Resultados

México y Turquía aportan ya el 54,4% del beneficio de BBVA

La entidad cierra en España 536 sucursales (436 de CX) y salen algo menos de 2.200 empleados este año

El banco gana 2.797 millones, el 64,3% más

Turquía y México suman ya el 54,4% del beneficio del grupo

Torres pide que el nuevo Gobierno profundice en la reforma laboral

Resultados BBVA Ampliar foto

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, reclamó al nuevo Gobierno “seguir trabajando” en la reforma laboral, contener el déficit público e impulsar medidas para reducir la tasa de desempleo, que se sitúa cerca del 19% de la población activa. Además, ha abogado por aumentar la productividad de la economía para potenciar el desarrollo y como “fuente” del bienestar futuro.

Torres ha defendido emprender reformas de liberalización de servicios y racionalidad del gasto público para ganar en eficiencia en la gestión del dinero público, no por razones de austeridad. Además, ha pedido una reordenación de las administraciones públicas y una reorganización de competencias. También ha reclamado “mayor conexión” entre la industria y la educación.

El consejero delegado de BBVA se ha decantado por tener un Gobierno “mejor que seguir en un proceso de indefinición”. “Unas terceras elecciones generales sería una mala cosa”, advirtió, para después valorar que formar un Ejecutivo con plenas funciones es “más estable y cierto”. “Está por ver cómo se desenvuelve la legislatura si finalmente tenemos Gobierno”, indicó.

Torres realizó estas declaraciones en la presentación de los resultados del banco en los nueve primeros meses del años.

De menos a más. Así definió BBVA la evolución de su cuenta de resultados. En los nueve primeros meses ganó 2.797 millones de euros, el 64,3% más por la falta de extraordinarios negativos y supera las previsiones de los analistas. Turquía aporta ya el 13,2% del beneficios del grupo, con 464 millones de euros. EE UU sigue sin despegar y está muy lejos de sus objetivos. En España cierra 546 oficinas y salen 2.200 empleados, con un negocio que no reacciona.

BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 2.797 millones de euros hasta septiembre, un 64,3% más que un año antes, debido al impacto que tuvieron en 2015 operaciones como la integración del banco turco Garanti (sin tener en cuenta este impacto el beneficio subiría un 15%). Y es precisamente esta filial la que ahora le ha dado más alegrías al banco. La franquicia de Turquía le ha proporcionado un beneficio atribuido de 464 millones de euros, con un crecimiento del 30,6% sobre igual fecha del año anterior, y ya supone el 13,2% del resultado del grupo. Se ha convertido en su tercer mercado, tras México y España. El país turco compensa así el escaso fuelle de otros mercados como el de Estados Unidos, donde ganó 298 millones (el 24,3% menos); o los 576 millones (-17 %) que aportó América del Sur, incluida Venezuela.

España sigue sin dar demasiadas alegrías al grupo. La atonía del negocio bancario parece que se ha enquistado en el sector. Los aún débiles ingresos en el banco, y que se reflejan en una caída del 2,9% en el margen de intereses y del 6,4% en las comisiones, se compensan con unas menores provisiones por insolvencias, que descienden un 33,2%. El resultados así en España es de 936 millones, con una caída del 5,2%, aunque a este beneficio habría que sumar las pérdidas de la actividad inmobiliaria, que están fuera de la cuenta de España. Los números rojos vinculados al ladrillo suman 315 millones, frente a las pérdidas de 417 millones de un año antes. Así, el resultado final en el mercado doméstico es de 621 millones, un 8,8% más.

Los créditos siguen descendiendo, lo hacen al 2,6% desde enero, los depósitos bajan un 1,1%, mientras que los fondos y planes de pensiones apenas suben el 0,4%, por lo que la cuota de mercado del banco en España se mantiene estancada en el 14%. Como otras entidades, y también como estaba previsto, el banco ha ajustado plantilla y oficinas en España. Torres Vila, ha explicado que BBVA seguirá recortando plantilla y oficinas, pero de forma “natural”, sin hacer EREs, sino a través de salidas pactadas y prejubilaciones, en respuesta a la automatización del trabajo. El banco prevé la salida de 2.200 personas este año: 1.556 personas de CatalunyaCaixa (CX), ya previstas y otras entre 400 a 600 personas prejubiladas con también alguna salida pactada (en 2015 el número fue de 1.800) en BBVA; y el cierre de otras 100 oficinas, además de las 436 clausuradas de CX. Torres insistió en que “no hay ningún plan adicional”. El banco ha dotado 53 millones en España por este concepto, y otro 41 millones para la reestructuración de su Centro Corporativo, en el que parte de las salidas comentadas pertenecen a esta unidad.

El recorte del dividendo anunciado ayer por Telefónica, donde BBVA controla el 5%, restará al banco 95 millones, que se dejará de apuntar en 2017. Esta caída de resultados se compensará con los 200 millones de sinergías que le aportará CX a partir de ese año. El gran motor de las cuentas sigue siendo México, que aportó 1.441 millones (-5,3%), y suma el 41,2% del resultado del grupo.

Normas