Tecnología

Verizon amenaza con no comprar Yahoo por el robo de datos

El robo masivo de cuentas de correo " supone un impacto material suficiente para retirar laoferta

Verizon amenaza con no comprar Yahoo por el robo de datos

La compra de Yahoo por parte de Verizon anunciada el pasado julio podría naufragar. El secretario general de Verizon Craig Silliman aseguró este jueves en EEUU que la compañía tiene una base razonable para pensar que el robo masivo de datos en Yahoo, que afectó al menos a 500 millones de cuentas de correo y que se conoció el pasado septiembre, supone un impacto material que podría permitir a la operadora retirar su oferta de 4.830 millones de dólares para comprar el portal que dirige Marissa Mayer. 

El directivo dijo a los periodistas que el grave incidente podría permitir a Verizon activar la cláusula para retirar la oferta. “Creo que tenemos ahora mismo una base razonable de que el impacto es material y estamos mirando Yahoo para demostrar que el impacto es completo. Si ellos creen que no es así, tendrán que demostrárnoslo”, añadió el ejecutivo, que declinó comentar si hay negociaciones en marcha para renegociar el precio.

Las acciones de Yahoo registraron descensos cercanos al 1,6% tras conocerse las posibles intenciones de Verizon. Los títulos de la compañía de internet acumulan una revalorización próxima al 25% desde principios de año gracias, en buena medida, al impulso generado por el acuerdo con la operadora estadounidense.

Yahoo desveló hace apenas un mes una “masiva” brecha en la seguridad de su servicio de correo electrónico producida en 2014. El anuncio salía a la luz justo cuando Verizon ultimaba la toma de control de la empresa tecnológica estadounidense. La noticia ya hacía presuponer que podría traer dolores de cabeza a Mayer, consejera delegada del portal. La teleco ya aseguró entonces que iba a evaluar qué impacto podía tener dicho hackeo, uno de los mayores robos de la historia, sobre los clientes y los accionistas de la compañía. El cierre de la adquisición de Yahoo estaba previsto para el próximo enero.

Ante las críticas de numerosos clientes de Yahoo afectados por la acción de los piratas informáticos, Verizon también preciso entonces que ellos habían sido informados del robo a principios de la misma semana en que se hizo público. “Yahoo está llevando a cabo una investigación activa y nosotros aún tenemos una información limitada, pero evaluaremos los efectos”, aseguraron.

Las palabras de Nikki Parker, vicepresidente de la empresa de seguridad Covata, fueron premonitorias. El ejecutivo aseguró a la BBC que Yahoo iba a ser sometida al escrutinio de los reguladores, los medios y los usuarios. “Esperemos que se seque la tinta en el contrato con Verizon”, dijo en tono irónico. Las palabras de ayer del secretario general de la operadora siembra ahora muchas dudas sobre esta operación.

Yahoo defendió cuando se conoció el serio incidente que la violación de su seguridad la cometió alguien “respaldado por un Estado”, aunque no precisó cual. Una declaración que no le servirá de justificación. Los expertos de seguridad criticaron su tardanza en detectar una brecha de seguridad de esas características y la tardanza en hacerlo público. Un secretismo que le puede costar caro.

Normas