Tratados libre comercio

La UE endurece las defensas para salvar el acuerdo con Canadá

La cumbre europea intentará convencer a la región belga de Valonia para que desbloquee un tratado de libre comercio negociado durante siete años

Imagen de la manifestación celebrada el pasado fin de semana en Madrid para reclamar un sistema político y económico que "garantice la equidad y los derechos de todas las personas en el mundo sin dejar a nadie atrás", y exigir la paralización de tratados de libre comercio como el CETA y el TTIP.
Imagen de la manifestación celebrada el pasado fin de semana en Madrid para reclamar un sistema político y económico que "garantice la equidad y los derechos de todas las personas en el mundo sin dejar a nadie atrás", y exigir la paralización de tratados de libre comercio como el CETA y el TTIP. EFE

B. de Miguel Bruselas

 

La cumbre europea de este jueves y viernes intentará impulsar un endurecimiento de los instrumentos de defensa comercial y arancelaria como fórmula para salvar in extremis el tratado de libre comercio con Canadá, negociado durante siete años y cuya firma estaba prevista para finales de este mes.

El proceso de rúbrica del acuerdo ha quedado interrumpido por la negativa del parlamento regional de Valonia (Bélgica) a dar su visto bueno. Fuentes comunitarias advierten que el fracaso del acuerdo con Canadá supondría una herida de muerte para la política comercial de la UE.

En todo caso, el Tratado no podrá entrar en vigor por completo porque el Tribunal Constitucional alemán también lo ha bloqueado parcialmente hasta que resuelva un recurso contra el Tratado.

Las objeciones en Bélgica y Alemania al acuerdo con Canadá anticipan problemas similares para acuerdos aún más ambiciosos como el de EE UU (TTIP). Fuentes comunitarias admiten que “si no recuperamos la confianza de la opinión pública en que es compatible el libre comercio y el comercio justo, el margen de negociación de la UE se reduce a cero”.

Las mismas fuentes indicaron que, en aras de recuperar la confianza, los líderes europeos intentarán desbloquear la propuesta de la Comisión Europea para endurecer las medidas comerciales de defensa, paralizada desde hace tres años por países como Reino Unido.

“Apuraremos hasta el último minuto para encontrar una solución satisfactoria para todos, incluida Valonia”, señalaron fuentes diplomáticas ante la cumbre del jueves y viernes.

El parlamento de Valonia ha reclamado una renegociación del acuerdo con Canadá (conocido por sus siglas en inglés, CETA), por considerar que no garantiza el respeto de los estándares sociales y medioambientales de la UE y por el posible impacto de las exportaciones canadienses en el sector agrícola.

La Comisión Europea ha intentado convencer al parlamento valón con una declaración que garantizaría el derecho de los Gobiernos europeos a legislar sin ninguna cortapisa, pero el texto no ha convencido a la región belga.

Fuentes europeas señalan, no obstante, que “el Gobierno belga no se ha cerrado en ningún momento a llegar a un compromiso, así que confiamos en que el Tratado con Canadá pueda firmarse el 27 y 28 de octubre”.

Normas