El efecto de las elecciones USA

El Ibex firma su mayor caída semanal desde el ‘brexit’

La libra protagoniza la cara opuesta en el mercado y hoy sube en torno al 0,5%

Monitor en la Bolsa de Nueva York.
Monitor en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Tras tres semanas de ascensos consecutivos el selectivo español no pudo aguantar la presión. Cinco sesiones fueron suficientes para que el Ibex 35 se alejara de su nueva meta y cayera por debajo de una de sus resistencias. En una semana en la que los focos parecían centrarse en una de las últimas avalanchas de resultados empresariales, el protagonismo se acabó trasladando al otro lado del Atlántico.

La proximidad de las elecciones presidenciales en EEUU y el cambio de rumbo en las encuestas hizo a los inversores huir de la renta variable mundial. Y es que la pérdida de ventaja de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, desató los miedos en los mercados, que apenas acababan de recuperarse del varapalo del referéndum británico. El resurgimiento del proteccionismo en todo el mundo y las posibles consecuencias que dicha situación imprimiría en los mercados financieros hacen a los inversores plantearse cuál es el lugar más seguro para su dinero y esta seguridad parecen no encontrarla en la renta variable.

IBEX 35 8.997,00 0,81%

Por ello, el Ibex 35 fue uno de los principales perjudicados esta semana. El selectivo español, que partía el pasado lunes de los 9.200 puntos y apuntaba hacia la resistencia de los 9.360 puntos, fue corrigiendo jornada tras jornada hasta perder el soporte de los 8.800 puntos. Y es que hoy el índice también registró una importante caída del 0,99%, hasta los 8.791,6 puntos. De hecho, tan solo cuatro valores cotizaron en positivo. Amadeus (1,5%), Sabadell (0,92%), Gas Natural (0,38%) y Enagás (0,14%) fueron los únicos que se salvaron de la quema. Sin embargo, con sus ascensos no evitaron que el Ibex no registrara pérdidas. “Para recuperar la señal positiva de corto plazo, el selectivo tendría que superar las resistencias que generó el hueco del pasado miércoles, entre los 8.973 y 9.032 puntos”, señalan desde el departamento de análisis técnico de Noesis. Con la caída de hoy, el parqué español ponía fin a tres semanas de subidas y sumaba un descenso del 4,45% en las últimas cinco sesiones, registrando así su mayor corrección semanal desde el brexit, cuando llegó a ceder un 6,87%. Con ello, ninguno de los 35 valores del Ibex logró cotizar en positivo en el cómputo de las últimas cinco sesiones, a excepción de IAG, que se anotó en torno al 0,5%.

En el resto del continente, la semana también estuvo marcada por los números rojos. Y es que ninguno de los principales índices pudo sobreponerse a las caídas y todos cerraron en negativo. Este signo estuvo alentado por nuevos descensos de hoy. El FTSE se dejó un 1,3%, el Cac francés cedió un 0,6%, el Dax alemán corrigió un 0,5% y el Mib italiano registró una caída del 0,5%.

Aunque los descensos semanales de estos parqués se vieron agravados por la situación al otro lado del Atlántico, hoy fueron los índices estadounidenses los únicos que cotizaron en verde tras conocer los datos de empleo, que subieron hasta las 161.000 personas cuando se esperaban 175.000. Aunque estas cifras no alteran la hoja de ruta de la Fed sirvieron para olvidar momentáneamente los miedos hacia las elecciones, que habían llevado al S&P a registrar ocho caídas consecutivas, algo que no ocurría desde finales de 2008, en plena crisis financiera.

Sin embargo, no todo fue pesimismo en el mercado. La cara opuesta la protagonizó esta semana la libra, que, al cierre de los mercados en Europa, subió un 2,7% en las últimas cinco jornadas, su mayor ascenso semanal desde octubre de 2009. La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Reino Unido de aceptar la competencia del Parlamento para decidir sobre la salida de la Unión Europea fortaleció a la divisa del país, que se depreciaba desde el brexit cerca de un 19%. Por su parte, el euro también gozó de una semana de repuntes y pasó de los 1,09 dólares de la semana anterior a los 1,11 de este viernes.

Los rumores mantiene al crudo en vilo

Después de que la semana pasada los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunieran en Viena sin concretar ninguno de los puntos del acuerdo para reducir la oferta de crudo el próximo 30 de noviembre, los inversores comenzaron a dudar de que finalmente el pacto pudiera llevarse a cabo. Ello provocó que el oro negro iniciara una tendencia a la baja que lo hizo caer de la barrera de los 50 dólares. Las continuas dudas desataron los rumores en el mercado, que hoy tuvo que hacer frente a nuevas informaciones. Según publicó Reuters, fuentes de la OPEP aseguraron que Arabia Saudí había amenazado con aumentar la producción tras ver que Irán rechazaba poner techo a su oferta. Ello provocó que el petróleo registrara una fuerte caída hoy, que llegó en su peor momento hasta el 2,74%, situándose en el entorno de los 45 dólares.

Sin embargo, los rumores fueron desmentidos minutos después. El secretario general de la organización, Mohammed Barkindo, explicó que Arabia Saudí no amenazó en el encuentro de la pasada semana con aumentar su producción si otros miembros de la OPEP no aceptan hacer recortes. “La contribución del país fue, como siempre, constructiva”, apuntó Barkindo.

Normas
Entra en El País para participar