Proceso judicial

Diviertt, la promotora de la fiesta del Madrid Arena, se declara en concurso de acreedores

La empresa conserva la administración y el procedimiento será abreviado

El principal acusado por la tragedia del Madrid Arena, Miguel Ángel Flores, a su salida de la Audiencia Provincial de Madrid que le condenó a cuatro años de cárcel
El principal acusado por la tragedia del Madrid Arena, Miguel Ángel Flores, a su salida de la Audiencia Provincial de Madrid que le condenó a cuatro años de cárcel

Diviertt S.L., la empresa promotora de la fiesta de Halloween en el Madrid Arena en la que murieron cinco chicas en 2012, ha sido declarada en concurso voluntario de acreedores (esto es, instado por la propia empresa deudora). El juzgado mercantil número 11 de Madrid ha hecho público el auto de declaración del pasado 4 de noviembre de 2012,  por el cual se inicia el proceso y se tramitará por el procedimiento abreviado. Asimismo, declara que el administrador concursal será la Sociedad Legal y Económico Administradores Concursales y su representante, Pedro Bautista Martín Molina.

Diviertt es la compañía de eventos de los empresarios Miguel Ángel y José María Flores Gómez y fue la encargada de organizar la fiesta de Halloween en el pabellón municipal Madrid Arena el 1 de noviembre de 2012, en la que fallecieron las jóvenes. Miguel Ángel Flores, gerente de la promotora, fue condenado el pasado mes de septiembre a cuatro años de cárcel por la tragedia. La Audiencia Provincial, según la sentencia, consideró a Flóres autor de cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y 29 delitos de lesiones.

Ahora, Diviertt inicia el proceso concursal por el procedimiento abreviado y que, según la ley concursal, supone que el juez ha considerado que el concurso no reviste especial complejidad, en función del número de acreedores y del monto del pasivo, si no supera los cinco millones de euros.

Según los datos del Registro Mercantil, Diviertt se constituyó en 2005 como sociedad limitada con un capital social de 3.006 euros y como objeto social “la venta de entradas para salas de fiestas, discotecas, salas de cine, recintos deportivos, recintos multiusos, teatros, y toda clase de espectáculos musicales, culturales, deportivos y de ocio”. En 2012, unos meses antes de la fiesta, la empresa llevó a cabo una ampliación de capital por 207.000 euros, con lo que el resultante fue de 210.006 euros.

Las últimas cuentas depositadas de Diviertt corresponden al ejercicio 2010 y fueron firmadas por el que entonces era administrador único de la compañía, José María Flores Gómez, hermano del principal acusado. En el ejercicio 2010, la empresa obtuvo un beneficio neto de 119.700 euros, un 23% menos que en 2009. Los ingresos de ese año ascendieron a 2,42 millones de euros, por debajo de los 2,65 millones de un año antes.

Normas