Mercado inmobiliario

Carmena y De la Serna descongelan la Operación Chamartín

Fomento y Ayuntamiento crean una comisión negociadora

El ministro avanza el interés en renovar el convenio de Adif con DCN

Operación Chamartín
El ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d), a su llegada a la rueda de prensa conjunta que han ofrecido tras la reunión que han mantenido este miércoles.

Primer encuentro entre Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, con la Operación Chamartín como telón de fondo. Un proyecto urbanístico que actualmente está bloqueado política y judicialmente.

De momento, el encuentro ha servido para buscar un desbloqueo del plan urbanístico. Fomento y el Ayuntamiento han acordado constituir una comisión que integre a todas las partes: Ministerio, Consistorio, Comunidad de Madrid, Adif y la empresa Distrito Castellana Norte, controlada por el BBVA.

"Hemos llegado a un acuerdo en el que abrimos una vía de diálogo para llegar a un acuerdo de todas las partes", ha señalado De la Serna. "La comisión estará bajo el liderazgo del Ayuntamiento, que debe ser quien traiga las propuestas", añadió.

“Lo peor que le podría pasar a la prolongación de la Castellana sería no hacer nada”, aseguró el ministro en la rueda de prensa que ofreció con la alcaldesa, tras la reunión que ambos mantuvieron.

“Lo que se busca es una propuesta de acuerdo entre las distintas opciones presentadas”, afirmó De la Serna, que avanzó que el Consistorio de la capital será el encargado de convocar a esta mesa de diálogo “antes de Navidad”.

Carmena, por su parte, avanzó que la comisión se reunirá antes de que acabe el año, pero sin plazo para llegar a un acuerdo. "Siempre dijimos que nuestro proyecto Puerta Norte era una propuesta abierta", ha asegurado la alcaldesa.

De la Serna también ha avanzado que ha dado la orden de que se prorrogue el acuerdo de Adif con la empresa Distrito Castellana Norte, que expiraba el 31 de diciembre.

Sin embargo, el ministro ha asegurado que el recurso de Fomento contra la decisión del Ayuntamiento de tumbar el actual plan de BBVA seguirá en los tribunales hasta que no haya un acuerdo.

Bloqueo de la operación

La conocida como Operación Chamartín está actualmente bloqueada. El proyecto, iniciado en 1993 bajo la lupa del socialista José Borrell, entonces ministro de Obras Públicas, nunca se ha llevado a cabo. El último intento lo ha protagonizado la empresa Distrito Castellana Norte, heredera de la sociedad Duch, y que está controlada en un 75% por BBVA y el resto por el Grupo San José. Esta compañía presentó un nuevo proyecto en 2015, avalado por las entonces Administraciones central, regional y municipal, entonces gobernadas todas por el PP.

Distrito Castellana Norte propone un ambicioso proyecto urbanístico, con nuevas estaciones de metro, Cercanías, un gran parque y 17.000 viviendas. El plan de inversión de BBVA es de 6.000 millones, de los que 1.400 millones irán destinados a infraestructuras y urbanización de un terreno con una superficie de 3,7 millones de metros cuadrados, a cambio de promover el desarrollo residencial.

Pero la llegada de Carmena (Ahora Madrid) a la alcaldía dio al traste con el proyecto. El Pleno de Madrid tumbó el proyecto del BBVA, con el apoyo del PSOE, y el voto en contra del PP y Ciudadanos. A su vez, el equipo de Gobierno presentó un plan alternativo que reducía el número de viviendas a 4.700 y minimizaba consecuentemente el gasto en infraestructuras. Desde ese momento, se abrió una batalla judicial.

Los terrenos, en más de un 60%, corresponden a Fomento, a través de Adif y Renfe, que ceden el desarrollo a la empresa del BBVA. De hecho, el operador ferroviario debe recibir, según el acuerdo con Distrito Castellana Norte, más de 1.200 millones de euros en 20 años por esos solares. Lo que supone un gran desahogo para las cuentas públicas. Por eso, tanto Renfe como Adif, llevaron a los tribunales al Ayuntamiento de Madrid al considerar una pérdida de Patrimonio. A su vez, la Comunidad de Madrid, que había aprobado el anterior plan, también llevó a la Justicia al Consistorio al entender que sobrepasaba su ámbito de actuación.

Las diferentes partes, Ayuntamiento, Comunidad, BBVA, Distrito Castellana Norte, Fomento y Adif, en los últimos meses tuvieron un par de encuentros para buscar puntos de acuerdo, pero las posiciones estaban bloqueadas porque Carmena da por muerto el proyecto del BBVA, tumbado en el Pleno municipal, y apuesta por el suyo propio. De hecho, la alcaldesa reconoció que hasta que no hubiera un nuevo ministro de Fomento, difícilmente se podría avanzar, ya que el anterior equipo estuvo un año en funciones.

Normas