Infraestructuras

La CNMC rebaja las pretensiones del Adif con el canon

El regulador propone una subida del 4,2% frente al 15% pedido por la empresa pública

Detecta costes que no deberían repercutirse en el canon

Ambas partes difieren en las previsones de crecimiento del tráfico

Andenes de la estación en la localidad barcelonesa de Mataró.
Andenes de la estación en la localidad barcelonesa de Mataró.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que los cánones que pagan los operadores, por ejemplo Renfe, por la utilización de la red ferroviaria deberían subir un 4,2% el próximo año, muy por debajo del 15% planteado por Adif y Adif Alta Velocidad.

La CNMC ha aprobado su informe sobre la propuesta de cánones de Adif y Adif Alta Velocidad para 2017, que aplica por primera vez lo establecido en la nueva Ley Sector Ferroviario.

El organismo regulador considera que el tráfico en las líneas de alta velocidad crecerá un 3%, frente a la congelación prevista por Adif, y pide al gestor ferroviario que modifique su modelo de costes.

Competencia propone el recorte en la subida de los cánones planteada por Adif porque, en su opinión, estas tarifas no pueden ser una barrera al crecimiento del transporte ferroviario

Competencia propone este recorte en la subida de los cánones planteada por Adif porque, en su opinión, estas tarifas no pueden ser una barrera al crecimiento del transporte ferroviario, dado que afectaría a la demanda y, a largo plazo, se traduciría en unos menores ingresos para los gestores de infraestructuras.

Además, la CNMC considera que unos cánones demasiado elevados podrían repercutir en los viajeros que utilizan los servicios de alta velocidad, de forma quedarían excluidos del mercado quienes no pudieran afrontar el coste directo del servicio.

Del mismo modo, Competencia entiende que unos cánones muy altos supondrían una barrera de entrada para nuevos operadores, lo que frenaría la liberalización.

  • Dos cánones

En la actualidad hay dos tipos de cánones: los que se pagan por usar las líneas férreas y los que se abonan por utilizar las estaciones y los andenes. El canon de las vías se divide en dos partes: la contraprestación por los costes del servicio ferroviario y un recargo adicional.

Según la CNMC, la legislación comunitaria establece una metodología para que no se puedan imputar ciertos costes fijos a los cánones ferroviarios. En este sentido, Competencia dice haber identificado elementos del modelo de Adif y Adif Alta Velocidad que supondrían la inclusión de costes que no se deberían recuperar por esa vía. Por ello, la CNMC entiende que ambos gestores deberían modificar su modelo de costes para cumplir con el reglamento comunitario antes de su fecha límite de aplicación, el 3 de julio de 2017.

Otro elemento que se tiene en cuenta al calcular los cánones es el coste unitario por viajero, que depende de la previsión de tráfico ferroviario. En este punto, la CNMC concluye que la previsión de congelación del tráfico realizada por Adif para las líneas de alta velocidad es demasiado conservadora. Competencia calcula que el tráfico crecerá el 3 %, lo que debería tenerse en cuenta al determinar los cánones.

 

Normas