Emprendimiento

Atomico: “El mercado europeo de ‘start-ups’ está que arde”

La feria de emprendimiento South Summit comienza este miércoles en Madrid

Niklas Zennstrom, cofundador de Skype, y Alexis Bonte, de eRepiblik
Niklas Zennstrom, cofundador de Skype, y Alexis Bonte, de eRepiblik

"El ecosistema europeo de las startups está que arde. Es maravilloso”, afirmó ayer Niklas Zeenstrom, cofundador de Skype y actual consejero delegado del fondo de inversión en emprendimiento Atomico, que ya ha invertido en más de 50 empresas tecnológicas. Con sus palabras dio el pistoletazo de salida el South Summit, uno de los encuentros de emprendimiento más importantes en Europa donde fondos de venture capital y emprendedores buscan oportunidades en Madrid. Frente a esta mirada optimista sobre este buen momento del emprendimiento digital europeo, Zeenstrom señaló también los principales retos que deben superar las compañías nóveles: “En Europa hay startups increíbles, pero les falta aún tamaño, escalar, ambición global”.

En contraste con la situación en Estados Unidos, el gurú tecnológico que cuenta en su cartera de inversiones con ólares de inversión y empresas como Hailo (la app de petición de coches), Fon (una comunidad wifi global) o Last.fm (una red social de música) apuntó a la necesidad de paliar la “gran fragmentación” del mercado europeo. Para ello, invitó a los emprendedores del viejo continente a fijarse en modelos de éxito como Uber o Skype para seguir la senda ya recorrida. Otro de los consejos que Zeenstrom dedicó a las jóvenes tecnológicas es marcar la diferencia con respecto a la competencia a través de la personalidad del propio fundador.

Con todo y con esto, el fundador de Skype cree que en 20 años se va a vivir una transformación en todos los sectores productivos. Un proceso que, según apuntó, ya está ocurriendo en sectores como la movilidad, con el éxito de compañías de alquiler de coches eléctricos Car2Go o de coches con conductores Cabify. Una ruptura que se ha producido del mismo modo en el mercado del turismo, con la irrupción de la empresa de alojamientos entre particulares Airbnb. O el mercado bancario o de inversión que, relató, ha visto también como nuevas empresas tecnológicas de servicios financieros o plataformas de financiación colectiva (crowdfunding) están accediendo a su nicho. “Es una nueva revolución industrial”, coincidió Javier Uriarte, director general de comercialización de Endesa.

En la línea de vaticinar un advenimiento de una tercera revolución industrial, se posicionó también en este forum el cofundador de Linkedin, Allen Blue: “Cuando comenzamos en 2009 nuestros competidores para fichar ingenieros eran las grandes compañías como Google o Twitter, ahora tenemos que competir con miles de startups”. De este modo estableció que los deberes de las compañías nóveles europeas para triunfar es fijar claramente un problema que quieren solucionar.

La irrupción de las fintech

Uno de los sectores donde las startups más están despuntando son las denominadas fintech, empresas tecnológicas de servicios financieros. "No vemos a las fintech como una amenaza, sino como una forma de aprender y mejorar", ha asegurado Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell. Una opinión compartida por su homólogo en el BBVA, Carlos Torres: "Vivimos tiempos de transformación, en los que la aparición de nuevas tecnologías está creando nuevas oportunidades en todas partes". Están surgiendo nuevas empresas en el sector como GoCardless, una plataforma de medios de pago que gestiona y realiza tus domiciliaciones bancarias de las empresas automáticamente. "Tenemos clientes como Financial Times o Trip Advisor", ha explicado Carles Marcos, representante de ventas. En todo el mundo tienen 20.000 clientes y ya operan en España. "El crecimiento es enorme, ya trabajamos con más de 400 empresas aquí", ha señalado Alfonso Saínz de Baranda, un joven que emprendedor, que tras ser consultor de banca y fundar una startup, decidió incorporarse a GoCardLess en 2015.

 Las entidades bancarias tradicionales intentan transformarse para ofrecer novedades al mercado, como ha hecho ING con el lanzamiento de TwypCash, la aplicación para sacar dinero en supermercados como Dia o gasolineras. "Tratamos dar soluciones innovadoras a los clientes", aseguran desde la compañía. 

La alimentación, el próximo desafío

De cara al futuro, es el mercado de la comida el que representa el nuevo campo a conquistar por las nuevas tecnológicas. Esta es la opinión de Ralf Wenzel, cofundador de la plataforma de solicitud de comida a domicilio Foodpanda en una conferencia en este mismo encuentro de emprendedores. El primer reto que tiene que afrontar el sector de la alimentación para digitalizarse es, según su opinión, el de ofrecer un servicio más personal. En este sentido, Wenzel apuntó hacia un modelo de única plataforma que unifique todos los restaurante con reparto a domicilio, un “Spotify de la comida”.

Otros de los desafíos del sector son la transparencia y la precisión. “El consumidor debe conocer qué está comiendo, a qué procesos está sometido y cómo ha llegado a su plato”, explicó el consejero delegado de Foodpanda. En esta línea se manifestó también Isabel Hoffman, cofundadora de Tell Spec. Esta aplicación utiliza espectroscopia, técnicas bioinformáticas y algoritmos para analizar los alimentos que ingiere el consumidor a nivel molecular.

También José del Barrio –fundador de la española La Nevera Roja, que tras haber sido adquirida por el grupo danés Just Eat en 2015 cerró su web y perdió su marca el pasado 1 de octubre– consideró que la calidad del producto será una de las claves del sector de la entrega de comida a domicilio en el futuro. A este se le suma un importante papel que desempeñará el Internet de las Cosas. El actual consejero delegado del fondo de venture capital Samaipata consideró que una apuesta por la interconexión de los objetos desplegará un abanico de nuevas oportunidades al permitir preveer qué pedirá el condumidor en el futuro. Explicó también que la nueva tecnología del sector se completará con el desarrollo del coche autónomo, que permitirá reducir tanto los costes como el tiempo de espera.

“Quien invierta ahora en el reparto de comida a domicilio, entrará rápidamente en un sistema con muchos beneficios”, vaticinó Wenzel. Y es que, según la consultora Euromonitor, el sector crecerá un 10% entre 2015 y 2020 para llegar a facturar unos 93.400 millones de dólares, en el que compiten una filial de Uber –presente en seis países de los cinco continentes– o Deliveroo, que cerró en julio una ronda de financiación por 247 millones. “No dejemos que ganen los estadounidenses o los alemanes. Hagámoslo los españoles”, comentó Del Barrio.

 

Normas