Alimentación

Calvo prevé alcanzar los 840 millones de facturación

Mané Calvo, consejero delegado de Calvo.
Mané Calvo, consejero delegado de Calvo.

El grupo de alimentación español Calvo tiene como foco el exterior. Su país de origen hace tiempo que dejó de ser su primer mercado, que es Brasil acaparando prácticamente la mitad de sus ventas. Y España seguirá perdiendo peso en un balance en el que ya el 80% del negocio procede de fuera de sus fronteras.

Así lo aseguró ayer el consejero delegado de la compañía, Mané Calvo, en el foro de empresa familiar organizado por Esade y Deloitte. El directivo, representante de la tercera generación de la familia en la compañía, apuntó a este crecimiento internacional como impulsor del crecimiento y avanzó que prevé alcanzar los 840 millones de euros al cierre de este año, por encima de las iniciales proyecciones del grupo. El ejercicio pasado cerró con 787 millones en ventas.

Desde que Mané Calvo llegara a la dirección de la empresa, en 2006, la compañía ha duplicado sus ventas y ha disparado el volumen de producto comercializado. “Si nos hubiésemos quedado en España la facturación se habría quedado en 200 millones, la cifra que teníamos en los ochenta”, apuntó.

Tras Brasil, y por encima de España, Italia es su segundo mercado. Los países centroamericanos ocupan la cuarta posición y Argentina el quinto. Tras estos, y de manera muy atomizada, se encuentran hasta 70 países donde Calvo tiene presencia con sus distintas marcas aunque de forma más testimonial.

De entre estos, el consejero delegado afirmó que hay “dos o tres mercados”, que no especificó, en los que van a centrar sus esfuerzos en los próximos años. Uno de ellos podría ser EE UU, donde la empresa ya vende, especialmente en la costa este, a través de su marca italiana. “Es un mercado difícil y el crecimiento es lento, pero sostenido”, explicó Mané Calvo.

Respecto al futuro, el directivo confió en mantener la tendencia de crecimiento de los últimos años. “Nunca hemos crecido más de un 5% o 6%, pero se mantiene la tendencia”, apuntó. Para ello, señaló como fundamental los trabajos que realizan en innovación y el lanzamiento de nuevos productos. “En España nos unen rápidamente con el atún, pero en otros países lanzamos productos nuevos”, apuntó. “Hay que adaptarse a los gustos de cada mercado, no se consume igual que en España”, señaló.

Para mantener su tendencia creciente, el directo no contempla la entrada de nuevos socios, en especial de capital riesgo. “Nunca nos han llegado esas ofertas, si se producen las estudiaremos, pero la familia no quiere salir del negocio”, afirmó. Actualmente los Calvo tienen el 60% del accionariado y el resto es de la italiana Grupo Bolton.

Normas