Colocación en Bolsa

Gilinski vende un 2,99% de Sabadell y deja de ser su primer accionista

La participación vendida está valorada en 211,88 millones de euros. Aún conserva el 2.05% del capital. El multimillonario colombiano llegó a propiciar una fusión con Banco Popular

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu.
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. Reuters

El magnate colombiano Jaime Gilinski anunció ayer la venta del 2,99% del capital de Banco Sabadell, con lo que deja de ser el primer accionista, puesto que ocupaba desde 2013. La operación se ha cerrado en pocas horas a un precio de 1,2 euros por acción, con un descuento del 4,6% sobre los 1,258 euros a los que cerró ayer. En total, el inversor ha ingresado 202 millones. Deutsche Bank se encargó de la colocación entre invesores institucionales.

Gilinski había intentado promover una fusión con Banco Popular, y su salida del capital parecía una muerte anunciada. El magnate colombiano Jaime Gilinski ha vendido un 2,99% del capital de Banco Sabadell, valorado, a precios actuales de mercado, en 211,88 millones de euros. Esta operación no ha sorprendido a la entidad que preside Josep Oliu, ya que desde hace meses que este inversor latinoamericano, que se convirtió en el primer accionsita del banco a finales de 2013, ha ido desprendiéndose de pequeñas participaciones, hasta sumar el 5,05% que tenía del capital del banco hasta ayer.

Jaime Gilinski (a través de su fondo Itos Holding), y el inversor mexicano afincado en Nueva York, David Martínez (a través del fondo estadounidense que controla, Fintech Investments) entraron en Sabadell en septiembre de 2013, tras invertir cada uno 275 millones de euros la primera fase de la ampliación de capital por 1.400 millones de euros que llevó a cabo la entidad española para reforzar su capital, y otros 150 millones en la segunda, a un precio de 1,64 euros por acción. El banco cerró ayer a 1,258 euros.

Tras esta y otras pequeñas compras controlaban así el 10% del capital de Sabadell y se convirtieron en sus primeros accionistas. Pero Gilinski siguió invitirtiendo hasta llegar a sumar el 7,5% de Sabadell, según anunció el propio interesado, y se transformó en su primer accionista. Pero igual que fue comprando más pequeños paquetes, los ha ido vendiendo, ante las bajas rentabilidades obtenidas por Sabadell en particular y entre la banca europea en general, a lo que se sumaba sus necesidades de liquidez para realizar otras inversiones en diferentes países latinoamericanos, sobre todo. Aunque fue la operación de ayer la mayor venta que ha realizado desde su entrada en Sabadell.

Pese a esta operación el magnate colombiano mantiene aún un 2,05% del banco presidio por Oliu, lo que le sigue convirtiendo en uno de los principales inversores, pero traspasa al David Martínez –que se sienta en el consejo de administración de Sabadell a diferencia de Gilinski–, el título de mayor accionista, con cerca el 3,5% del capital. El segundo accionista de Sabadell pasa a ser Isak Andik, presidente de la multinacional Mango, con el 2,3%. El luso BCP tiene el 2% y el británico Lloyds el 1,6%.

El empresario colombiano, una de las mayores fortunas latinoamericanas, ha intentado en el último año acercar posiciones entre Banco Sabadell y Banco Popular para iniciar una posible fusión. Desde septiembre de 2015 hasta el pasado verano, incluso, ha mantenido reuniones a las que también ha asistido Martínez, con la familia también mexicana Del Valle, uno de los más destacados inversores de Popular para forzar una fusión. En alguna ocasión incluso han asistido Oliu y el presidente de Popular, Ángel Ron, pero al final las conversaciones nunca pasaron de eso, conversaciones, según han insistido ambas partes en recientes ocasiones.

Fuentes financieras han indicado que la venta de Gilinski responde a una necesidad de obtener liquidez y que la operación tendrá “un impacto mínimo” en la entidad, ya que este paquete del 2,99% se ha colocado de forma acelerada. Deutsche Bank ha actuado como entidad colocadora de estas 168.430.815 acciones del Sabadell, venta que se ha llevado a cabo entre inversores cualificados nacionales e internacionales mediante un procedimiento conocido como colocación acelerada, que está previsto que se cierre el martes.

Fuentes financieras aseguran que Gilinsk ha vendido su participación con pequeñas minusvalías. Las relaciones con el magnate colombiano ha ido más lejos que las meramente de inversor. A finales de 2013 Sabadell llegó a un acuerdo para adquirir JGB Bank de Miami a Gilinski por 56 millones de dólares (unos 41 millones de euros). En octubre de 2015 Sabadell reforzó su presencia en el mercado americano con la adquisición del 4,99 % del capital social del colombiano Banco GNB Sudameris, participado mayoritariamente por Gilinski, por 50 millones de dólares (44,6 millones de euros).

Normas