Telecomunicaciones

Telefónica Brasil gana 87.000 líneas móviles en agosto ante la caída rival

El mercado pierde casi 500.000 conexiones

América Móvil perdió 336.000 líneas por 111.000 de Oi y 70.000 de TIM

Telefónica Brasil prevé mantener un capex anual cercano a 2.000 millones

Tienda de Vivo, marca comercial de Telefónica Brasil, en Sao Paulo.
Tienda de Vivo, marca comercial de Telefónica Brasil, en Sao Paulo.

Telefónica mantiene el crecimiento en Brasil pese a la difícil coyuntura económica. Y vuelve a compensar con el país sudamericano la pérdida de líneas en España. Según los datos publicados por el regulador Anatel, Telefónica Brasil ganó más de 87.000 líneas móviles en el mes de agosto hasta alcanzar los 73,46 millones.

La teleco, que acumula tres meses de avances tras la caída sufrida en mayo, refuerza su primera posición en este mercado al ampliar su cuota de mercado desde el 29,05% al 29,14%.

Frente a esta evolución, el resto de rivales perdieron posiciones. En agosto se desactivaron cerca de 500.000 líneas móviles. En el último año, Brasil ha perdido más de 30 millones de líneas hasta situar el parque en 252 millones. Los accesos prepago suponían el 69,90%, mientras que el restante 30,10% correspondía a las líneas de contrato, que mantienen su tendencia creciente.

Por compañías, el mayor retroceso fue el sufrido por Claro, filial de América Móvil. La teleco perdió 336.000 líneas móviles, hasta situar su parque en 63,68 millones, con una cuota de mercado del 25,26%. Claro acumula ya al menos siete meses seguidos de caídas.

Oi, a su vez, perdió 111.000 líneas hasta situar su parque en 47 millones. La compañía, envuelta en una grave crisis tras su entrada en concurso de acreedores, acumula cuatro meses de bajadas. TIM Brasil, filial de Telecom Italia, perdió cerca de 70.000 conexiones, hasta situar su parque en 63,51 millones, con una cuota de mercado del 25,20%. Finalmente, las compañías más pequeñas, CTBC, Datora, Nextel y Sercomtel, ganaron posiciones.

En la banda ancha fija, Telefónica ganó algo más de 16.000 nuevas conexiones, hasta 7,46 millones, con una cuota de mercado del 28,17%. La operadora española, reforzada con la compra de GVT en 2015, se sitúa no obstante en segunda posición del mercado, por detrás del grupo de Carlos Slim. La empresa controlada por el empresario mexicano ganó 38.000 nuevas líneas, hasta alcanzar los 8,36 millones.

En términos generales, Telefónica mantiene su crecimiento en Brasil, un mercado clave para la operadora, al aportar cerca del 23% de los ingresos, además de ser el que más clientes aporta en el conjunto del grupo. La teleco que preside José María Álvarez-Pallete presenta sus resultados del tercer trimestre la próxima semana, y en el mercado hay coincidencia de que buena parte de esa evolución estará en manos de España y Brasil. Ambos países deberían aportar el mayor crecimiento de la caja, un factor de gran relevancia para hacer frente al pago de la deuda.

Telefónica Brasil se enfrenta a un periodo de renovación tras la dimisión del consejero delegado, Amos Genish, y su sustitución por Eduardo Navarro, uno de los hombres fuertes del grupo y directivo de confianza de Pallete.

Genish, que seguirá hasta final de año, dijo ayer que Telefónica Brasil mantendrá una inversión anual cercana a 8.000 millones de reales (unos 2.290 millones de euros), que se centrarán en áreas como los servicios digitales, frente a los segmentos tradicionales. El ejecutivo indicó que los modelos que se enfocan en la voz frente a la banda ancha pertenecen al pasado.

Normas