Infraestructuras

ACS pugna con rivales de EE UU por un puente de 2.400 millones en Canadá

Único grupo español en la final para construir y operar el puente Massey

Ferrovial y Acciona, aliadas a firmas coreanas, se han quedado en el corte

Recreación del futuro puente que sustituirá al túnel George Massey en el área de Vancouver (Canadá).
Recreación del futuro puente que sustituirá al túnel George Massey en el área de Vancouver (Canadá).

ACS ha puesto buena parte de su artillería disponible en Norteamérica en la disputa de la concesión del nuevo puente Massey, en Canadá, con obras previstas que superan los 2.300 millones de euros al cambio actual. El grupo español ha alcanzado la final del concurso liderando un consorcio en el que también figuran Aecon y Star America Infrastructure Partners, y en el que ha colocado a las filiales ACS Infrastructure Canada, Hochtief PPP, Dragados Canada y Flatiron, las dos últimas como potenciales constructoras.

Se trata de una de las más destacadas concesiones en juego en Norteamérica, por la que hay otros dos potentes finalistas: el primer consorcio con Kiewit, Macquarie y Vinci, y el segundo formado por Fluor, John Laing y SNC-Lavalin. El nuevo pulso entre ACS y dos de sus mayores rivales al otro lado del Atlántico, por el liderazgo del dinámico mercado canadiense, está servido.

Allí dominan las empresas estadounidenses, al margen de la fuerte implantación de la firma local SNC-Lavalin, en pugna con firmas españolas. Los rivales de ACS por el nuevo puente Massey, Fluor y Kiewit son tercer y cuarto contratista internacional de obra civil en Canadá, tras PCL Construction y Bechtel, todas ellas entre las grandes firmas de infraestructuras de EE UU. ACS ocupa la séptima posición y es la primera española en este activo mercado.

Ni rastro en la final de los grandes conglomerados asiáticos, cuyo interés se extiende ya por toda América. De hecho, se han quedado por el camino las propuestas de Ferrovial y Acciona, la primera en alianza con la coreana Hyundai, y la firma de la familia Entrecanales junto a la francesa Eiffage y la también coreana Daelim. Un tercer consorcio, de los seis que se habían precalificado, estaba encabezado por la canadiense Plenary, la italiana Astaldi y la estadounidense Ledcor. La adjudicación se espera en el verano de 2017.

Paso entre Canadá y EE UU

El proyecto consiste en la construcción de un puente sobre el río Fraser que sustituirá al túnel George Massey, que fue excavado en 1959 y cuya intensidad de tráfico es de 80.000 vehículos diarios. El viejo paso, de 629 metros, constituyó la primera experiencia en Norteamérica con un túnel bajo el agua.

La infraestructura, en el corredor de la autopista 99, en las cercanías del aeropuerto de Vancuver y de la frontera de Canadá con EE UU en la costa Oeste, es clave para el tráfico de mercancías entre ambos países y desde los puertos del Pacífico hacia el interior de Canadá. La 99 conecta Vancouver y Richmond con la interestatal estadounidenses 5, que va a Bellinham, Everett, Seattle y, más al sur, hacia Portland.

El puente Massey contará con diez carriles y una de las exigencias técnicas es que se aporten las últimas soluciones antisísmicas. De forma adicional, la adjudicataria tendrá que construir nuevos enlaces con las carreteras circundantes, la sustitución del puente vecino Deas Slough y el desmantelamiento de este último. El comienzo de las obras está previsto para el próximo año y la apertura del puente se ha fijado en 2022.

En la Columbia Británica se ha promovido grandes proyectos en los últimos años, como el adjudicado a finales de 2015 por Acciona para la construcción de una presa valorada en casi 6.000 millones (Clean Energy Site C) o el gasoducto de 4.300 millones Coastal Gaslink.

Normas