Bonaventura Clotet, presidente de la Fundación Lucha contra el Sida

“Debería haber una ley de mecenazgo”

Lleva tres décadas investigando para lograr una vacuna contra la epidemia del VIH

Bonaventura Clotet.
Bonaventura Clotet.

Recuerda las palabras de Bill Gates cuando asegura que las prioridades de la sociedad en los próximos, además de apostar por la enseñanza, deberán estar centradas en prevenir las epidemias. Por tanto, para el doctor Bonaventura Clotet (Barcelona, 1953), presidente de la Fundación Lucha contra el Sida y director del laboratorio IrsiCaixa, el gran reto, después de más tres décadas de investigación, es encontrar una vacuna contra el sida. Cada día se infectan diez personas. Un drama, que puede tener solución si se destinan los recursos adecuados.

“Cada vez queda menos, podría ser que en cinco o diez años se pueda tener la vacuna. Sigue siendo un gran problema internacional”, explica Clotet, que muy cauto señala que esto no significa que todos los enfermos puedan beneficiarse de este tratamiento. “La mayoría de los pacientes responde a una vacuna, pero esto no servirá para todos, por lo que hay que seguir avanzando para que sea posible dar una solución a todas las combinaciones”. Bonaventura Clotet recuerda que decidió dedicar su vida profesional a esta causa, cuando en los años ochenta y él era todavía un médico residente, la epidemia del VIH se llevaba por delante la vida de muchos de sus pacientes.

Una epidemia que afecta a más de 37 millones de personas en todo el mundo y que sigue registrando año tras año más de dos millones de nuevas infecciones. Hasta la fecha se llevan invertidos, gracias a entidades, recuerda Clotet, como La Caixa o los laboratorios Esteve, o la Generalitat de Catalunya, alrededor de cien millones de euros, “pero se requerirán otros tantos para dar con el remedio que ponga fin a esta epidemia”, apunta. Para ello, reclama apoyo institucional, corporativo y social, pero sobre todo pide una mayor implicación del gobierno. “Cada vez se destinan menos recursos a investigación, y debería haber una ley de mecenazgo para conseguir atraer recursos de gente con mucho dinero, que no lo invierte en estos temas porque no tiene una reducción fiscal importante”, señala Clotet, que trabaja con un equipo de 112 investigadores.

Defiende, por encima de todo, la investigación y la colaboración entre distintos equipos de trabajo, como el del Hospital Clínico de Barcelona. “Porque si conseguimos curar el sida se demostrará que en España hay un gran talento”. Para lograr este objetivo, asegura, están atrayendo financiación europea y americana, que tiene interés en que la investigación llegue a buen puerto.

El próximo 21 de noviembre, Bonaventura Clotet tiene una cita en Madrid, la séptima edición de la Gala del Sida, que por vez primera se celebra en la capital, y que pretende atraer a las grandes empresas con el fin de dar un impulso a la obtención de recursos para esta causa.

Normas