Energía

ACS redobla su apuesta por Brasil con concesiones por 660 millones

Instalará y operará 1.370 kilómetros de líneas de transporte

Empleados de Cymi en una torre de alta tensión.
Empleados de Cymi en una torre de alta tensión.

ACS confía de nuevo en Brasil con nuevos proyectos multimillonarios. El grupo español ha vuelto a activar la alianza de su filial Cymi con el fondo canadiense Brookfield para la adjudicación de líneas de transporte eléctrico por 660 millones de euros. Ambas firmas tienen una alianza estable para invertir en este negocio en Brasil desde finales de 2015 y rozan ya los 3.000 kilómetros en redes.

Los nuevos contratos parten de la subasta llevada a cabo por la Agência Nacional de Energia Elétrica (ANEEL), en la que se han puesto en jugo 24 lotes. De ellos, Cymi y Brookfield se han apuntado los que corresponden a los números 10, 13 y 20. Además, otra de las filiales de construcción industrial de ACS, Cobra, participará en la construcción de la subestación del lote 18, ganado por el fondo Patria.

Los nuevos proyectos en manos de Cymi incluyen la instalación de 1.370 kilómetros de líneas de 500 kV y dos nuevas subestaciones, además de la ampliación de otras siete.

Experiencia

1.300 kilómetros de líneas de distribución fueron adjudicados por Cymi entre abril de 2014 y enero de 2015. Tras ello firmó el acuerdo con Brookfield para compartir la inversión aparejada, de 750 millones, al 50%.

5.000 millones de inversión precisan los proyectos licitados por ANEEL entre 2014 y 2016.

Las líneas ganadas transcurren por la región nordeste de Brasil (estados de Bahía, Piauí, Paraíba, Ceará y Río Grande do Norte) y el estado de Minas Gerais. Además de los 2.900 kilómetros de líneas acumulados en el país suramericano, el tándem formado por Cymi y Brookfield cuenta con 13 subestaciones de nueva construcción. Todo ello, según contabiliza ACS, ofrece un valor de cartera de más de 6.000 millones de reales (unos 1.705 millones de euros).

El grupo que preside Florentino Pérez se consolida, tras esta nueva serie de concesiones de ANEEL, como el mayor contratista de líneas de trasmisión del momento en Brasil. Incluidos los negocios con Brookfield, sus filiales suman 2.850 millones de euros en cartera de proyectos de transmisión eléctrica, lo que implica una fuerte previsión de actividad en Brasil durante los próximos años.

Otros destinos preferentes de ACS en el continente americano son EE UU, Canadá, México o Colombia. Pero la apuesta por Brasil destaca por cuanto no ha cesado pese al estancamiento económico que padece en el país. Abertis, otro de los líderes españoles en infraestructuras, también ha anunciado que negocia inversiones por 1.000 millones en la mejora y extensión de plazo en sus autopistas, al tiempo que ha mostrado interés por nuevas licitaciones. Y Ferrovial estudia concesiones en ese mercado con especial foco en sus aeropuertos.

En el caso de las redes de distribución eléctrica, los 21 lotes adjudicados por la agencia pública ANEEL, de un total de 24 sacados a subasta, suman más de 6.100 kilómetros de líneas de alta tensión. La inversión comprometida por los adjudicatarios alcanzan los 11.600 millones de reales (3.300 millones de euros) y el proceso se zanjó con un descuento medio, sobre precios de partida, del 12,07%. Las concesionarias suman 2.100 millones de reales (597 millones de euros) de ingresos anuales derivados de estos nuevos contratos.

Equatorial Energía se alzó con siete lotes (8,9,12,14,15,16 y 23) y ofreció la mayor baja de la subasta, con un 28% en el 9. La dura pugna por estos activos se vio reflejada en el lote 21, adjudicado por la Empresa de Transmisión Eléctrica Paulista (CTEEP) tras 54 ofertas.

Los plazos de construcción oscilan entre los 42 y los 60 meses, se espera la creación de cerca de 26.000 puestos de trabajo y la concesión, por 30 años, incluye el cobro anual pactado con cada una de las adjudicatarias.

Normas