone el uso de Bizum para realizar transferencias, el hecho de ser una plataforma creada por todos los bancos “representa una ventaja sobre las fintech que el sector debe aprovechar. Aporta al cliente la confianza de saber que detrás de este servicio hay un banco, su banco, algo que va más allá de la seguridad. El cliente sabe que si hay una incidencia su entidad se la va a resolver”. Hasta ahora este servicio es gratuito, pero “en el futuro no sabemos, la política de precios la decide cada entidad, y serán ellas las que impongan o no comisiones de forma individual”, insiste Ángel Nigorra. Y añade, que esta sociedad nace sin ánimo de lucro directo, aunque su creación ha supuesto un coste de unos 100 millones de euros, en los que se incluyen todos los gastos, incluso los de publicidad. El público objetivo al que va dirigida la aplicación asciende a 10 millones de clientes, los que utilizan el móvil y la tecnología para realizar transferencias y pagos.

Normas