Fiscalidad

Libros digitales y periódicos bajan de precio, el IVA baja del 21% al 4%

Guindos señala que la rebaja del 21% al 4% se producirá en una sola vez, no de forma gradual, si bien no precisó la fecha

Libros digitales y periódicos bajan de precio, el IVA baja del 21% al 4%

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, anunció hoy que el Gobierno modificará el IVA de las revistas, periódicos y libros digitales al de sus homólogos impresos, con lo que la tasa bajará del 21 % actual al 4 %.

De Guindos afirmó que “la idea es la convergencia hacia los tipos de IVA que tiene la prensa escrita” y precisó que se trataría de una convergencia “total”, en una rueda de prensa celebrada al término de la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, el Ecofin.

De Guindos confirmó así que el Ejecutivo reducirá el IVA de prensa y libros digitales, que ahora es del 21 %, al mismo nivel que los productos tradicionales (4 %).

El ministro indicó que la rebaja se producirá en una sola vez, no de forma gradual, si bien no precisó la fecha en que el Ejecutivo prevé introducir esta reducción.

El Gobierno español acoge así la medida propuesta por la Comisión Europea la semana pasada de aplicar a los libros en formato digital o los diarios en línea un tipo reducido como a los físicos en papel.

Esta propuesta, que no era vinculante para los países, se enmarca dentro de un conjunto de medidas presentado por Bruselas para simplificar las normas de IVA con el fin fomentar el comercio electrónico, que fue abordado hoy por los ministros de los Veintiocho.

El paquete propone además que las empresas que venden productos a través de internet puedan tramitar todas sus obligaciones relacionadas con el IVA a través de un mismo portal y en su idioma, dependiente de la autoridad administrativa fiscal de su país

Otro de los asuntos que fueron abordados en la citada reunión del Ecofin es la aprobación del intercambio automático de información sobre titulares y beneficiarios reales de cuentas bancarias, una propuesta de la Comisión Europea que busca combatir la evasión fiscal tras los escándalos conocidos el las últimas fechas, como el de los papeles de Panamá.

Los ministros de Economía y Finanzas de los Estados miembros dieron luz verde a esta directiva sin discusión, después de que el pleno del Parlamento Europeo la aprobase el pasado 22 de noviembre. De esta forma, tras la adopción formal de ayer, la nueva legislación entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018.

Empresas opacas

El Ejecutivo comunitario celebró la aprobación de esta normativa, que asegurará que las autoridades fiscales nacionales tienen acceso a los datos obtenidos sobre beneficiarios reales bajo las normas contra el blanqueo de capitales. Bruselas destacó que estas nuevas reglas incluyen información “importante” como registros de diligencia debida de clientes y datos disponibles en registros nacionales sobre beneficiarios reales.

“Las autoridades podrán ahora identificar más fácilmente a los dueños reales detrás de una compañía opaca o una entidad, así como reaccionar rápidamente en casos de evasión o elusión fiscal”, explicó la Comisión Europea en un comunicado. No obstante, los Veintiocho no fueron capaces de lograr un acuerdo con respecto a la directiva de “mecanismos híbridos”, que busca combatir que las compañías exploten la disparidades entre los sistemas fiscales de dos o más países para reducir sus obligaciones tributarias.

Sobre esta cuestión, el ministro eslovaco de Finanzas, Peter Kazimir, aseguró que siguen abiertas algunas cuestiones, relacionadas con las normas que permitirán aplicar ciertas excepciones, pero explicó que se ha avanzado en las conversaciones. En la misma línea, se pronunció Guindos, quien se mostró confiado en llegar a un acuerdo “en los próximos Consejos”. Por otro lado, los ministros de Finanzas aprobaron la hoja de ruta de dos etapas propuesta por el Ejecutivo comunitario para poner en marcha una base imponible común y consolidada del impuesto sobre sociedades, obligatoria para todas las multinacionales que superen unos ingresos de 750 millones de euros.

El enfoque de Bruselas aboga por acordar en un primer paso una base imponible común para el impuesto sobre sociedades y después comenzar las negociaciones sobre la consolidación de la misma. También, abordaron el estado de las conversaciones de 10 socios, entre ellos España, para aprobar una tasa a las transacciones financieras, conocida como tasa Tobin. El ministro eslovaco explicó que se han logrado progresos en los principales elementos de la propuesta, pero que es necesario más trabajo en otras áreas. Tras la marcha de Estonia en marzo, los países que siguen formando parte de esta “cooperación reforzada” son España, Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Portugal, Eslovaquia y Eslovenia.

Normas