Tecnología

Sony saca mañana a la venta sus gafas de realidad virtual

El dispositivo competirá con las Oculus Rift de Facebook y las HTC Rift

Una mujer prueba las gafas de realidad virtual de Sony, las Play Station VR.
Una mujer prueba las gafas de realidad virtual de Sony, las Play Station VR. REUTERS

Las gafas de realidad virtual de Sony, PlayStation VR, aterrizarán mañana en el mercado, donde competirán con Oculus Rift de Facebook y HTC Vive. El lanzamiento se producirá de forma simultánea en la mayoría de los países europeos, así como Estados Unidos, Japón o Australia.

Las gafas de Sony cuestan 399 euros y la nueva videoconsola PS4 parte de los 299 euros. Por otro lado, Vive y Oculus Rift son más caras y solo funcionan con portentes ordenadores. Como respuesta a Sony, Facebook ha anunciado una bajada de precio de su modelo y pondrá a la venta un ordenador compatible que costará 499 dólares. Más allá del precio, el punto clave para que cuaje la tecnología será el contenido que ofrezca. En 2016, PlayStation VR contará con 50 títulos y hay más de un centenar en desarrollo: habrá experiencias de acción, de solución de puzzles, de conducción, de cuidado de criaturas y de viaje a universos alienígenas.

El nuevo dispositivo de Sony nació en 2014 bajo el nombre de Project Morpheus y desde entonces la tecnológica japonesa ha paseado su dispositivo de realidad virtual por decenas de ferias de todo el mundo, donde “centenares de miles de jugadores” lo han probado y han contribuido a modelar su desarrollo. “Este proceder es bastante inusual en la creación de un dispositivo: conforme los usuarios nos iban dando su parecer, nosotros modificábamos y adaptábamos las experiencias, lo que modificó la ergonomía del dispositivo”, explica en una entrevista con Efe el director de tecnología inmersiva de los Worldwide Studios de Sony, Simon Benson. También Oculus y HTC recurrieron a este proceso de ensayo-error.

Así, esas puestas en escena contribuyeron a reducir el efecto de mareo detectado en los primeros momentos y a definir mejor los contenidos efectivos. “El objetivo es introducir a la gente en un nuevo mundo de juego inmersivo. Es una interfaz sencilla y accesible, que abre el juego a nuevas audiencias”, apunta Benson. Sony está convencida de que su proyecto tendrá una buena acogida, aupada por los jugadores más cualificados.

Normas