Industria aérea

Indra y Google retan a Amadeus con una oferta tecnológica conjunta para aerolíneas

Ambas compañías integran sus soluciones tecnológicas para ganar peso en el sector de las aerolíneas, donde pretenden ser una alternativa a Amadeus, Sabre y Travelport.

Indra
Sede de Indra en Madrid.

Indra se ha aliado con Google, uno de los mayores gigantes tecnológicos del mundo, para impulsar su negocio en la industria aérea. La compañía española ha suscrito un acuerdo con ITA Software, la división de la multinacional estadounidense encargada de desarrollar soluciones para las aerolíneas y todo el sector de los viajes. En concreto, con esta alianza el grupo español integrará en su plataforma de ecommerce –el que facilita a las aerolíneas el control en el proceso de compra y venta de billetes– el sistema de búsqueda de tarifas aéreas y de disponibilidad de rutas y vuelos de ITA. Ambas compañías conforman así una oferta tecnológica que comercializarán de forma conjunta y que entrará a competir en un mercado liderado por Amadeus, Sabre y Travelport.

Los nuevos socios defienden que la combinación de la plataforma de Indra (denominada Suitair BFM) y el buscador de precios de Google (QPX Connect) permitirán a las aerolíneas incrementar sus ingresos y aumentar la venta directa de billetes en sus páginas web gracias a la comercialización de servicios de alto valor añadido, tanto aquellos relacionados con el vuelo (selección de asientos, nuevos modelos de facturación de maletas, elección de comidas, seguros...) como de terceros, una vez que se llega a destino (reserva de coches de alquiler, hoteles, eventos o guías turísticos).

Indra y Google buscan con este movimiento reforzar sus ofertas para la industria aérea, pues el gigante estadounidense no tiene actualmente una plataforma propia de comercio electrónico para el sector y la compañía tecnológica española tampoco dispone de buscador propio de precios. Una posición que les dejaba en desventaja frente a Amadeus, que dispone de una oferta completa. “La alianza consolida nuestra plataforma de ecommerce y supone un paso adelante para posicionarnos como una alternativa en este mercado”, señala Emilio Mora, director de la división de Aerolíneas de Indra. El directivo apunta, no obstante, que su compañía también tiene un acuerdo con Amadeus para utilizar el buscador de tarifas aéreas de esta empresa. “En el sector tecnológico lo habitual es no trabajar con exclusividad”, dice.

El acuerdo sellado entre Indra y Google tiene una vigencia inicial de cinco años y, mediante el mismo, ambas partes podrán facilitar servicios más integrales a las aerolíneas, donde las dos firmas se proponen alcanzar una mayor visibilidad, con una oferta “también ventajosa a nivel económico” para sus potenciales clientes.

Desde Indra afirman que el acuerdo tiene una gran relevancia a nivel estratégico. “No solo porque se trata de Google, uno de los grandes a nivel mundial en el ámbito tecnológico, sino porque refuerza nuestra oferta comercial en la industria aérea. Aunque las soluciones de Indra están en aerolíneas de todos los continentes, ITA Software tiene entrada en países en los que los sistemas de Indra para este sector son más desconocidos”, apuntan.

En este sentido, Mora subraya que la alianza con Google “supone un salto cualitativo en la experiencia que tiene Indra como proveedor para la industria turística, donde ha desarrollado con éxito proyectos para compañías aéreas de todo el mundo mediante el suministro de sistemas y soluciones que cubren todas las áreas de su ciclo operativo y comercial (ecommerce, estrategia digital, analítica de negocio, gestión de aplicaciones y outsourcing entre otros)”.

Indra, que ofrece desde hace tiempo soluciones destinadas a mejorar la gestión y rentabilizar los procesos de negocio en el mercado de las aerolíneas, tiene más de 30 clientes en esta industria, entre ellos las aerolíneas Azul, Latam y Lot, pero confía en atraer a muchas más con la nueva alianza.

Google también quiere impulsar su negocio ligado al sector aéreo, tras comprar ITA Software en 2010 por 700 millones dólares. Los sistemas de búsqueda de tarifas aéreas y de reserva de pasajeros de esta compañía son utilizados por numerosas aerolíneas y compañías de viaje en todo el mundo, entre ellas Orbitz, Kayak.com, Delta, Air France-KLM, United, American Airlines y Air Canada.

La alianza de estas dos empresas puede ser la punta de lanza de algo que temen tanto las agencias de viajes online como los GDS desde hace años, la irrupción de Google en la industria turística. El gigante tecnológico ha negado hasta ahora que la compra de ITA tuviera ese objetivo, aunque su acuerdo con Indra abre un nuevo frente.

El negocio de los todopoderosos GDS

Amadeus es el líder mundial mundial de los Sistemas de Distribución Global (GDS), utilizados por aerolíneas y agencias de viajes de todo el mundo para la venta de billetes de avión. La compañía dirigida por el español Luis Maroto controla junto con la estadounidense Sabre y TravelPort el 95% del mercado de este mercado.

A cierre del tercer trimestre del año, Amadeus tenía el 42,8% del mercado de reservas aéreas a través de agencias de viajes de todo el mundo, según sus propios cálculos. En los últimos años, las aerolíneas han tratado de impulsar la venta de billetes a través de sus canales de venta directa para el evitar el pago de comisiones a los grandes GDS, si bien lejos de suponer una merma en los ingresos de estos, empresas como Amadeus han diversificado sus productos y ofrecen otro tipo de soluciones a las aerolíneas, así como a empresas de ferrocarril, aeropuertos u hoteles. La venta de billetes de avión, con todo, sigue siendo el negocio principal de Amadeus, que entre enero y septiembre de este año recibió un 63% de sus ingresos de esta división. Por geografías, Europa es la zona con mayor peso en las cuentas de la compañía, seguida por Norteamérica y Asia Pacífico.

El papel de los GDS, creado por las aerolíneas en la década de los ochenta, ha sido criticado por algunas de ellas en los últimos años. Algunas, como Lufthansa, han impuesto una tasa a las reservas realizadas a través de estos sistemas que han acabado impactando directamente en el consumidor. Otras han apostado por potenciar sus propios sistemas de venta de billetes, con tecnología propia o contratando a empresas como Indra, para reducir el peso de los GDS en sus ventas y favorecer sus canales directos. Las low cost, que se mostraron reacias en sus primeros años en entrar dentro de las bases de datos de estos gigantes tecnológicos, hoy en día tienen alianzas con ellos, como la de Easyjet con Amadeus.

Normas