Política monetaria

España dará 5.291 millones al fondo de rescates bancarios europeo

A través de un préstamo del Tesoro, España pone casi 5.300 millones a disposición de la Junta Única de Resolución el órgano encargado de intervenir en el caso de dificultades en una entidad bancaria europea

España pondrá, a través de un préstamo del Tesoro, algo más de 5.200 millones de euros a disposición de la Junta Única de Resolución, órgano encargado de intervenir en el caso de detectarse dificultades en una entidad bancaria europea.

Se trata exactamente de 5.291 millones de euros, montante que tendrá que desembolsar la banca española al Fondo Único de Resolución, puesto en marcha este año como colofón de la unión bancaria.

Esta contribución de las entidades nacionales forma parte de los 55.000 millones de euros con los que estará dotado en total el Fondo Único de Resolución y está en consonancia con el dinero que vienen desembolsando los bancos españoles.

Sin embargo, dado que esas aportaciones se hacen de forma progresiva y pasarán ocho años hasta que sean compartidas al cien por cien entre todos los países de la zona del euro, España ha decidido poner a disposición de la Junta Única de Resolución desde ya 5.291 millones de euros.

En cualquier caso, según ha destacado el ministro de Economía, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se trata de una especie de “línea de crédito”, hasta que los bancos hagan sus aportaciones al Fondo Único de Resolución, financiado por las propias entidades.

En el diseño de la Unión Bancaria, el BCE juega un papel clave porque supervisa las entidades, incluso las de menor tamaño, a través de los supervisores nacionales y se encarga de fijar unas reglas comunes para todos los bancos.

Si se detectan dificultades en una entidad, tanto el BCE como la Junta Única de Resolución, un órgano compuesto por cuatro independientes, podrán decidir intervenir. Bastará con que uno de los dos así lo considere oportuno.

Se iniciaría así el pistoletazo de salida para “resolver” una entidad y se abriría la puerta a recurrir al fondo único, con la aspiración de que el contribuyente ya no vuelva a pagar las crisis bancarias.

Normas
Entra en El País para participar