Tendencia

La icónica bota amarilla se reinventa para atraer a jóvenes

La firma estadounidense Timberland homenajea el calzado que creó en 1973

La icónica bota amarilla se reinventa para atraer a jóvenes

Una bota icónica, creada en Estados Unidos para obreros y trabajos rudos, y que ha encontrado su lugar en el mundo de la moda y entre los fashionistas. Su historia comienza a gestarse dentro de un pequeño negocio familiar, fundado en Boston en la década de los años cincuenta por Nathan Swartz, dedicado a fabricar zapatos resistentes para obreros. Una de sus grandes innovaciones fue crear hace 50 años una tecnología denominada de inyección de molde, con la que pegaba la suela a la piel del zapato sin necesidad de costuras. Y fue en 1973, cuando la familia Swartz crea la marca Timberland y con ella nace la conocida bota amarilla, la yellow boot, gracias al éxito de la tecnología waterproof, resistente al agua y a la nieve, y a cualquier otra situación extrema.

Varios han sido, y lo siguen siendo, los elementos que las han convertido en un referente. En primer lugar, las suelas antideslizantes, a juego con la piel amarilla, que quedan permanentemente adheridas al calzado mediante un proceso de moldeo por inyección, que hace que la humedad no llegue a los pies. También la entresuela incorpora otra exclusiva tecnología antifatiga y utiliza un refuerzo cónico geométrico que proporciona confort. El forro acolchado de piel que rodea el pie está pensado para que la bota se ajuste bien. Por otro lado, se utilizan varias hileras de pespunte de nailon que resisten la tensión, el moho y no se pudren. Todos estos detalles hicieron que esta bota, en concreto el modelo 6 inch premium, en color weath nubuck (trigo), se colocara en el mercado duradero, ajenos a las tendencias, a pesar de ponerse de moda entre los raperos estadounidenses que la adoptaron como complemento de su imagen de chicos duros. Pero hubo algo más: en la década de los noventa, Timberland adquiere notoriedad con su campaña internacional en contra del racismo, la cual hizo famosa la frase Give Racism the Boot.

También fue en esta época cuando empieza a ser una empresa preocupada por el medio ambiente y por la necesidad de tener empleados comprometidos, al prohibir el consumo de agua embotellada, para reducir el impacto del plástico en el medio ambiente, a la vez que comienza a instalar paneles solares en sus centros de distribución y a premiar con horas de trabajo pagadas a aquellos trabajadores que colaboraran en proyectos solidarios. Timberland forma parte de VF Corporation, una empresa con 30 marcas de ropa y calzado deportivo, como Eastpak, Kipling, Lee, Vans, fundada en 1899 en Greensboro (Carolina del Norte), que cotiza en la Bolsa de Nueva York.

Hoy, con el fin de mantener vivo el espíritu de la bota, cuyo precio ronda los 200 euros, la marca reedita una nueva versión, la Wheat Story, un homenaje al color trigo, manteniendo los detalles cosidos a mano, y ensalzando el made in USA, con el objetivo de atraer a una clientela más joven y adaptarse a las últimas tendencias.

Normas