Discípulos de Warren Buffett

Los siete magníficos de la inversión en Bolsa

La filosofía de inversión en valor gana cada día más adeptos

Los siete magníficos de la inversión en Bolsa

Warren Buffett es el Justin Bieber de la inversión en Bolsa. Nadie tiene tantos seguidores. Nadie es tan admirado. Sus discípulos se han convertido en legión y su filosofía de inversión en un nuevo credo. El value investing se basa en algo tan sencillo (y tan difícil) como encontrar valor en compañías a las que el mercado no se lo reconoce. Encontrar gangas. Ir a contracorriente. Apostar por sectores de los que los inversores salen corriendo. El viaje no suele ser apacible y las curvas de la volatilidad provocan emociones fuertes. Pero cuando el piloto está experimentado, el destino merece la pena: rentabilidades muy por encima de la media.

El principal exponente en España de este estilo de gestión es Francisco García Paramés. Durante los 20 años que pasó en Bestinver logró que sus inversiones en la Bolsa española rindieran un 16% de media anual, frente al 8% del Índice General de la Bolsa de Madrid. Tras su ruptura con Bestinver ha pasado dos años exiliado en Londres. Ahora ha vuelto a Madrid para lanzar su propia gestora de fondos.

Paramés es el principal profeta del estilo value en España, pero no es el único. Sus excompañeros de Bestinver, capitaneados por Álvaro Guzman de Lázaro, fundaron hace unos meses azValor, una gestora basada también en la inversión en valor. Sus primeros meses de funcionamiento han sido espectaculares. Su fondo de Bolsa internacional ha rentado un 18%, a pesar de las turbulencias del primer semestre. En pocos meses han logrado gestionar cerca de 2.000 millones de euros a través de sus fondos y de mandatos de gestión de carteras.

La filosofía de gestión en valor no es apta para todos los públicos. Solo para los más creyentes. Primero, porque exige una paciencia de la cual carecen la mayor parte de los pequeños inversores. Los gestores prometen buenas rentabilidades, pero piden al particular que mantenga su inversión con ellos tres, cuatro o cinco años. Quieren que se conviertan en coinversores. Que no les tiemble el pulso cuando las Bolsas caigan y mantengan prietas las filas. Además, el value investing exige una fuerte apuesta por el análisis y el talento. Y eso se paga. Las comisiones de este tipo de fondos son superiores a la media. Pero en el largo plazo suele merecer la pena.

Las peculiaridades de este estilo de inversión hacen que sea bastante minoritario, aunque cada vez amplían más su radio de acción. Los bancos españoles, que controlan los megafondos de inversión, tienen difícil convencer a cientos de miles de inversores (que también son sus clientes) de que no pasa nada porque el valor liquidativo del fondo haya caído un 15% en un trimestre, algo que puede pasar con el value investing.

Un buen ejemplo de este estilo casi contracultural es Metagestión, una pequeña gestora de fondos que ha sido cantera de algunos de los mejores gestores de fondos españoles. Su equipo acaba ser reconocido por la firma Citywire como el mejor de renta variable española en 2015. En los últimos cinco años ha logrado un rendimiento del 13,5%.

La lista de evangalizadores del value sigue creciendo. Iván Martín (Magallanes), José Ramón Iturriaga (Abante Asesores), Joan Grau (EDM), Lola Sola (Santander AM), Juan Aznar (Mutuactivos)... y cada vez suman más fieles.


Los siete magíficos

Steve McQueen, Charles Bronson, Yul Brynner... formaron parte de un elenco de leyenda, el de Los siete magníficos, una película de 1960 considerada como uno de los mejores western de la historia (y que a su vez se basaba en Los siete samuráis de Akira Kurosawa). La semana pasada se estrenó un remake, con actores de la talla de Ethan Hawke, Denzel Washington o Wagner Moura.

El éxito de esta saga, que aparece y desaparece de las carteleras pero siempre vuelve, es equiparable al de la gestión en valor, un estilo de inversión que cada vez atrae más la atención. Su creador fue Benjamin Graham, que trazó las líneas maestras tras el crac del 29, y su mesías es Warren Buffett, que ha asombrado al mundo con tasas de rentabilidad superiores al 20% durante décadas.

