Telecomunicaciones

El regulador autoriza a Telefónica Brasil a cambiar multas por inversión

El importe ronda los 630 millones de euros

La decisión final queda en manos del Tribunal de Cuentas del país

El objetivo es la mejora de la calidad del servicio

Sede de Telefónica Brasil en Sao Paulo.
Sede de Telefónica Brasil en Sao Paulo.

El regulador brasileño de las telecomunicaciones Anatel, aprobó el denominado Acuerdo de Ajuste de Conducta (TAC en el acrónimo portugués) de Telefónica Brasil (el denominado TAC), que permitirán a la compañía cambiar una serie de multas regulatorias por un compromiso de mayor inversión. Ni la teleco ni el regulador precisaron el importe de las multas, si bien distintos medios brasileños han apuntado que ronda los 2.199 millones de reales (unos 630 millones de euros).

En términos generales, Anatel aprobó unas inversiones globales de Telefónica de Brasil dentro del TAC de 4.870 millones de reales (unos 1.410 millones de euros) en los próximos cuatro años. En un comunicado, la autoridad reguladora indicó que el objetivo es la mejora de estas renovadas partidas será la mejora de las condiciones y la calidad del servicio.

“Las inversiones deberán garantizar a los usuarios la calidad de servicio, hacer frente a las interrupciones en las prestaciones de telecomunicaciones y promocionar la universalización de las redes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH)”, señaló Anatel.

Así, Telefónica deberá llevar la infraestructura de banda ancha a 100 municipios, 35 de ellos en Sao Paulo, donde la compañía es la principal concesionaria, y 65 fuera de ese estado.

Además, tendrá que ampliar las redes de telefonía fija y transmisión de datos con una extensión de la cobertura de 7.200 kilómetros, llevar la cobertura de telefonía móvil 4G a 152 ciudades e instalar 3G donde solo hay 2G, y actualizar la planta de centrales.

El acuerdo en cualquier caso debe ser aprobado todavía por el Tribunal de Cuentas de Brasil. Y en el pasado ya puso algunos obstáculos para aprobar acuerdos similares. Así, el Tribunal mantiene en suspenso el TAC autorizado por Anatel para Oi, actualmente envuelta en una grave crisis, para cambiar multas por un importe de 1.200 millones de reales (cerca de 345 millones de euros).

Frente a esta posición, las operadoras creen que es positivo para el país puesto que ayuda a mejorar el desarrollo tecnológico. “Telefónica Brasil considera positivo para el país la propuesta del TAC, presentada por la empresa y aprobada por Anatel. La propuesta permitirá destinar un significativo volumen financiero a inversiones en calidad y en proyectos de infraestructura, como expansión de banda ancha, que ayudarán a reducir el gap digital en el país”.

Normas
Entra en El País para participar