Banca

El FROB decidirá en los próximos meses si fusiona Bankia y BMN o las vende por separado

El FROB aprobó ayer el inicio del proceso de contratación de un asesor externo

El organismo dependiente de Economía no descarta desinvertir de Bankia y BMN de forma “individual”

Vista de la fachada del Banco de España.
Vista de la fachada del Banco de España. EFE

El FROB solo ha recuperado 4.837 millones de euros de las ayudas públicas concedidas a la banca, lo que supone el 8,2% del total. Este organismo espera recuperar otros 3.230 millones de Caja3, Ceiss y Sareb. Pero asegura que no puede anticipar el coste definitivo del rescate bancario ya que depende de la venta final de Bankia y BMN. El FROB ha iniciado el proceso para analizar la fusión entre ambas entidades, aunque no descarta una desinversión “individual” de BMN.

El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, informó ayer en el Congreso que el Estado solo ha recuperado 4.837 millones de euros de las ayudas públicas concedidas al sector bancario desde 2009, lo que reconoce que es una cantidad “exigua”, que solo representa el 8,2% del total.

El FROB ha estimado en 56.545 millones las ayudas públicas inyectadas en la banca, de las que 54.353 millones fueron concedidas por este organismo, a lo que hay que sumar una inversión de 2.192 millones en la Sareb, conocida como el banco malo.

Ponce, que compareció ayer en la Comisión de Economía del Congreso, explicó que los ingresos efectivos se derivan de la amortización e intereses de instrumentos híbridos de capital y de la venta de entidades. Pero mantiene que la recuperación definitiva de ayudas dependerá, sobre todo, de la desinversión final de BFA-Bankia y BMN (donde el FROB controla el 65% del capital de ambas instituciones), y de Sareb. En menor medida también puede reducir la factura del contribuyente la amortización final y pago de intereses de los bonos contingentes convertibles (cocos) de Caja3 y de Ceiss, y de las “desviaciones tanto al alza como a la baja” en el coste final de las garantías otorgadas en forma de esquemas de protección de activos (epa) respecto a la estimación actual.

La pérdida prevista para estos esquemas de protección se eleva a 2.451 millones para el FROB (el Fondo de Garantía de Depósitos también concedió otros epa, a CCM y a CAM).

BFA-Bankia percibió 22.424 millones en ayudas públicas, de los que solo ha devuelto 1.600 millones, mientras que el Estado inyectó 1.645 millones en BMN, que tampoco ha reintegrado al FROB.

Ponce considera que para calcular la recuperación total de ayudas habría que sumar la previsible devolución de los cocos procedentes de Banco Ceiss (filial de Unicaja) y Banco Grupo Caja 3 (fusionada con Ibercaja), lo que supondría 604 y 387 millones, respectivamente, a lo que habría que agregar 140 millones de intereses de estos híbridos (pagan un 8% de interés). Además, mantiene que “Sareb va a devolver íntegra la inversión” de 2.100 millones de capital público, para lo que esgrimió las hipótesis del plan de negocio actual de Sareb hasta 2027.

La suma de ambas partidas arrojaría un saldo de 3.230 millones de euros, que deberían agregarse a las ayudas ya recuperadas. El FROB así prevé una devolución mínima de 8.068 millones de euros, el 13,6% de lo aportado por el contribuyente.

La gran incógnita es la recuperación de las inversiones en Bankia y BMN. Ponce matizó que “sería imprudente decir cuánto dinero se va a recuperar”. Y como ejemplo, hizo referencia a la caída del valor en Bolsa de Bankia, hasta cerca de 8.700 millones.

El responsable del FROB aseguró que una posible fusión entre ambos bancos nacionalizados es una “alternativa razonable” que necesariamente hay que estudiar, “siempre desde una perspectiva de racionalidad técnica y profesional”. Pero quiso dejar claro que el organismo estudia con “idéntica profundidad” otras alternativas, como la de la desinversión del FROB de manera individual. Y aseguró que la comisión rectora del FROB ha iniciado el proceso para contratar un asesor externo que analice todas las estrategias de desinversión.

Recordó que la decisión debe tomarse “con un Gobierno en plenas funciones”. Y adelantó, no obstante, que será a finales de 2016 o a principios de 2017, cuando el FROB decidirá sobre Bankia y BMN.

Ponce comunicó también el “probable” cambio de auditor del FROB, decisión que desvinculó del error detectado en las cuentas de 2015. El FROB tuvo que elevar en 230 millones sus pérdidas, hasta 1.523 millones, tras una equivocación en el cálculo de la valoración de la participación en BFA (la matriz de Bankia).

La mayoría de los partidos políticos han lamentado que las ayudas públicas destinadas al rescate bancario no vayan a recuperarse en su totalidad y manifestaron su interés en conocer la realidad de estas pérdidas.

 

Normas