En España, Francisco García Paramés ha sido considerado desde siempre como el mayor experto, pero otros profesionales del sector han logrado en los últimos años rentabilidades excepcionales utilizando las teorías de Graham y Buffett.

Escoger a los mejores entre los mejores no es fácil. En el mundo de los fondos cada cual utiliza una referencia:el rendimiento en los últimos tres años, en los últimos cinco, el comportamiento frente al índice...

Sea como fuere, lo cierto es que hay gestores de fondos capaces de lograr rendimientos medios anuales superiores al 10%, gracias a la capacidad de detectar valor allí donde otros no lo ven.

Es el caso de José Ramón Iturriaga, cuyo fondo Okavango Delta logró en 2013 la proeza de ser el que más rentó de todo el planeta (un 75%), o el de Juan Aznar, que al frente de la gestora del grupo Mutua Madrileña ha conseguido que Mutuafondo rente a una tasa anual del 11% desde 2011, o el equipo de azValor, que está deslumbrando a los mercados con arriesgadas apuestas en compañías mineras...

Aunque tal vez no están todos los que son, sí que son todos los que están. Gestores de fondos capaces de crear valor para los inversores, capaces de tomar apuestas arriesgadas para desmarcarse de los mercados bursátiles y salir (casi siempre) airosos.

 

Francisco García Paramés.
Francisco García Paramés.

  • Francisco García Paramés 

Es el gestor de fondos más internacional. El considerado como “el Warren Buffet” español. Durante 20 años forjó su leyenda en Bestinver, convirtiéndola en la gestora más exitosa del país. Sus dos productos estrella, Bestifond y Bestinver Internacional, lograron situarse año tras años como los mejores de su categoría. En 2014 rompió su relación contractual con la gestora del grupo Acciona, y tuvo que permanecer dos años sin gestionar inversiones por una cláusula de no competencia que incluía su contrato. Transcurrido ese periodo ha vuelto a escena. Esta semana presentó su libro Invirtiendo a largo plazo, que va camino de convertirse en un clásico del género. Se reclama desde siempre partidario del value investing, heredero de Graham y de Buffett. También defiende la paciencia y la escuela económica austríaca como dos de las claves de su éxito en la gestión de activos. El próximo ejercicio lanzará su priopia gestora de fondos.

 

Beltrán de la Lastra (Bestinver)
Beltrán de la Lastra (Bestinver)

  • Beltrán de la Lastra (Bestinver)

Cuando Francisco García Paramés salió abruptamente de Bestinver anunció inmediatamente quién sería su sustituto:Beltrán de la Lastra, un gestor de fondos curtido en la City londinense, en nómina hasta entonces del banco norteamericano JP Morgan. De la Lastra llegó a la firma en un momento difícil, ya que la gestora registró importantes salidas de patrimonio tras la marcha de Paramés. Además, los colaboradoras más cercanos de Paramés también dejaron Bestinver. Durante los dos años en que ha dirigido la firma ha logrado mantener el timón con firmeza. Los dos productos estrella siguen destacando entre los fondos con mejores rentabilidades de su categoría (Bestifond rentó un 13% en 2015 y lleva un 4% en 2016). Además, fichó a Ricardo Cañete (de Mutuactivos), para fortalecer la capacidad de análisis. El fondo de Bolsa española ha rentado un 11% desde 2011.

Álvaro Guzmán de Lázaro (azValor)
Álvaro Guzmán de Lázaro (azValor)

 

  • Álvaro Guzmán de Lázaro (azValor)

Los colaboradores más cercanos a Francisco García Paramés también dejaron Bestinver en 2014 y, como él, tenían un periodo de no competencia, aunque inferior a los dos años. Hace un año, Álvaro Guzman de Lázaro, Fernando Bernard y Beltrán Parages crearon su propia gestora, azValor. El éxito durante los últimos 12 meses ha sido espectacular. Asesoran activos por un volumen global de más de 2.000 millones de euros. La rentabilidad obtenida ha llamado la atención del mercado. azValor Internacional, con un patrimonio de 900 millones de euros ha rentado en 2016 un 18%, convirtiéndose en el mejor (con diferencia de su categoría), tanto entre gestoras españolas como internacionales. Todas las apuestas indicaban que Paramés se incorporaría al proyecto pero, el incontestable éxito de sus antiguos colaboradores tensó la negociación y el patriarca ha elegido ir por libre.

