Entrevista al secretario ejecutuvo del comité asesor del Programa Galileo

Javier Ventura-Traveset: “Galileo funcionará a pleno rendimiento en 2018”

El responsable del programa señala que fue ideado para ser utilizado con GPS

Javier Ventura-Travesset, secretario del comité asesor del programa Galileo.
Javier Ventura-Travesset, secretario del comité asesor del programa Galileo.

Encallado durante más de dos décadas, el programa de navegación por satélite europeo Galileo afronta diciembre como un mes definitivo. La Agencia Espacial Europea (ESA) espera declarar antes de fin de año el arranque de sus operaciones iniciales y continuar con la progresión para que en 2018 ya hayan lanzado al espacio 28 satélites. El secretario del Comité Científico asesor del Programa Galileo, Javier Ventura-Traveset, desgrana este calendario en una entrevista con Cinco Días con motivo de una jornada de conferencias sobre el sector espacial europeo organizadas por la Fundación Ramón Areces y asegura que este número de dispositivos será suficiente para que el sistema “funcione a pleno rendimiento”, dado que los tres satélites que pondrán en órbita después prestarán apoyo al resto. Así, mantiene 2020 como fecha límite para ofrecer el servicio completo.

Ventura-Travesset considera que el responsable de este sprint final es la adopción del sistema Arienne 5 –en sustitución del Soyud– que permite enviar al espacio cuatro satélites a la vez, en lugar de dos. Gracias a ello, la ESA realizó un lanzamiento cuádruple el 17 de noviembre de 2016, que repetirá tanto en 2017 como en 2018.

A pesar de que el ingeniero asegura que la intención de la Agencia Espacial Europea es no competir con el GPS (el gran sistema de navegación por satélite a nivel mundial) sino desarrollar dispositivos multisistema, defiende que el europeo es un sistema “ligeramente superior”. Además de tratarse de un servicio ideado para el uso civil y no el militar, Ventura-Traveset defiende que Galileo se diferencia de su homólogo americano por mejorar su precisión (al tener relojes en sus satélites y un mejor cálculo de órbitas) y unas ondas más robustas. Además, destaca que emite en varias frecuencias, lo que le hace eliminar errores como el producido por la atmósfera.

La idea es, sin embargo, que la combinación de GPS y Galileo ofrecerá la gran ventaja competitiva para el usuario, puesto que según el ingeniero de la ESA Galileo fue ideado con la perspectiva de ser utilizado con otros sistemas. “En las ciudades muchas veces la señal queda interrumpida al quedar interrumpida por los edificios. Al introducir nuevos satélites es más fácil que llegue el mínimo de cuatro para que funcionen los receptores”, señala. Apunta también a que será gratis para los dispositivos móviles utilizar GPS y Galileo (su uso no tiene coste), siempre y cuando incorporen unos chips multiservicio que ya está fabricando la americana Qualcum.

Es precisamente la penetración en los móviles y tablets la principal traba que el sistema europeo debe mejorar, junto al despliegue definitivo de sus servicios. Ventura-Traveset calcula que en “esta década” Galileo estará presente en la mayoría de los teléfonos móviles del Viejo Continente. Y pone como ejemplo el caso de la española Bq, que ha desarrollado el primer dispositivo (el X5 Plus) que recibe también las dos señales de navegación por satélite. Cuando a partir del 30 de noviembre la ESA certifique que los dos satélites enviados en mayo están listos para su uso y declare inauguradas las operaciones iniciales junto a la GNSS, tras actualizar el software los usuarios de ese teléfono disfrutarán ya de los servicios combinados de GPS y Galileo.

Más allá de los teléfonos móviles particulares, el responsable de la Agencia Espacial Europea destaca la incorporación de Galileo en el sistema de búsqueda y rescate. Contribuirá a localizar a personas en peligro, a través de un sistema de balizas. La Agencia Espacial Europea señala como una importante posibilidad de desarrollo la resolución del Consejo de Europa por la que todos los coches tendrán un sistema de alarma que avise al 112 de su ubicación en caso de accidente. “Lo natural será que este sistema lo preste Galileo”, sostiene.

En un futuro donde se prevé que el 7% del PIB europeo dependa de la navegación por satélite, Ventura-Travesset pone el acento en que el continente necesita contar con un sistema autónomo al americano. “Si GPS se encriptara o dejase de funcionar, Europa tendría la seguridad de que la economía basada en la navegación por satélite no se interrumpiría”, concluye.

"España es el quinto país europeo que más aporta al sistema de navegación"

“España es un país importante en Galileo”, asegura Javier Ventura-Travesset. De este modo explica que el país ocupa la quinta posición entre los que más aportan al proyecto, ya que un 70% de las empresas españolas del sector espacial trabajan en él. Para el secretario ejecutivo del proyecto, esto supone que las compañías se beneficien del know how de haber participado en el proyecto y se hagan más competitivas. Señala además la ubicación del centro de Servicios de Galileo en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, “un centro clave desde el que se podrá dar información del desarrollo del sistema”.

Una vez que el sistema esté plenamente desarrollado, el ingeniero de la ESA defiende que será una oportunidad para las empresas españolas para desarrollarse en al menos tres sectores de cara al futuro –el Internet de las Cosas, las ciudades inteligentes o el desarrollo de drones–, puesto que según los datos que maneja la Agencia Espacial Europea el 60% de las empresas que se generan en Europa van a utilizar el sistema Galileo.

Más allá de la navegación por satélite, Ventura-Travesset señala las posibilidades que el espacio aporta a las telecomunicaciones, la meteorología o incluso el turismo espacial ofrecen a las empresas españolas. “Ha pasado de ser una exploración a un negocio para la industria privada”, señala.

Normas
Entra en El País para participar