Ordenadores

Lenovo negocia quedarse con el negocio de PC de Fujitsu

La transacción, aún por cerrar, revela la pérdida de peso de Japón en esta industria

Foto del logo de la compañía de electrónica Fujitsu en Tokio (Japón).
Foto del logo de la compañía de electrónica Fujitsu en Tokio (Japón).

Fujitsu subió ayer casi un 6% en la Bolsa de Tokio tras conocerse que está negociando con la compañía Lenovo la cesión de su división de ordenadores personales. Una operación, que de cerrarse, reforzaría el poder de la empresa china frente a su acérrimo rival HP y permitiría a la tecnológica japonesa poner foco en otros negocios más rentables como el del almacenamiento o los servicios de TI. La venta podría cerrarse este mes y supondría el traspaso de unos 2.000 trabajadores de Fujitsu a Lenovo, según el diario Nikkei.

Aunque oficialmente ninguna de las dos empresas ha hablado sobre la transacción, el movimiento no ha sorprendido en la industria, pues ya era conocido que Fujitsu lleva tiempo buscando una salida para su filial de ordenadores personales, debido a su escaso peso en este mercado, en caída desde hace años. De hecho, la compañía había intentado una fusión con Vaio (la antigua unidad de portátiles de Sony) y la filial de PC de Toshiba, algo que finalmente se habría frustrado. Era una fórmula con la que la industria japonesa del PC buscaba frenar su pérdida de protagonismo en este sector. Hay que recordar que Sony se desprendió de sus ordenadores Vaio en 2014, Toshiba se retiró del mercado de portátiles de consumo en la mayoría de países en 2016 y NEC ya creó en 2011 una empresa conjunta con Lenovo para el mercado japonés.

Con todo, aún no están claros los términos en que se cerraría la operación. Según Nikkei, Fujitsu y Lenovo podrían crear también una compañía conjunta liderada por la firma china o optar porque esta compre una participación mayoritaria de la unidad de PC de la japonesa. Reuters informó este jueves que Fujitsu ha emitido una nota en Japón donde explicaba que está considerando diferentes opciones para su filial de ordenadores personales pero que aún no ha tomado una decisión al respecto.

Las conversaciones entre Fujitsu y Lenovo tienen lugar en un contexto difícil para la industria del PC, que en el segundo trimestre cayó en torno al 5% en todo el mundo. Un descenso que se sumaba al del primer trimestre, cuando las ventas de ordenadores retrocedieron un 9,6%. En el caso de España, el negocio ha ido aún peor, pues entre abril y julio cayó un 13,7%, sumando cuatro trimestres consecutivos de caída.

Por si fuera poco, los informes de Gartner e IDC muestran cómo tres empresas (Lenovo, HP y Dell) dominan en la actualidad casi el 60% del mercado. Algo muy relevante en un negocio donde alcanzar ciertas economías de escala es esencial para ser rentable. Fujitsu vendió 4 millones de PC en su último año fiscal (cerrado en marzo), el grueso en el mercado japonés. La compañía no aparece entre las cinco mayores empresas del mundo, pues son Asus y Apple quienes cierran el top 5. Ysu área de hardware fue deficitaria en ese ejercicio, con unas pérdidas superiores a los 10.000 millones de yenes (86 millones de euros).

El mercado de ordenadores caerá este año un 8%

Las conversaciones entre ambas compañías se produce en un contexto en el que, según la consultora Gartner, las ventas mundiales de dispositivos (PC, móviles phablets y tabletas) descenderán este año un 3%. Si se cumple el pronóstico, será el segundo año consecutivo de descenso. Todos los segmentos bajarán, dice, salvo el de los phablets de última generación. El de los PC, caerá un 8%, y se espera algo similar para 2017. En cuanto a los teléfonos móviles, también caerán este año, aunque en menor medida, un 1,6%. El segmento de smartphones sigue creciendo, pero a un ritmo más lento que en años anteriores, y se espera que llegue a 1,5 millones de unidades a final de año. Se espera que vuelva a crecimientos del 3,5% en 2017, aunque es un mercado cada vez más maduro.

Normas