José Ramón Iturriaga (Abante Asesores).
José Ramón Iturriaga (Abante Asesores).

 

  • José Ramón Iturriaga (Abante Asesores)
Javier Ruiz (Metagestión)
Javier Ruiz (Metagestión)

En 2013 su nombre apareció en la prensa especializada de todo el mundo. El fondo que gestiona, Okavango Delta, logró una rentabilidad del 75%, invirtiendo únicamente en compañías cotizadas españolas. Ningún otro fondo del mundo rentó tanto. Su universo de inversión es reducido, pero aun así ha logrado demostrar que puede sacar petróleo en difíciles entornos de mercado. Sus apuestas han ido muchas veces a contracorriente:fue de los primeros en volver a invertir en el sector inmobliario, tomó posiciones en el sector bancario, cuando todos huían... En 2016 ha vivido las dos caras de lo que supone el value investing. En abril fue reconocido con la triple A de Citywire (reservada a los mejores gestores), y a los pocos días su cartera se vio dañada por el anuncio de una ampliación de capital en Banco Popular. Su receta, la de siempre:“hay que mirar al largo plazo”.
 

  • Javier Ruiz (Metagestión) 
Juan Aznar (presidente de Mutuactivos)
Juan Aznar (presidente de Mutuactivos)

Metagestión es una de las mejores canteras de gestores value de España. La firma fue fundada hace 30 años y su producto estrella ha logrado rentabilidades espectaculares: 15% de rendimiento medio anual en los últimos cinco ejercicios. En 2007, su entonces gestor estrella, Gonzalo Lardiés, fue elegido por la firma Citywire como el mejor de Europa. El testigo de esta excelencia lo lleva ahora Javier Ruiz y su equipo. En los dos últimos años acumulan premios por su excelente rendimiento en el fondo bandera de la gestora: Metavalor (premio Morningstar en 2014 y 2015 al mejor fondo de renta variable española; premio Citywire 2016 a los mejores gestores de Bolsa española...). Analizando su rendimiento en los últimos 10 años, no hay ningún producto con mejor rentabilidad (+4,01% de rendimiento medio anual), por delante incluso del Bestinver Bolsa.


  • Juan Aznar (Mutuactivos)
Los siete magníficos de la inversión en Bolsa

La filial de gestión de activos de Mutua Madrileña ha mantenido siempre un perfil muy discreto, pero poco a poco se ha ido fraguando una reputación como uno de los mejores inversores del país. Su presidente, Juan Aznar, ha potenciado siempre el equipo de gestión, y de su cantera han salido algunos de los fichajes estrella del sector, como Ricardo Cañete, que fue captado por Bestinver tras la salida de Paramés. Uno de sus productos bandera, el Mutuafondo España mantiene la máxima calificación de la firma Morningstar (cinco estrellas), y ha logrado rentar un 9,5% de media anual desde 2011. Entre las principales apuestas que mantiene en cartera destacan la socimi Merlin, Indra y BME. En los tres últimos ejercicios, la aseguradora ha potenciado este negocio de gestión de activos entre sus clientes.

 

  • Iván Martín Aranguez (Magallanes Value)

Iván Martín Aranguez fue uno de los gestores que disputó el cetro de Paramés tras su exilio en Londres. Su espantada coincidió con la creación de Magallanes Value Investors, un proyecto diseñado para los amantes de esta filosofía de gestión. Apoyado por Blanca Hernández, Martín Aranguez ha logrado alcanzar un volumen de patrimonio gestionado superior a los 600 millones de euros. Los resultados de sus fondos han sido muy postivos, durante su corta andadura. Así, Magallanes Iberian Equity ha rentado un 8,65% en lo que va de 2016. El gestor empezó a labrar su reconocimiento en Aviva Gestión, otra de las gestoras señeras. Tras su paso por la misma recaló el Santander Asset Management, hasta que en 2014 decidió poner en marcha su propio proyecto profesional, basado en exclusiva en el estilo de inversión en valor.

Normas