Mensajería

Fedex se refuerza en España con un nuevo almacén en Barcelona

La compañía planea nuevas inversiones en el sur de Europa

Una furgoneta de reparto de Fedex en Chicago.
Una furgoneta de reparto de Fedex en Chicago. Reuters

En un mercado donde con un solo clic un cliente adquiere desde el ordenador de su casa un teléfono móvil, un mueble o llena la cesta de la compra, la empresas de mensajería se encuentran en pleno proceso de rearme. Fedex, en concreto, ya planea un plan de inversiones en Europa que tendrá como inicio la puesta en marcha de un nuevo almacén en Barcelona, que será gestionado por la empresa del sector adquirida en abril de 2015, TNT.

A pesar de que la compañía norteamericana no ha facilitado aún más detalles, su presidente para la división europea, David Binks, aseguró en una entrevista con Cinco Días que este nuevo centro se inaugurará en los próximos meses y que contará con la última tecnología en gestión de envíos. Estos movimientos se explican por un “proceso constante de desarrollar nuestra capacidad y nuestra eficiencia”. En concreto, el ejecutivo explicó que apostarán por España del mismo modo que por otros mercados europeos como Reino Unido, Italia o Francia.

“Hay un futuro muy fuerte para la logística exprés en Europa”, sostuvo Binks. Cuantificó además que esto supondrá un aumento en el ecommerce de entre el 15% y el 20% al año durante los próximos cinco, lo que provocará “un cambio en la forma en que el cliente compra”.

En este sentido se integra la apuesta de Fedex, por lo que según el directivo requerirá un cambio en los servicios que gestiona la compañía. De hecho, la empresa anunció en octubre la ampliación de 25.000 metros cuadrados en su centro logístico de París –desde el que sirve a toda Europa– para mejorar un 40% la eficiencia en la gestión de paquetes con un nuevo sistema de clasificación de los de mayores dimensiones. Esta nueva infraestructura, según Binks, hará más eficiente la forma en que está conectado su negocio en España tanto con el resto de Europa como con otros países no comunitarios.

La compra de la empresa holandesa TNT –la que operará el nuevo almacén de Barcelona– por 4.000 millones se integró en esta estrategia. “Estamos al principio del viaje”, comentó Binks y relató que la aspiración es culminar el proceso con la integración de ambas marcas para fortalecerse.

El objetivo de Fedex con este programa de inversiones es doble. Por un lado, pretenden mejorar la experiencia de usuario a través de la gestión eficiente de los datos, al tiempo que desarrolla los envíos transfronterizos. El máximo responsable de Fedex en Europa aseguró que este plan de inversiones y aperturas europeas responden a la necesidad de facilitar a las empresas del Viejo Continente la venta de sus productos a través de internet a mercados emergentes. Una de las oportunidades de negocio que busca la multinacional de cara al futuro.

Normas