Videojuegos

Smach Team lanzará en 2017 la primera consola diseñada y fabricada en España

Saldrá al mercado por 349 y 549 euros, según modelo

Un joven juega con la consola Smach Z.
Un joven juega con la consola Smach Z.

Una pequeña empresa española con base en Palma de Mallorca, Smach Team, se ha propuesto colarse en un mercado –el de las consolas de videojuegos– dominado por gigantes estadounidenses y japoneses como Sony, Microsoft y Nintendo. La compañía, fundada por cuatro socios, planea lanzar el próximo año la primera consola 100% diseñada y fabricada en España, la Smach Z. “También será la primera consola portátil del mundo que permita jugar a cualquier juego de PC o Steam, con la máxima calidad, fuera de casa”, presume Daniel Fernández, uno de los cofundadores.

La máquina puede usarse, además, como un ordenador portátil, con Windows 10 o Linux, donde ejecutar programas, navegar por internet o reproducir películas. Y puede conectarse a un televisor para disfrutar los juegos en pantalla grande.

“La ventaja es que con nuestra consola los usuarios no tienen que volver a comprar los juegos de ordenador que ya tienen. Pueden utilizar todos los títulos que tengan en su casa o en la librería Steam, sin gasto extra”, dice Fernández, que recuerda que Steam es la mayor plataforma de juegos de PC del mundo. Es propiedad de Valve y hoy cuenta con más de 120 millones de usuarios y un catálogo de más de 3.500 juegos. “Esto es muy importante, porque nos evita tener que convencer a los desarrolladores que creen juegos para nuestra consola”, añade otro de los socios, Antonio de la Torre.

Pese a ser un desarrollo español, la Smach Z estará orientada al mercado internacional, en especial a EEUU, Europa y Rusia, donde los usuarios de juegos Steam no paran de crecer.

Los responsables del proyecto subrayan que han alcanzado un acuerdo con la compañía valenciana ImasD para la producción y desarrollo de la consola. “Preferimos que se fabrique en España y no en China porque eso nos permite poder tener un mayor control y calidad del producto final. Aquí hay talento y tecnología suficiente para competir con productos al mismo nivel que los chinos o los americanos”, asegura De la Torre. En concreto, resaltan que ImasD cuenta con más de 10 años de experiencia en la producción de hardware, dispositivos móviles y tabletas.

Smach Team recibió este año su primera inyección de capital de la incubadora Mola, junto con otros inversores privados. Una inversión que destinaron a financiar la producción del primer prototipo. Hasta la fecha, la firma ha invertido más de 150.000 euros y el plan es invertir otros 300.000 euros en el diseño y desarrollo de la versión final.

La compañía, que se fundó en 2015, iniciará el 18 de octubre una campaña de financiación en Kickstarter, la mayor plataforma de crowdfunding del mundo. Allí, los inversores podrán reservar la consola y otros accesorios exclusivos a un coste inferior (50 euros menos) al precio final del mercado. Estará la versión normal por 299 euros y la Pro con el doble de RAM y disco duro, cámara, 4G y otros extras, por 499 euros. Aunque el lanzamiento al mercado está previsto para diciembre de 2017, quienes participen en la campaña de Kickstarter podrán tener la consola el próximo marzo.

Objetivo: ventas de 52 millones de euros en 2019

Gracias a Kickstarter, la compañía espera obtener 3.000 preventas para que la primera producción sea rentable. Después iniciará la preventa a través de su web y durante 2017 esperan alcanzar las 5.000 reservas antes del lanzamiento oficial. En diciembre de ese año, la Smach Z estará disponible en la tienda online de la compañía y será en abril y diciembre de 2018 cuando salten a canales de distribución digitales de terceros (Amazon, Rakuten o Zavvi) y físicos (grandes almacenes y tiendas especializadas). “Estimamos llegar a las 50.000 unidades durante 2018 y en 2019 llegar a las 150.000 unidades, lo que supondría una facturación de 52,5 millones de euros”.

Sobre la consola, destacan su potencia (lleva un chip nuevo de AMD) que permite jugar a cualquier juego de ordenador. “La potencia de procesador gráfico es superior a cualquier consola portátil del mercado”, dicen. Lleva pantalla táctil de 6 pulgadas con resolución Full-HD, una batería que aguanta 5 horas. Su manejo es fácil gracias a sus controles customizables.

Normas