Series de televisión

‘Juego de Tronos’, a la conquista de las costas vascas

El lunes comienza el rodaje en la conocida ermita de San Juan de Gaztelugatxe

La playa de Zumaia albergará el rodaje la semana siguiente

Juego de Tronos
La ermita de San Juan de Gazteluatxe, en Bizkaia.

La costa vasca se apunta a formar parte del Reino de Poniente. El rodaje de la séptima temporada de Juego de Tronos comienza esta próxima semana en el islote de San Juan de Gaztelugatxe, cerca de Bermeo (Bizkaia), y a partir del 24 de octubre, en la playa de Zumaia (Gipuzkoa). Estos dos enclaves se suman al resto de regiones españolas que se han convertido en escenarios de la mítica serie, que en la última edición de los premios Emmy, el pasado 19 de septiembre, se alzó con 12 galardones, sumando un total de 38 estatuillas en su palmarés y convirtiéndose en la serie televisiva más premiada de la historia.

No es de sorprender, por lo tanto, que el rodaje haya revolucionado el litoral vasco. La semana pasada, más de 1.000 personas de la zona abarrotaron el casting para figurar como extras. De todos ellos, tan solo 200 que fueron seleccionados pasarán a desfilar por estos escenarios junto al resto de personajes de la serie durante estas semanas. Se prevé que el rodaje en la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, San Juan el degollado en castellano, dure algo más de una semana, y lleve a la pequeña isla a un equipo formado por 400 personas que tendrá que subir a pie los 241 peldaños de roca que conducen a la ermita, el único camino de acceso al lugar.

No se sabe con certeza qué escenas se filmarán en San Juan. Sí se conoce, no obstante, que el rodaje ha tenido que atrasarse varios días, ya que los cielos despejados y los días soleados de las últimas semanas no eran los ideales para los paisajes grises y fríos que buscan los cineastas. La historia y el enclave de la ermita, sin embargo, sí pueden dar una idea de lo que en ella se rodará. “Esta iglesia fue fundada en el siglo XI, y en sus cerca de mil años de historia ha sido castillo, monasterio y ermita. En 1334, de hecho, el señor de Bizkaia, cercado por el rey de Castilla, se refugió en ella y resistió el asalto”, explica Haitzart Astorkiza, responsable del punto de información turística de este lugar que al año recibe cerca de 120.000 visitantes. “También fue hostigada por barcos franceses de la ciudad de La Rochelle, y hasta padeció los ataques del corsario inglés Francis Drake. Se rumorea que esta vez sufrirá la embestida de los dragones de la serie”.

Playa de Zumaia.
Playa de Zumaia.

Los Stark y los Lannister también se verán las caras en la playa de Zumaia, conocida por sus famosas piedras flysch, de una forma muy poco habitual, y que han llamado la atención de la productora de la serie. Se espera que el rodaje dure seis días, en los que la playa de esta localidad, a la que las cámaras de televisión no sorprenden, ya que también fue escenario de la conocida película española Ocho apellidos vascos, permanecerá cerrada al público. Por el momento, el gobierno vasco explica en una nota que espera un retorno positivo del desembarco de Juego de Tronos en sus playas, que previsiblemente dará a conocer al mundo dos de sus joyas más importantes. Según un estudio de JPMorgan, el turismo aumenta un 70% allí donde la serie de la HBO decide rodar.

  • El resto de España

El País Vasco se apunta de esta forma al filón del fenómeno de Juego de Tronos, y se suma a otras localizaciones como Peñíscola (Castellón), Almería, las Bárdenas Reales de Navarra, Girona, Barcelona o el Castillo de Zafra en Guadalajara, que han sido escenario en otros capítulos de la serie en temporadas anteriores. Otros enclaves que se estrenan, aunque con rodajes más breves, en el mes de noviembre, son el Castillo de Almodóvar del Río (Córdoba), que data del siglo XIV, la ciudad de Cáceres, el Parque Natural de Los Barruecos y el castillo de Trujillo, ambos en el término municipal de esta última provincia.

Sevilla repite como escenario

‘Juego de Tronos’, a la conquista de las costas vascas

El Real Alcázar de Sevilla, que ya apareció en la quinta temporada de Juego de Tronos como los Jardines del Agua de Dorne, volverá a ser escenario de la serie en esta nueva temporada. A este lugar se le sumarán las Reales Atarazanas, también en la capital hispalense. Se trata de unos antiguos astilleros pertenecientes a la Corona de Castilla en los que, entre los siglos XIII y XV, se llevaba a cabo la construcción de galeras y otras naves que se botaban en los canales del Guadalquivir.

Fuera de la capital andaluza, pero cerca de ella, en la localidad de Santiponce, conocida por albergar las ruinas de la ciudad romana de Itálica, fundada en el 206 a. C., también harán un alto las cámaras de la serie.
El conjunto monumental se cerrará desde esta semana hasta el 12 de noviembre para el montaje y grabación de algunas secuencias de la séptima temporada que, hoy por hoy, tampoco se conocen.

Normas