Nueva Legislatura

Fernández Díaz, Pedro Morenés y Margallo: los ministros salientes

Los miembros más veteranos del Ejecutivo se despiden de tres carteras con peso

Atlas

El nuevo Ejecutivo para la nueva etapa de Mariano Rajoy al frente del Gobierno despide a tres de los ministros más veteranos y que más polémicas han provocado durante los últimos años. Se trata de los titulares de carteras con especial peso: las de Interior, Jorge Fernández Díaz, de Defensa, Pedro Morenés, y de Asuntos Exteriores. Les reemplazarán en sus puestos Juan Ignacio Zoido, exalcalde de Sevilla, María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, y Alfonso Dastis, representante permanente de España ante la Unión Europea.

Todos los salientes componían el grupo de ministros más próximos a Rajoy y que de mayor edad, el G-8. Lo engrosaban Ana Pastor (ahora presidenta del Congreso), Arias Cañete (antes en Agricultura y ahora eurodiputado) y Jose Manuel Soria (dimitido al estar involucrado en el escándalo de los papeles de Panamá), además de Fernández Díaz, Morenés y Margallo. El último movimiento de Rajoy disuelve de facto este grupo, al estar ya fuera todos sus miembros.

Jorge Fernández Díaz, marcado por el caso de las escuchas

El más polémico de los ministros salientes es el catalán Jorge Fernández Díaz. La oposición en pleno —con el voto de PSOE, Podemos y Ciudadanos— ya lo reprobó el pasado 18 de octubre en una de las primeras sesiones del Parlamento en la presente Legislatura por haber utilizado las Fuerzas de Seguridad del Estado para atacar a sus contrincantes políticos. En concreto, se refieren a las conversaciones con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Eugenio Pino, en las que pedía "un torpedo en la línea de flotación" contra algunos de los miembros del Gobierno autonómico catalán, que eran además las principales caras visibles del proceso de separación de Cataluña y de Convergencia Democrática de Cataluña. Fernández Díaz reclamaba denuncias por corrupción a los líderes independentistas catalanes que después ya podría "afinar la Fiscalía".

Antes, la oposición ya había pedido la cabeza del ya exministro del Interior por haberse reunido con el exministro de Economía del PP, Rodrigo Rato, en plena investigación del caso Bankia. Fernández Díaz respondió entonces que la reunión se limitó a tratar las amenazas que el expresidente de Bankia recibía a través de las redes sociales. También fueron criticadas sus decisiones de condecorar a distintas advocaciones marianas, dado su marcado carácter religioso, con la medalla al Mérito Policial o la Cruz de Plata de la Guardia Civil.

Jose Manuel García Margallo, un 'verso suelto'

En cuanto al antiguo responsable de Exteriores, Jose Manuel García Margallo, su posición como verso suelto del anterior Ejecutivo ha hecho que su reconocida amistad con el presidente no ha sido suficiente para mantenerle en el Gobierno. La más reciente de sus polémicas fue a cuenta del brexit y su convencimiento de que, con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, "pondrá la bandera" en Gibraltar "mucho antes de lo que Picardo [el primer ministro del islote] cree". El último de los frecuentes desencuentros que ha protagonizado en los últimos cinco años con las autoridades gibraltareñas.

Es conocida su enemistad con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que sigue en el Gobierno, como uno de los miembros próximos a la vicepresidenta Soraya, Sáenz de Santamaría. En una entrevista en el diario El Mundo este acusó a Margallo de "no revisar sus ideas con el tiempo porque, si no, es rehén de su propia arrogancia intelectual". Margallo le contestó en los siguientes términos: "Si eres ágrafo y no lees... Yo he publicado libros todos los años. Decir que yo estoy congelado cuando yo hablé de la unión bancaria antes que nadie, de los eurobonos antes que nadie, de la reforma constitucional antes que nadie".

Pedro Morenés, el más discreto

Por el contrario, los cinco años de Pedro Morenés al frente de Defensa no han ocupado tanto titulares como los de sus compañeros en el Consejo de Ministros. Ante las acusaciones de haber firmado 32 contratos con empresas de las que él mismo fue consejero hasta 2009 y representante hasta 2011, el anterior responsable de Defensa respondió en el Congreso a preguntas del Grupo Socialista que se tenía "la conciencia muy tranquila". Fue también muy censurada su actuación en el caso de la excomandante, Zaida Cantero. La que hoy ocupa un escaño del PSOE en el Parlamento denunció en 2015 en televisión un caso de acoso laboral en las filas del ejército español por la que el coronel Lezcano-Mújica. A pesar de que el asunto tuvo lugar antes de que Morenés llegase a la cartera ministerial, las críticas llegaron por las consecuencias que tuvo para Cantera su denunciar el asunto. Morenés, después de haberse negado a dar explicaciones por el caso en el Congreso y no haber respondido a las cartas de la exmilitar denunciándolo, anunció que un refuerzo en la normativa contra el acoso sexual en las Fuerzas Armadas a través de una nueva Ley Orgánica de Régimen Disciplinario.       

Normas