Joseba Ruiz de Alegría, director general de Ibermática

"Ibermática ultima una alianza europea en industria 4.0"

"Ibermática ultima una alianza europea en industria 4.0"

Pregunta. Parece que lo peor de la crisis ha pasado, también para las empresas del área de las tecnologías de la información.

Respuesta. La hemos sufrido como todos, porque ha supuesto una importante contracción del mercado. En nuestro caso, siempre hemos superado esos años con los resultados en números negros. En el ejercicio que menos ganamos nos anotamos 6 millones. Y 2015 ha sido el de récord de beneficios, con 9 millones en la última línea del balance.

"Siempre reinvertimos parte de los resultados. Como mínimo, unos cinco millones cada ejercicio"

P. ¿Cómo respira el mercado en 2016?

R. Es un año de cambio, donde se ha profundizado en la sectorización del negocio. En Ibermática nos hemos reorganizado en base a esa tendencia, con la puesta en marcha de siete divisiones, que cubren desde la industria y la administración pública, hasta las telecomunicaciones y las utilities, pasando por las finanzas, la salud y los servicios.

""Ultimamos la compra de dos empresas del sector en sendos países de América del Sur, para desembarcar en ellos"

P. ¿Cuáles son sus previsiones?

R. Ibermática crecerá en ventas en 2016 por encima de la media del mercado, cuyo aumento estimado estará entre el 2% y el 2,5%, en base a la actual cartera de pedidos [el grupo facturó 225 millones en 2015]. Los beneficios estarán en línea con los contabilizados en los últimos años. Y crearemos más de 150 empleos netos, sobre una plantilla de 3.100 trabajadores. Hay mucho movimiento de profesionales en el grupo, por la actividad ligada a proyectos concretos. Hasta 800 personas pueden llegar a colaborar con nosotros cada ejercicio, y procuramos retener a los mejores.

P. ¿Cuánto invierten al año?

R. Siempre más de 5 millones. Es una dinámica habitual en nuestros 43 años de historia, la de la reinversión de parte de los resultados. Si no lo haces, no hay futuro. Tenemos capacidad para idear nuevos productos.

P. ¿Qué estrategia tienen en el ámbito de la Industria 4.0?

R. Hemos lanzado la marca Ibermática Digital, que aglutina competencias analíticas. De movilidad, cloud y de social media. Es un conocimiento desarrollado por el Instituto Ibermática de Innovación (i3), que cuenta con un equipo de 70 investigadores y un presupuesto anual de 4,5 millones. Cuando pusimos en marcha i3, hace una década, parecía un tema de ciencia ficción, porque ya analizaba asuntos como la inteligencia artificial y cloud. El retorno de esas inversiones en los primeros años fue complicado, pero sin ellas Ibermática no estaría en la situación actual, con un balance saneado y una oferta de soluciones de valor añadido. Gracias a esto, una corporación europea del sector se nos acercó para constituir una alianza. Las negociaciones están muy avanzadas y confiamos en una próxima firma del acuerdo.

P. ¿Y planes de internacionalización?

R. El exterior aporta ahora el 10% de las ventas, sin contabilizar los proyectos que tienen repartidos por el mundo nuestros clientes de España. En Latinoamérica tenemos presencia en Argentina, Chile y Perú, aquí con una factoría de servicios para el área de infraestructuras de mercados cercanos.

P. ¿Alguna operación concreta?

R. Ultimamos la compra en América del Sur de dos empresas del sector en otros tantos países, como fórmula de desembarco en ellos.

P. ¿Y en otros mercados?

R. En Europa seguimos a los clientes, lo mismo que en Estados Unidos. En Portugal llevamos una década trabajando para su industria y con excelentes resultados, pese a la crisis económica del país. La estrategia en el exterior es la del crecimiento por adquisición de compañías, pero con prudencia. Cada semana nos presentan posibilidades de inversión, pero somos muy rigurosos. Tienen que aportar tecnología y mercado. No se trata de crecer a lo ancho, solo por ganar tamaño.

 

La externalización aporta la mitad del negocio

Sobre la posibilidad, de más alianzas, además del inminente acuerdo en el segmento de la Industria 4.0, Joseba Ruiz de Alegría manifiesta que Ibermática sigue abierta a posibles pactos. Pero de momento, el grupo con sede en Donostia-San Sebastián mantendrá su estrategia de colaboración con otros a través de la fórmula de UTE (unión temporal de empresas), con la que licita en ocasiones en determinados concursos para ganar contratos. "También mantenemos acuerdos en Latinoamérica con distribuidores de nuestra tecnología", añade el director general de Ibermática. Los servicios de externalización supone entre el 40% y el 50% del negocio de la empresa vasca, gracias a que consigue un alto nivel de fidelidad de los clientes, que renuevan los contratos cada tres o cuatro años. "Antes era por periodos más largos", matiza Ruiz de Alegría.

En relación con el accionariado, el directivo vasco comenta que "llevamos tres años con un capital estable", tras la salida de algunos socios financieros y la reducción de la presencia de Kutxabank, que bajó su participación al 15% por las exigencias de la normativa de Basilea III, que penaliza la inversión de los bancos en las empresas. La ONCE y el equipo directivo tienen un 15% cada uno. El fondo ProA Capital [55% de los títulos] "no tiene prisa por desinvertir".

Normas